Menú
Hacer ejercicio después de comer no es tan malo como parece

EJERCICIO

Hacer ejercicio después de comer no es tan malo como parece

¿Crees que hacer ejercicio después de comer es malo para tu salud? Descubre realmente cómo debe ser el ejercicio después de comer...

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Es más que probable que hayas escuchado una y dos veces (o más) que hacer ejercicio después de comer está totalmente desaconsejado y que es mejor a que esperes a haber acabado la digestión. Realmente es verdad en algunos casos, pero si tienes en cuenta algunas indicaciones, es más que probable que hacer ejercicio después de comer no sea nunca más un motivo de preocupación.

Por este motivo, si tu horario diario solo te permite de tiempo hacer ejercicio después de comer, entonces es importante que consideres algunos consejos a tener en cuenta.

 Es mejor comer una pequeña cantidad de comida tres cuartos de hora antes de hacer ejercicio Es mejor comer una pequeña cantidad de comida tres cuartos de hora antes de hacer ejercicio

¿Debes comer antes de hacer ejercicio o es mejor hacerlo con el estómago vacío?

Para poder responder a esta pregunta deberás hacerte otras antes: ¿Cuánto tiempo pasará entre la comida y el entrenamiento?, ¿Qué comerás?, ¿Qué tipo de ejercicio quieres hacer? ¿Qué ejercicio prefieres hacer? La opción de comer o no antes de hacer ejercicio, cuándo comer o qué comer, puede variar de una persona a otra. Aquí hay algunos puntos que debes tener en cuenta:

-La comida es tu combustible. Normalmente el cuerpo utilizará todas las fuentes de energía disponibles durante el ejercicio (carbohidratos, proteínas o grasas). El tipo principal de combustible que use tu cuerpo dependerá del tipo de ejercicio, de la intensidad y de la duración del mismo. Tu cuerpo necesita combustible para funcionar y la comida es lo que te proporciona energía. Si te saltas la comida, estarás privando a tu cuerpo de la energía que necesitas según la intensidad que desees.

-Cuándo comes es importante. Los expertos no están de acuerdo sobre cuándo es mejor comer. Algunos dicen que es mejor comer una pequeña cantidad de comida tres cuartos de hora antes de hacer ejercicio. Otros en cambio, dicen que se puede comer una comida baja en grasas, alta en carbohidratos y rica en proteínas de tres a cuatro horas antes de hacer ejercicio. Los carbohidratos te proporcionan el glucógeno que necesitas para hacer ejercicio.

-Lo que comes es importante. Los carbohidratos complejos proporcionan el combustible necesario para el ejercicio y también te aportan nutrientes y fibra. Pero es necesario evitar los carbohidratos refinados o simples como el pan blanco, las galletas, los refrescos u otros alimentos envasados o procesados.

Cuánto debes comer antes de hacer ejercicio

¿Quieres disfrutar de una comida completa y luego hacer ejercicio? La Fundación Nacional de Obesidad te aconseja que no lo hagas porque las personas necesitamos una media de 3 horas para que el estómago sea capaz de digerir una gran comida. Hacer ejercicio con el estómago lleno probablemente puede causarte dolor de estómago y cólicos, e incluso náuseas y diarrea. Entonces, si planeas hacer ejercicio dentro de una hora, entonces es mejor que te decantes por comer una pequeña comida.

Hacer ejercicio con el estómago lleno probablemente puede causarte dolor de estómago Hacer ejercicio con el estómago lleno probablemente puede causarte dolor de estómago

Si por el contrario no haces caso de las recomendaciones de los expertos y decides hacer ejercicio después de haber tenido una gran comilona, debes saber que podrás sufrir bastante y que incluso, debas dejar de hacer el ejercicio que estés realizando por el malestar.

A partir de ahora, si quieres hacer deporte después de comer, primero tendrás que pensar en qué es lo que quieres comer y cuándo comerlo. Una vez que tengas esto claro, entonces no podrá faltarte un horario establecido para tu ejercicio, siempre siguiendo las indicaciones.

Si en algún momento del ejercicio no te sientes bien o crees que algo no funciona cómo debería funcionar, entonces, tendrás que acudir a tu médico y explicarle cuáles son los síntomas que estás teniendo y qué es lo que piensas que puede estar sucediéndote. Deberás explicarle también qué has comido por última vez y cuánto tiempo ha pasado desde que comiste hasta que comenzaste a hacer tu ejercicio.

Artículos recomendados