Menú
Los secretos para potenciar tu salud y mejorar tu capacidad cerebral

DESARROLLO CEREBRAL

Los secretos para potenciar tu salud y mejorar tu capacidad cerebral

Si quieres potenciar tu salud y mejorar tu capacidad cerebral, estos son los secretos que debes conocer.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La capacidad cerebral es necesaria potenciarla para poder tener una buena salud ya que puede prevenir enfermedades como el deterioro mental. El ejercicio mental es necesario para la salud del cerebro, también es necesario que tu cuerpo esté en forma. El ejercicio físico ayuda a que tu cerebro se mantenga alerta.

Hacer ejercicio aumenta el oxígeno del cerebro y reduce el riesgo de trastornos que conducen a la pérdida de memoria, como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. El ejercicio también mejora los efectos de químicos cerebrales útiles y reduce las hormonas del estrés. Quizás lo más importante es que el ejercicio juega un papel importante en la neuroplasticidad al aumentar los factores de crecimiento y estimular nuevas conexiones neuronales.

Ejercicio físico

El ejercicio aeróbico es particularmente bueno para el cerebro, por lo tanto, elige actividades que mantengan a la sangre en movimiento. En general, cualquier cosa que sea buena para tu corazón es genial para tu cerebro

¿Te lleva mucho tiempo despejar la niebla del sueño cuando te despiertas? Si es así, es posible que hacer ejercicio por la mañana antes de comenzar el día haga una gran diferencia. Además también te prepara para aprender durante el día. Las actividades físicas que requieren la coordinación mano-ojo o habilidades motoras complejas son particularmente beneficiosas para la mejora de las capacidades del cerebro.

Los descansos en el ejercicio pueden ayudarlo a superar la fatiga mentalLos descansos en el ejercicio pueden ayudarlo a superar la fatiga mental

Los descansos en el ejercicio pueden ayudarlo a superar la fatiga mental y las depresiones de la tarde. Incluso una caminata corta o algunos saltos pueden ser suficientes para reiniciar tu cerebro.

Los ejercicios que usan tanto los brazos y las piernas, y que se realizan de una manera centrada con conciencia consciente de su experiencia física y emocional, son especialmente buenos para reducir el estrés, y esto es necesario para tu buena salud y también la de tu cerebro. Ejercicios como caminar, correr, nadar o escalar, activan tus sentidos y se hacen más consciente de ti mismo y de los demás cuando terminan con atención concentrada.

¡Duerme!

Hay una gran diferencia entre la cantidad de horas que puedes dormir y la cantidad que necesita para funcionar de la mejor manera posible. La verdad es que más del 95% de los adultos necesitan entre 7'5 y 9 horas de sueño cada noche para evitar la falta de sueño. La memoria, la creatividad, las habilidades para resolver problemas y las habilidades de pensamiento crítico están comprometidas con el buen descanso.

El descanso es fundamental para la salud de tu cerebro, además consolida la memoria en las etapas más profundas del sueño. Por eso, es necesario que tengas un horario de sueño regular acostándote y levantándote todos los días a la misma hora, con la misma rutina. También es necesario que no utilices pantallas de luz azul o sin filtro una hora antes de meterte en la cama.

Pasa tiempo con otras personas

Quizá pienses que para fortalecer la memoria es mejor jugar al ajedrez, pero en realidad salir con los amigos es una buena idea también. Los humanos son animales altamente sociales. No estamos destinados a sobrevivir, y mucho menos prosperar de forma aislada. Las relaciones estimulan nuestro cerebro; de hecho, interactuar con otros puede ser el mejor tipo de ejercicio cerebral y para mejorar tu salud.

La investigación muestra que tener amistades significativas y un fuerte sistema de apoyo son vitales no solo para la salud emocional, sino también para la salud del cerebro. En un estudio reciente de la Escuela de Salud Pública de Harvard, por ejemplo, los investigadores encontraron que las personas con las vidas sociales más activas tenían la tasa más lenta de disminución de la memoria. Puedes hacerte voluntario, unirte a un grupo de personas con intereses comunes, ver más a tus amigos o hablar con ellos por teléfono.

El estrés bajo control

El estrés es uno de los peores enemigos del cerebro. Con el tiempo, el estrés crónico destruye las células del cerebro y daña el hipocampo, la región del cerebro involucrada en la formación de nuevos recuerdos y la recuperación de los viejos. Los estudios también han relacionado el estrés con la pérdida de memoria. Para manejar el estrés recuerda:

-Ten expectativas realistas

-Toma descansos

-Expresa tus sentimientos

-Establece un equilibrio saludable entre el trabajo y el tiempo libre

-Concéntrate solo en una tarea por vez

¡Ríete!

La risa es la mejor medicina para las personas, tanto para tu cuerpo, como para tu cerebro o la memoria. A diferencia de las respuestas emocionales, que se limitan a áreas específicas del cerebro, la risa afecta a múltiples regiones en todo el cerebro.

Además, escuchar chistes activa áreas del cerebro vitales para el aprendizaje y la creatividad. Como señala el psicólogo Daniel Goleman en su libro 'Inteligencia Emocional'; "la risa parece ayudar a las personas a pensar de manera más amplia y asociarse más libremente". Haz los siguientes ejercicios:

Trata bien a tu cuerpo y tu mente con una dieta saludableTrata bien a tu cuerpo y tu mente con una dieta saludable

-Ríete de ti mismo. La mejor manera de tomarnos menos en serio es hablar sobre los momentos en que nos tomamos demasiado en serio.

-Si escuchas a alguien reírse, ¡ríe tú también! La mayoría de las veces, las personas están muy felices de compartir algo divertido porque les da la oportunidad de reírse nuevamente y alimentarse del humor que encuentres en él. Cuando escuche la risa, búsquela e intente participar.

-Pasa tiempo con personas divertidas. Su punto de vista lúdico y su risa son contagiosos.

Una dieta saludable

Trata bien a tu cuerpo y tu mente con una dieta saludable. Una buena dieta también puede mejorar la memoria. Para la salud del cerebro, sin embargo, no es sólo lo que come es importante, lo que no comes también lo es. Los siguientes consejos nutricionales ayudarán a aumentar su capacidad intelectual y reducir su riesgo de demencia: alimentos con omega 3 (salmón, el atún, la trucha, la caballa, las sardinas, algas marinas, nueces, linaza molida, aceite de linaza, calabaza, espinacas, brócoli, semillas de calabaza y soja).

También es importante que limites las calorías y las grasas saturadas. Las dietas ricas en grasas saturadas (provenientes de fuentes como la carne roja, la leche entera, la mantequilla, el queso, la crema y el helado) aumentan el riesgo de demencia y deterioran la concentración y la memoria.

Es necesario que comas más frutas y verduras porque están llenas de antioxidantes que protegen las células cerebrales de sufrir deterioros. Las frutas y verduras coloridas son particularmente buenas fuentes de "súper alimentos" antioxidantes.

Artículos recomendados