Menú
Diferencias entre hipoacusia y sordera

PROBLEMAS AUTIDIVOS

Diferencias entre hipoacusia y sordera

Es muy común utilizar el término "sordo" para nombrar a todas las personas que tienen pérdida auditiva, algo que es incorrecto además de muy molesto para aquellos que lo padecen.

Antonia Torres Gutiérrez

La pérdida auditiva afecta a muchas personas en diferentes grados. Aunque existen distintos términos médicos que se utilizan para diferenciar los posibles casos, la mayoría de las personas tiende a generalizar y a utilizar el término sordera de forma indiscriminada.

Esto es algo del todo incorrecto que además, molesta mucho a las personas que lo padecen. Ciertos términos, se utilizan en muchos casos para etiquetar a las personas, algo que se hacía en la antigüedad donde apenas existía información. Pero hoy en día donde existen una importante lucha por la inclusión social de las personas con cualquier tipo de discapacidad, es fundamental utilizar los términos correctos en cada caso.

En cuanto a la pérdida auditiva, existen dos términos que, aunque hacen referencia a la pérdida de la audición, son definiciones completamente distintas en cuanto a sus características y en la forma en que afectan a la forma de comunicarse a las personas que la padecen.

En el caso de la hipoacusia, la pérdida de la capacidad auditiva no es totalEn el caso de la hipoacusia, la pérdida de la capacidad auditiva no es total

¿Cuáles son las diferencias entre hipoacusia y sordera?

La deficiencia auditiva, es el término global que se utiliza cuando existe una pérdida de la audición, independientemente del grado de la misma. Esta sería la forma correcta de diferenciar a las personas que por cualquier causa, padecen de algún problema auditivo. Dentro de la deficiencia auditiva, existen dos conceptos que definen los diferentes grados de pérdida de audición y las características de cada condición, que son la hipoacusia y la sordera.

Ambos términos engloban la pérdida de la capacidad auditiva, pero en todos los casos la falta de audición no es la misma y esto es lo que marca la diferencia entre hipoacusia y sordera. Cuando existe una pérdida de audición superior a 70 decibelios, se llama sordera. Por el contrario, cuando esta deficiencia es menor a 70 decibelios, se considera hipoacusia.

Qué es la sordera

La sordera, es cuando existe una pérdida de la audición superior a 70 decibelios. En este caso, la persona sólo puede percibir algunos ruidos ambientales fuertes, como puede ser el sonido de un avión a baja altura, una sierra mecánica en funcionamiento, el tubo de escape de una motocicleta e incluso el de una aspiradora.

Este problema auditivo, causa en el paciente la incapacidad de recibir, asociar o comprender los sonidos, tanto los ruidos naturales existentes en el medio ambiente, como los emitidos mediante la lengua oral.

Las personas que padecen de sordera, utilizan el sentido de la vista como principal medio de comunicación. De esta forma, pueden leer los labios de las personas para entender lo que expresan. El método más utilizado por las personas sordas para comunicarse, es la lengua de signos.

Qué es la hipoacusia

En el caso de la hipoacusia, la pérdida de la capacidad auditiva no es total. Existe un porcentaje de deficiencia menor a 70 decibelios, por lo que la persona que la padece en este caso, tiene la capacidad de percibir más sonidos que en el caso de las personas con sordera.

La hipoacusia es una pérdida leve o moderada de la audición, y la persona que padece esta deficiencia auditiva, puede escuchar sonidos como el llanto de un bebé, o el ladrido de un perro. Generalmente, las personas con hipoacusia suelen utilizar tanto el oído como la lengua oral para comunicarse.

Aunque las personas con hipoacusia tienen la capacidad de comunicarse de forma oral, es importante tener en cuenta que pueden tener dificultades para expresarse de forma correcta. Sobre todo porque es muy posible que tengan problemas en la articulación y la entonación.

Lo más frecuente es que existan distintos grados de hipoacusiaLo más frecuente es que existan distintos grados de hipoacusia

Sistemas auxiliares de audición

Una forma de mejorar la capacidad auditiva de las personas con hipoacusia, es a través del uso de aparatos auditivos o audífonos. Estos sistemas, mejoran mucho la facultad de escuchar en muchos casos, algo que facilita la posibilidad de comunicarse y relacionarse socialmente a las personas que padecen este tipo de problema.

No obstante, cuando la pérdida de la audición es muy importante, quizá se recomiende la opción de colocar un implante coclear. De esta forma, se podría mejorar notablemente la condición de las personas con problemas auditivos, especialmente en niños.

Deficiencia auditiva en niños

Si tienes un hijo con deficiencia auditiva, es muy importante que conozcas cuál es el grado de pérdida en su caso. De esta forma, podrás proporcionarle las herramientas necesarias para mejorar sus capacidades. En la actualidad, es muy raro que se den casos de una pérdida total de la capacidad auditiva.

Lo más frecuente es que existan distintos grados de hipoacusia, por este motivo, cada vez es más común utilizar el término deficiencia auditiva y no la sordera como se utilizaba hasta hace poco.

Es importante recalcar, que la deficiencia auditiva no afecta a la capacidad intelectual de las personas que la padecen. Esta es tan solo una condición, una peculiaridad más, que no se debe utilizar para etiquetar a las personas.

Artículos recomendados