Menú
Qué hacer si una persona acaba de despertar de un coma

COMA

Qué hacer si una persona acaba de despertar de un coma

Descubre qué hacer si conoces a una persona que se despierta del coma y por qué tu implicación es importante.

Maria del Carmen Roldán Prieto

El coma es frecuente en las lesiones cerebrales graves, especialmente en las lesiones que afectan el centro de excitación en el tronco cerebral. Entender el coma puede ser complicado porque existen muchos niveles diferentes de coma. En general, se entiende por coma a una falta de conciencia de uno mismo y del entorno. Una persona en coma no puede sentir o responder a las necesidades de su cuerpo o de su entorno.

Una persona en coma:

  • Puede o no tener los ojos cerrados todo el tiempo
  • No se puede comunicar
  • No se puede mover de manera intencional

Debido a que normalmente tienen sus ojos cerrados, muchas personas comparan el estado de coma al dormir. Pero existe una gran diferencia, ya que cuando alguien duerme puedes hacer que se despierte estimulando cualquier de sus sentidos, sin embargo, esto no es posible hacerlo cuando una persona está en coma porque esta persona no tiene control de su cuerpo.

Cuando una persona está en coma, su cerebro no procesa la información de una forma normal por lo que no puede seguir instrucciones ni comunicarse de ninguna manera. La respiración y la presión arterial también se ven afectadas, por lo que pueden necesitar una atención adecuada para que no haya complicaciones respiratorias ni cardíacas.

En cuanto a la recuperación del coma, no hay ningún patrón establecido aunque hay señales que pueden significar una mejoría. Una señal importante de salir de un coma es cuando la persona es capaz de mantener los ojos abiertos durante períodos de tiempo cada vez más largos y despertarse más fácilmente de su "sueño". Al principio puede despertarse por el dolor de un pellizco, por ejemplo, después por el tacto, y finalmente por el sonido, cuando le llaman por su nombre.

No todas las personas que tienen una lesión cerebral salen de un comaNo todas las personas que tienen una lesión cerebral salen de un coma

Emergiendo del coma

No todas las personas que tienen una lesión cerebral salen de un coma. Si lo hacen, pueden seguir un patrón común ya que salir de un estado de coma no es como despertarse de un sueño.

Cuando tu ser querido comienza a "despertar" por primera vez, o a salir del coma, es posible que no pueda enfocar bien sus ojos por lo que puede dar la impresión de que no mira a ninguna parte en concreto. Es posible que no sea capaz de responder a preguntas o a peticiones. Esto puede ser debido tanto a la lesión que padezca como a las medicinas que le hayan administrado en el hospital. El movimiento puede ser otro signo de mejora, pero los movimientos pueden ser aleatorios al principio, y progresará después a moverse por un propósito hasta que ya sea capaz de seguir instrucciones. La conciencia del paciente sobre sí mismo y su entorno aumenta a medida que progresan las mejorías, pero hay que comprender que es un proceso que puede ser lento.

El seguimiento visual y auditivo es otro signo de mejora. El seguimiento se produce cuando el paciente observa alguna cosa en movimiento o gira la cabeza cuando escucha un sonido o una voz que le habla.

La siguiente etapa de mejora es cuando tu ser querido comienza a seguir algunas instrucciones de manera intermitente, estando cada vez más pendiente de su visión y oído. Seguir instrucciones de manera intermitente significa que si le pides que apriete tu mano, no siempre lo hará y esto no significará un retroceso en la recuperación sino simplemente una parte más del camino. A medida que vaya mejorando, podrá realizar lo que se le pide con mayor facilidad.

¿Cómo puedes ayudar en la recuperación?

A medida que el paciente se vuelve más receptivo, se puede medir su nivel de conciencia en función de su comportamiento e interacción con su entorno. Se miden principalmente las habilidades cognitivas del paciente, es decir, sus habilidades de pensamiento y de memoria. Estas habilidades cognitivas son:

  • La capacidad de prestar atención
  • Ser consciente de su entorno
  • Seguimiento de tareas a través de decisiones
  • Capacidad de planificación y organización
  • Conciencia de los problemas así como de su resolución, incluyendo su juicio y razonamiento ante los mismo

Las habilidades de memoria incluyen la capacidad de recordar cosas sucedidas tanto antes como después de la lesión cerebral. Dependiendo de la gravedad de su lesión, algunas o todas estas habilidades ya no serán las mismas.

No hay forma de saber a qué velocidad se recuperará tu ser querido después de despertar del coma. Sus progresos pueden ser rápidos pero también lentos, habrá momentos en los que parezca que el progreso se detiene o que incluso empeore. Pero hay que tener paciencia porque es una recuperación compleja y posiblemente, tu ser querido no vuelva a ser la misma persona que era antes del coma.

