Menú
Por qué el aceite de coco ya no es su superalimento

MITO O VERDAD

Por qué el aceite de coco ya no es su superalimento

Cuando consumimos aceite de coco debemo ser conscientes que tiene un importanta valor calórico y un alto contenido en grasas saturadas.

Sheila González Oliva

El aceite de coco es un alimento que estamos viendo cada vez en más en las cocinas, pero ¿es tan bueno como dicen? Lo primero de todo hay que saber que el aceite de coco es un aceite vegetal. Este tipo de aceite tiene cerca de un 90% de grasas saturadas, por consiguiente, aumenta el colesterol de manera considerable y perjudicial para nuestra salud. Hay que saber que el aceite de coco puede servir tanto para fines de belleza como para un uso alimenticio, pero en esta ocasiones hablaremos del segundo.

No obstante, el aceite de coco puede servir para multitud de usos en la cocina como, para alinear las ensaladas, para poner en tu café o infusión, en tus tostadas, para preparar batidos y postres entre otros. Antes de comprar el aceite de coco hay que buscar uno que sea virgen para que no haya sido.

Aunque celebrities como la modelo Miranda Kerr afirman que lo usan tanto para cocinar sus ensaladas incluso para ponérselo en la piel, la comunidad científica no está de acuerdo y existe cierto escepticismo en cuanto a este alimento y si sus propiedades beneficiosas superan las innumerable grasas saturadas que tiene.

Lo primero de todo hay que saber que el aceite de coco es un aceite vegetalLo primero de todo hay que saber que el aceite de coco es un aceite vegetal

Por el contrario, el uso del aceite de coco para fines estéticos es de lo más beneficioso porque ayuda a tener una melena suave y brillante, puede actuar contra las estrías durante el embarazo, es muy beneficioso para nuestras pestañas, para tener unos dientes blancos y sanos, y un aceite contra las ojeras, entre otros. Estos beneficios no deben hacernos cambiar de opinión cuando lo que vamos a hacer es ingerir este alimento ya que debemos tener cuidado y si decidimos tomarlo, hacerlo de manera muy moderada.

Contradicciones del aceite de coco

Cuando consumimos grasas saturadas lo que ocurre es que se produce un aumento de los niveles de lipoproteína de baja densidad en la sangre, bloqueando de esta manera las arterias y siendo más propensos a padecer enfermedades relacionadas con el corazón. Por otro lado, en el caso de que se consuma este alimento hay que dosificarlo en pequeñas racciones y no sobrepasar los 30 ml por día.

Si se consume diariamente puede provocarnos sobrepeso incluso obesidad, por lo que hay que ser conscientes de que es un alimento que no podemos incluir en nuestra dieta diaria. Asimismo, al igual que el aceite de coco perjudica nuestras arterias, el agua de coco es de lo más recomendada porque hidrata y sacia la sed. Muchos deportivas apuestan por este tipo de bebida para tener un buen rendimiento deportivo.

Debido a estas contraindicaciones el aceite de coco no debe estar en nuestra lista de ingredientes si lo que queremos es bajar de peso. Consumir aceite de coco puede provocar un efecto rebote incluso perjudicas nuestro organismo. Otra de las contradicciones de consumir aceite de coco es que contiene 9 calorías por gramo consumidopor lo que su uso debe ser de lo más moderado.

Karin Michels, directora del Instituto para la Prevención y Epidemiología de Tumores de la Universidad de Friburgo y profesora de la Harvard TH Chan School of Public Health se ha pronunciado al respecto con el tema de que el aceite de coco es 'puro veneno' debido a la multitud de contraindicaciones que tiene ingerir este alimento.

Consumir aceite de coco puede hacernos una digestión más pesadaConsumir aceite de coco puede hacernos una digestión más pesada

Pocos estudios sobre el aceite de coco

Aunque el aceite de coco se haya convertido en estos últimos años en un superalimento, debido a la promoción de algunas celebrities, no quiere decir que sea beneficioso para nuestra salud. Es más, hay que tener cuidado con su ingestas y sobre todo cuando cocinamos alimentos fritos ya que puede alterar su origen inicial y ser perjudiciales para nuestra salud. No obstante, en pequeñas cantidades y no como uso diario el aceite de coco puede ser aceptado, pero no como rutina alimenticia dado que podría afectarnos gravemente a nuestro corazón.

Están también por los que apuestan y afirman que el aceite de coco es beneficioso para nuestra salud y tiene múltiples beneficios, y afirman que existen ciertas contradicciones respecto a este alimento. No obstante, es un debate en el que no muchos expertos se han pronunciado por lo que es un tema en el que no hay mucho sustento científico que llegue a comprobar ni sus beneficios ni sus contras.

Lo que si confirman es su alto contenido en grasas saturadas y la obstrucción de las arterias. Consumir aceite de coco puede hacernos una digestión más pesada que si cocinamos con aceite de olivar, es una diferencia que nuestro estomágo notará si seguimos en la dinámica de consumir aceite de coco.

Por el momento, si se consume este mítico 'superalimento' como es calificado por algunas de las personas que consideran que es beneficioso se debe de hacer en su justa medida para controlar los niveles de colesterol y no aumentar de kilos innecesariamente debido a la ingesta del aceite de coco.

Artículos recomendados