Menú
Estos hábitos puede que te hagan engordar

ENGORDAR

Estos hábitos puede que te hagan engordar

Es posible que sin darte cuenta estés teniendo algunos hábitos que te hacen engordar, ¡puedes evitarlo!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si perder peso fuera fácil nadie tendría sobrepeso y las personas no se gastarían su dinero en dietas milagro. Desafortunadamente, los hechos son indiscutibles: para muchos, una tortilla de chile con queso es más deliciosa que una tortilla de clara de huevo vegetariana, las patatas fritas saben mejor que las ensaladas y el pollo es más sabroso cuando está rebozado y frito.

Un peso saludable es mucho más fácil de lograr cuando las elecciones correctas se convierten en una segunda naturaleza. En otras palabras, los objetivos de pérdida de peso son más alcanzables cuando las elecciones saludables se convierten en hábitos saludables. A continuación vamos a comentarte algunos hábitos que es mejor que no hagas más en tu vida para poder bajar de peso más fácil.

Quedarte corto en agua

Beber suficiente agua mantiene nuestra piel luciendo joven y saludable y nuestro sistema digestivo corriendo a toda máquina. La hidratación adecuada también puede ayudar cuando te preocupa el peso.La fatiga es uno de los primeros signos de deshidratación leve. Mucha gente malinterpreta esa sensación de lentitud como el hambre y comen para aumentar la energía.

Sin embargo, el impacto de la hidratación en la pérdida de peso va más allá de la prevención de mensajes corporales mal interpretados. Reemplazar las bebidas dietéticas con agua ayuda a las personas con sobrepeso y obesidad a perder más peso.

Pero, ¿cuánta agua es la cantidad correcta? Lo ideal es poco más de litro y medio, entre 8 y 12 vasos de agua diarios. Aunque es necesario tener en cuenta que cada cuerpo es un mundo y tú deberás saber cuánta agua es la que necesitas dependiendo de tu actividad diaria. Aunque recuerda que beber agua sin sed, siempre será una buena opción.

 Las proteínas ayudan a mantener el cuerpo saciado Las proteínas ayudan a mantener el cuerpo saciado

Escatimar en proteínas

Recuerda esto: las proteínas ayudan a mantener el cuerpo saciado, no hace falta tomar carbohidratos para ello. Las opciones saludables de proteínas magras incluyen pollo, lomo de cerdo, cortes magros de carne de res y mariscos. También puedes incluir proteínas en tus comidas en forma de huevos, queso, mantequilla de maní, nueces, yogur griego o barras de proteínas.

Exagerar con las calorías líquidas

Di sí al agua, al té o al café sin azúcar y no a los refrescos, los zumos y esas amadas bebidas de café mezclado. El café y el té sin calorías proporcionan antioxidantes beneficiosos; sin embargo, puedes sabotear fácilmente tu taza añadiendo cremas calóricas y aderezos dulces como caramelo y crema batida que pueden añadir cientos de calorías sin que te des ni cuenta.

Las calorías líquidas también suelen venir en forma de bebidas alcohólicas, y también deberían ser limitadas. Si no puedes prescindir, lo recomendable es optar por el vino, cerveza ligera o licor con una batidora no calórica como agua, gaseosa o gaseosa dietética. Las mujeres deberían limitar el consumo de alcohol a una bebida por día, y los hombres deberían detenerse a las dos.

Si perder peso fuera fácil nadie tendría sobrepesoSi perder peso fuera fácil nadie tendría sobrepeso

No dormir lo suficiente

Ni siquiera necesitas ser consciente para trabajar en perder pesoDormir lo suficiente parece ser un factor importante para lograr y mantener un peso saludable. Las mujeres que duermen cinco horas o menos cada noche pesan más que las mujeres que duermen siete horas o más. La razón son las hormonas, específicamente la leptina y la grelina. 

La falta de sueño causa una reducción en los niveles de leptina, mientras que también hace que aumenten los niveles de grelina. El alto nivel de grelina estimula el apetito, mientras que el bajo nivel de leptina hace sentirse insatisfecho después de comer, dejándote más hambriento durante las horas de vigilia y, probablemente, más pesado.

Saltar el desayuno

Puede ser difícil tomarse un tiempo para el desayuno durante la prisa por salir por la mañana, pero si estás tratando de perder peso o no recuperarlo, haga un esfuerzo extra para comenzar y forzar a tu metabolismo a quemar mas calorías.

El desayuno perfecto combina carbohidratos complejos con proteínas y un poco de grasa saludable. Prueba dos huevos revueltos con una rebanada de pan integral tostado, una taza de yogur griego con un puñado nueces picadas revueltas. Si por lo general tienes prisa en la mañana, abastecerse de barras de proteína con bajo contenido de azúcar y desayunar durante el viaje matutino también es una opción.

Artículos recomendados