Tu ayuda en el proceso de recuperación

Durante el coma

Cuando la persona permanece en estado de coma, es importante estimularla aunque no haya resultados aparentes. Hablarle, ponerle música que le guste, olores, tejidos que le gustase tocar... Cualquier estímulo puede provocar que la persona salga del coma. Pero es muy importante no atosigar, es decir, equilibrar los periodos de estimulación con períodos de descanso.

Si comienza a mostrar respuestas involuntarias, es importante seguir con los estímulos, especialmente hablarle como si pudiera escucharte. Puedes hablarle con normalidad sobre sus seres queridos, sus amigos, su vida, etc. Así como informarle en qué día estáis, qué le ha pasado y por qué está en el hospital. Hay que intentar hablarle de la forma más serena y tranquila posible, con un tono de voz normal.

Primeros pasos tras despertar

Cuando acaba de salir del estado de coma, puede responder levemente a los estímulos sensoriales y probablemente esas respuestas no sean siempre las mismas. Poco a poco podrá responder a peticiones como la de pedirle abrir y cerrar los ojos o apretar tu mano. En este momento puede comenzar a reconocer a familiares y amigos. Es completamente normal que no responda bien a todo o que responda muy lentamente, o que incluso no responda siempre. Hay que darles tiempo y no mostrarles nerviosismo o enfado, al contrario, cuanta más tranquilidad tenga en la habitación y perciba de las personas que le visitan mucho mejor.

Recobrando la conciencia

Una persona que despierta de un coma puede mostrarse muy confusa, tanto que puede enfadarse y llegar a ser agresivo o agresiva, tanto verbal como físicamente cuando ya es capaz de moverse voluntariamente. Puede no comprender que las personas a su alrededor quieren ayudarle, por esto es importante mantener siempre la calma y evitar contrariarle. Es recomendable que no vayan muchas personas a visitarle a la vez porque puede aumentar su confusión, lo ideal es que vayan dos o tres personas como máximo. Si su comportamiento no es bueno, tranquilízale y no te tomes sus comentarios o actitudes como algo personal. No hay que olvidar que está pasando por un momento muy difícil.

Mantener rutinas es muy importante para que su mente se centreMantener rutinas es muy importante para que su mente se centre

Si en vez de estar agresivo tu ser querido se muestra más aletargado, que apenas pone atención en las cosas de su alrededor y tiene mala memoria, es posible que no sepa dónde está o qué le pasó. En este estado se puede agitar más cuando se siente muy cansado, ya que cualquier tarea le supondrá un gran esfuerzo. Es posible que no recuerde como se hacen actividades diarias como vestirse o bañarse. En este estado lo mejor es hacer que se concentre en esas pequeñas tareas, por lo que lo más aconsejable es reducir cualquier tipo de estimulación externa, como las noticias de actualidad, ver la televisión o escuchar la radio. Puedes ayudar a tu ser querido a realizar cualquier actividad que tenga que hacer, repetirles varias veces al día dónde están y por qué, así como la fecha, la hora, el día, etc. También puedes pedirle que haga alguna tarea simple sin tu ayuda, como lavarse los dientes. Mantener rutinas es muy importante para que su mente se centre, por lo que organizar los días con estructuras le ayudará mucho para su recuperación.

El personal médico también te hará sugerencias para que ayudes a trabajar la memoria del paciente. Debido a la memoria, cualquier interacción con el paciente debe de ser corta y sencilla al principio.

Volviendo a la normalidad

Cuando tu ser querido comienza a responder mejor a su estado y realiza las actividades dentro de un entorno estructurado y no estresante, se puede comenzar a tratar con un poco más de normalidad. A pesar de sus progresos puede seguir haciendo las tareas con lentitud, por lo que es recomendable no dejarle solo. Esta situación puede frustrarle porque deseará volver a la vida que tenía antes de la lesión, sin ser realmente consciente de cómo le ha afectado.

En este punto, puedes tener conversaciones más relajadas sobre temas que le interesen. También puedes llevarle recuerdos como objetos o fotografías que le gusten. En este momento puedes empezar a romper un poco las estructuras diarias y mandarle tareas más complejas, siempre y cuando él o ella pueda tolerarlo.

Si acepta los cambios significa que su recuperación va por buen camino y a buen ritmo. Si esto es así no hay que echarse en los laureles tampoco, quiero decir que hay que continuar animándole en todo, sobre todo a continuar con sus progresos, pero siempre tratándole como a una persona adulta aunque necesite supervisión o ayuda.

Conclusión

En definitiva, cuando una persona cercana despierta de un coma entra en un proceso lento y difícil en el que podemos prestarle una valiosa ayuda para que evolucione bien su recuperación. Es muy importante permanecer a su lado porque aunque esté al cuidado de un buen personal sanitario, el calor humano solo se lo puede proporcionar sus seres queridos. Hablarle y permanecer a su lado será la mejor de las ayudas durante todo el proceso.

Artículos recomendados