Menú
Cómo saber si tu hijo está deshidratado

SALUD INFANTIL

Cómo saber si tu hijo está deshidratado

¿Sabes cuáles son las señales que indican que un niño está deshidratado? ¡Es de vital importancia saberlo!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Los niños se deshidratan muy fácilmente pero ellos no saben qué les está ocurriendo, por lo que tú, como adulto, debes estar atento/a a las señales y poner remedio. Cuando un niño se deshidrata es porque está perdiendo líquido y no está bebiendo lo suficiente. Las señales de deshidratación temprana son sutiles, hay niños que pueden estar bastante tiempo sin beber agua... pero la deshidratación severa puede tener complicaciones serias, por todo esto es importante saber en qué fijarse antes de que el niño llegue a este punto.

Causas

En casos raros, no beber suficientes líquidos o sudar demasiado puede causar deshidratación. Esto es especialmente importante en bebés y niños pequeños. El tamaño corporal más pequeño contiene, naturalmente, menos líquido que el cuerpo de un adulto, por lo que son más susceptibles a la deshidratación.

La forma más común en que un niño puede perder líquidos es si tiene una infección estomacal que los hace vomitar, tiene diarrea frecuente o ambos. En ese caso, es casi inevitable que terminen al menos un poco deshidratados. Con menos frecuencia, la deshidratación puede ser causada por una condición crónica. Por ejemplo, los niveles altos de azúcar en la sangre en un niño que tiene diabetes pueden hacer que orine con más frecuencia de lo habitual.

Los niños se deshidratan muy fácilmenteLos niños se deshidratan muy fácilmente

Síntomas

Si un niño muestra alguno de estos síntomas de deshidratación leve a moderada, deberás consultar con tu pediatra o médico de cabecera para averiguar qué hacer:

  • La boca está seca y la lengua también
  • No orina todo lo que suele orinar
  • La respiración y el ritmo cardíaco se aceleran
  • Los brazos y las piernas están fríos al tacto
  • Tiene apatía o está de mal humor
  • Los ojos parecen hundidos sin lágrimas cuando lloran
  • Los capilares tardan en llenarse de sangre (puedes probar esto en la uña de tu hijo, aprieta suavemente la uña y si tarda más de dos segundos en volver a su color rosado normal, el niño se está deshidratando).
  • Tienen una respuesta lenta a la turgencia de la piel (para comprobar esto, aprieta suavemente un pliegue de piel en su vientre, sostenlo durante unos segundos y suéltalo. Si la piel tarda más de dos segundos en volver a la normalidad, sus niveles de líquido comienzan a disminuir y tu hijo se está deshidratando).

A medida que un niño comienza a deshidratarse más severamente, los síntomas también empeorarán:

Cuando un niño se deshidrata es porque está perdiendo líquidoCuando un niño se deshidrata es porque está perdiendo líquido
  • Problemas para beber o se siente incapaz de beber
  • La boca y la lengua están secas o resecas
  • No hará pipí
  • El ritmo cardíaco se acelerará, pero su pulso se debilitará y comenzará a respirar con dificultad
  • Sus brazos y piernas se sentirán fríos y su piel se verá moteada
  • Los capilares tardarán más de un par de segundos en rellenarse
  • Tomará más de dos segundos para que un pliegue de piel sobre su vientre regrese a la normalidad.

Si un niño llega a esta etapa, se considera una emergencia. Es posible que deban ser hospitalizados para que puedan recibir líquidos por vía intravenosa lo antes posible.

Prevención

Cada vez que un niño vomita mucho o tiene diarrea prolongada, corre el riesgo de deshidratarse. Puedes asegurarte de que eso no suceda si haces que tu hijo beba más líquidos. Los líquidos claros, como el agua, los cubitos de hielo o una solución de rehidratación de electrolitos por vía oral son las mejores opciones. Las soluciones de electrolitos se pueden encontrar en la mayoría de las farmacias. Asegúrese de seguir las pautas de dosificación según el peso que tiene tu hijo. Evita la leche o los productos lácteos y evita también las bebidas deportivas también porque los azúcares adicionales pueden empeorar la diarrea.

No quieras darle mucha agua de una sentada, es mejor darle cucharaditas de agua o de solución rehidratante cada 15 minutos para ayudarle a rehidratarse lo suficientemente rápido.

Artículos recomendados