Menú
Mamografía

PRUEBAS MÉDICAS

Mamografía

¿Sabes para qué sirven las mamografías? Descubre qué son, para qué sirve, cuándo deben realizarse, etc.

Sergio Gallego Uvero

La mamografía es una prueba médica que deben realizarse todas las mujeres con el fin de detectar el cáncer de mama antes de que se puedan presentar los primeros síntomas. Se trata de una prueba realmente importante ya que gracias a la misma se pueden detectar a tiempo futuros tumores y evitar que se demasiado tarde para tratar a los mismos.

La mamografía puede descubrir el tumor años antes de que llegue a desarrollarse aunque a día de hoy no es una prueba infalible al 100% y siempre hay casos que no llegan a detectarse a tiempo. Acto seguido te hablo mucho más detalladamente de la mamografía y de la eficacia que tiene a la hora de detectar futuros tumores y cáncer de mamas.

Lo recomendable es efectuarse una mamografía al año al cumplir los 40 años de edadLo recomendable es efectuarse una mamografía al año al cumplir los 40 años de edad

Con qué frecuencia hay que realizarse una mamografía

Lo recomendable es efectuarse una mamografía al año al cumplir los 40 años de edad. A partir de los 55 años dicha prueba puede realizarse cada par de años. Esta frecuencia es aconsejable para mujeres que tienen poco riesgo de padecer un tumor ya que no tienen antecedentes familiares ni tampoco han sufrido un tumor anteriormente.

En el caso de tener algunos de los elementos señalados, el especialista será el encargado de indicar la frecuencia con la que debe realizarse dicha mamografía. Lo normal es someterse a dicha prueba de manera anual sobre todo entre los 50 y 70 años que es cuando existe más riesgo de padecer cáncer.

Factores de riesgo para padecer cáncer de mama

Como ya he comentado más arriba son consideradas mujeres de alto riesgo aquellas que cuentan con antecedentes familiares o quienes han padecido cáncer y pueden tener una recaída del mismo. También hay una mutación de un gen llamado BRCA que puede elevar el riesgo de padecer cáncer de mama. En todos estos casos los expertos aconsejan el realizarse mamografías a partir de los 30 años de edad. Dichas pruebas deben complementarse con una resonancia magnética que ayude a confirmar los resultados.

Cómo se realiza una mamografía

En dicha prueba se va examinar cada pecho de una manera individual. La mama se comprime entre dos placas para obtener imágenes de calidad del conjunto de la mama. Se toman imágenes de todas las partes de los senos para que el resultado de la prueba sea lo más fiable posible. En el momento de tomar las imágenes, la mujer debe permanecer lo más quieta posible para obtener un resultado satisfactorio. Es muy raro que haya algún tipo de complicación a la hora de realizar una mamografía ya que se trata de una prueba muy segura.

Consejos relativos a la mamografía

Hay mujeres que producen mucha leche debido a contar con mamas bastante densas. En tales caso es recomendable optar por una mamografía que sea digital con el fin de que se pueda detectar sin problemas todos los tejidos y obtener una imagen mucho más clara y nítida de los mismos.

La mamografía es </p><p>una prueba muy rápida de hacer La mamografía es

una prueba muy rápida de hacer

A la hora de realizarte una mamografía es aconsejable el llevar los resultados anteriores con el fin de que el experto pueda comparar ambos resultados y realizar el mejor diagnóstico posible.

A pesar de que pueda parecer lo contrario, la mamografía es

una prueba muy rápida de hacer y que apenas es molesta. Recuerda que depende de esta prueba el que se pueda detectar a tiempo un posible tumor y la cosa no vaya a más. Un tanto por ciento de los tumores de hoy en día se curan gracias a la rápida detección de los mismos.

Espero que te haya quedado claro en qué consiste una mamografía y no dudes en someterte a la misma cuando llegue tu momento.

Artículos recomendados