• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
En directo 'Ni que fuéramos Shhh' rompe con su pasado
SALUD

La personalidad y tu salud: cómo te afecta y cómo mejorarlo

La personalidad y tu salud: cómo te afecta y cómo mejorarlo
Mª José Roldán Prieto
Última actualización: 5 Marzo 2019
¡Comenta!
Según el tipo de personalidad que tengas, tu salud se puede ver perjudicada. ¿Tienes alguno de estos tipos de personalidad?

La personalidad A suelen ser personas competitivas y con hostilidad a causa del estrés que sienten, en cambio la personas con personalidad B suelen ser personas más relajadas y con menos estrés. Las personas con personalidad A pueden tener más problemas de salud que las de tipo B, aunque hay más clases de personalidad que debes conocer para entender cómo tu personalidad puede afectar a tu salud.

Personalidad complaciente

Las personas que quieren complacer todo el tiempo son personas pasivas y que se conforman con facilidad. Este tipo de personalidad puede tener sus ventajas y desventajas. Por un lado, su deseo de complacer a la naturaleza significa que es más probable que sigan las órdenes del médico cuando lo requieran.

Pero en su aspecto negativo, este tipo de personalidad es que su naturaleza pasiva también significa que es más probable que se sientan desesperanzados o impotentes ante un evento de salud negativo. También es probable que tengan menos probabilidades de buscar ayuda cuando algo está mal, pueden sentir que no quieren ser una carga o un inconveniente para los demás.  Cuando se enfrentan a un diagnóstico, pueden simplemente tirar la toalla y asumir que nada de lo que hagan hará una gran diferencia.

Qué hacer para mejorar tu salud

  • Cuídate y no te ignores. Las personas que complacen a veces colocan su propio bienestar en último lugar. Ser consciente de los demás puede ser un rasgo positivo, pero tienes que asegurarte de cuidarte tu salud física y emocional.

  • Papel activo en tu salud. En lugar de centrarte en las influencias externas que afectan tu salud, preste atención a las cosas que puede cambiar a través de tus propias acciones.

  • [Si tiendes a ser una persona neurótica es posible que antes las emociones negativas muestres mucha intensidad=]https://img.bekiasalud.com/articulos/85000/85701/1.jpg[/img]

    Personalidad neurótica

    Si tiendes a ser una persona neurótica es posible que antes las emociones negativas muestres mucha intensidad.  Experimentar reacciones emocionales intensas a desafíos de la vida relativamente menores es común. Pero este rasgo puede ser un predictor de una variedad de trastornos físicos y mentales, incluida la longevidad general de la vida.

    El neuroticismo se ha asociado con el trastorno de ansiedad generalizada, la depresión, el trastorno de pánico, el trastorno de personalidad antisocial y el consumo de sustancias. Aquellos que tienen un alto nivel de neuroticismo pueden tener más probabilidades de experimentar problemas de salud física como enfermedades cardiovasculares, síndrome del intestino irritable y asma.

    Qué hacer para mejorar tu salud

  • Las estrategias preventivas pueden ayudar.  Ser una persona preocupante puede tener riesgos para la salud, pero la ventaja de comprender mejor tu personalidad es que puedes tomar medidas para participar en la atención preventiva.

  • Controla tu preocupación.  La preocupación excesiva puede ser un gran problema, por lo que es importante encontrar maneras de controlar tus pensamientos y reemplazar las emociones negativas con otras más positivas. Las estrategias como la distracción, hablar con un amigo y las técnicas de relajación pueden ser útiles si se encuentra superado por los sentimientos neuróticos.

  • Personalidad afligida

    La personalidad afligida se caracteriza por tener rasgos personales de angustia. Son personas más propensas a las emociones negativas y a la falta de autoexpresión. El estrés, la depresión, la ansiedad, la ira y la soledad también se asocian con la personalidad de este tipo (también conocida como personalidad del tipo D). También puede tener graves consecuencias para la salud. Este tipo de personas tienen cuatro veces más riesgo de muerte en comparación con aquellas con otros tipos de personalidad. Las personas con este tipo de personalidad tienen un riesgo tres veces mayor de problemas cardíacos, incluida la insuficiencia cardíaca. 

    Qué hacer para mejorar la salud

    • Habla con tu médico. Algunos expertos esperan que la detección de estos rasgos en los pacientes cardiacos permita a los médicos conectar a las personas en riesgo con el comportamiento y el asesoramiento cognitivo.

    • Practicar buenas técnicas de manejo del estrés. Los enfoques de autoayuda, como practicar buenas técnicas de manejo del estrés y replantear eventos para enfocarse en emociones más positivas, también pueden ser útiles.

    Personalidad introvertida

    Las personas que tienden a ser más extrovertidas, conscientes y agradables también tienden a ser más saludables. Esto se debe, en parte, al hecho de que las personas que muestran niveles más altos de estos rasgos tienden a comunicarse más efectivamente con sus médicos . Las personas introvertidas, todo lo contrario.

    El apoyo social está vinculado a los resultados de salud física, incluidos comportamientos más saludables, mejores habilidades de afrontamiento y observancia de las rutinas médicas. 

    Es probable que ciertas enfermedades se vean influenciadas por las características psicológicasEs probable que ciertas enfermedades se vean influenciadas por las características psicológicas

    Qué hacer para mejorar tu salud

    Ten un buen apoyo social. Buscar apoyo social es una forma de ayudar a reducir los riesgos potenciales para la salud asociados con tu tipo de personalidad. La falta de apoyo social se ha relacionado con una variedad de enfermedades, incluida la disminución de la inmunidad y un mayor riesgo de enfermedades del corazón.

    La importancia de comprender tu tipo de personalidad

    Es probable que ciertas enfermedades se vean influenciadas por las características psicológicas. La enfermedad cardíaca, por ejemplo, está más fuertemente vinculada al tipo de personalidad que el cáncer. Entonces, ¿por qué la personalidad tiene un impacto en la salud?  ¿Por qué ciertos rasgos están tan ligados a ciertas dolencias? 

    Las respuestas no son concluyentes, pero una posible explicación es que la personalidad afecta el comportamiento y las opciones de estilo de vida. Las personas que son más conscientes pueden tener más probabilidades de tomar decisiones más saludables, mientras que las que tienen un alto nivel de neuroticismo pueden tener menos probabilidades de buscar ayuda médica o tener sistemas de apoyo social más débiles.

    El hecho de que tiendes a tener cierto tipo de personalidad no te condena a tener ciertas dolencias en el futuro. Al igual que con muchas cosas, tu riesgo individual de desarrollar un problema de salud puede depender de una variedad de factores más allá de tu personalidad, incluyendo la genética, el medio ambiente, el estilo de vida y los comportamientos.

    Comprender tu personalidad puede ser una excelente manera de ayudar a determinar qué tipo de opciones o cambios de salud necesitas en tu salud. Al ser consciente de los peligros potenciales que puedes enfrentar, puedes trabajar con un profesional de la salud para elaborar un plan para minimizar los peligros.

    Artículos recomendados