Menú
Cómo ser productivo en el trabajo cuando tienes sueño

SUEÑO

Cómo ser productivo en el trabajo cuando tienes sueño

¿Sueles ir a trabajar con sueño? Descubre cómo ser productivo en el trabajo cuando no has dormido lo suficiente.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Cuando se tiene sueño en el trabajo ser productivo es tremendamente difícil. Desearías cerrar los ojos y dormir un par de horas, pero las responsabilidades laborales te lo prohíben. Si eres de las personas que sueles ir al trabajo con mucho sueño o esto te ocurre en ocasiones puntuales, es necesario que sepas cómo sobrevivir a estos días tan eternos.

Puedes estar despierto aunque tengas sueño, descubre qué puedes hacer para mantener a la somnolencia a raya y poder continuar siendo buen productivo en tu trabajo.

En lugar de luchar contra el sueño, busca un momento para echar una cabezaditaEn lugar de luchar contra el sueño, busca un momento para echar una cabezadita

Duerme cuando puedas

En lugar de luchar contra el sueño, busca un momento para echar una cabezadita. Si haces una siesta te sentirás mejor para trabajar. Si tienes sueño es una forma en que tu cuerpo te dice que debes parar el ritmo y tomar un descanso. Así que si puedes, toma una siesta para recargar energías. Después de hacerla podrás concentrarte mejor.

Cambia tus tareas

Quizá estés aburrido de hacer siempre las mismas tareas y eso te puede dar sueño. Cuando esto ocurre cambia tus tareas. Romperás el hielo con tu cerebro y le darás otro estímulo que te ayudará a mantenerte alerta y más despierto.

Además, cambiar las tareas también te ayudará a cambiar la perspectiva y en lugar de forzarte a trabajar en algo que no va contigo, podrás centrar tu tiempo y tu energía en otras cosas que te motiven más. Así trabajarás mejor y estarás más concentrado.

¡Muévete!

Si tienes demasiado sueño y quieres despertarte, muévete. Camina o haz movimientos de estiramientos. Sal de la oficina y respira aire fresco. Después, cuando sientas que has recuperado las energías vuelve de nuevo a tus tareas laborales. Así despertarás a tu cuerpo y también a tu mente. Si estás sentado todo el día tendrás más sueño. Si no estás acostumbrado a hacer ejercicio o estiramientos, hazlo pero en poca medida, así te dará un pequeño impulso de energía.

Mejora tu alimentación

Hay alimentos que potencian el sueño, así que los días que te sientas más cansado, fíjate más en lo que comes. Además, también es importante que no comas demasiado porque te dará más sueño. Termina tu comida cuando te sientas satisfecho pero no cuando estés totalmente lleno.

Después de comer, ¡cepíllate los dientes!

Cuando te laves los dientes después de comer, hazlo con una pasta de dientes que sea de sabor menta. Aunque parece una tontería la realidad es que la menta te puede ayudar a sentirte más despierto porque es un estimulante.

Una pausa en el trabajo

Haz pausas en el trabajo para tomarte un café o un buen té. Para 5 minutos y disfruta de tu taza de café o de té para despertar todos tus sentidos. El café contiene cafeína y el té, teína, y ambos son estimulantes que te pueden ayudar a mantenerte despierto más tiempo. Pero no bebas demasiado, porque consumir cafeína o teína en exceso puede ser contraproducente contra tu salud.

Haz pausas en el trabajo para tomarte un café o un buen téHaz pausas en el trabajo para tomarte un café o un buen té

Busca un momento para desconectar

La relajación mental es necesaria para estar bien y recuperar las energías. Una forma de hacerlo es a través de la meditación. Hay meditaciones que son efectivas para mantenerte despierto. Si meditas la mejor forma de hacerlo es sentado en vertical y asegurándote de que estás manteniendo una buena respiración. Una idea para hacerlo correctamente es mediante la meditación escuchándolo en auriculares.

Si sigues estos consejos podrás evitar la temida somnolencia cuando estés en el trabajo, ya que si no lo haces es posible que tu productividad se resienta y que además, te encuentres mal por culpa del cansancio. Dormir es una de las mejores formas que tiene el cuerpo para descansar, por lo que no debes privarte de tu sueño necesario por la noche. Cuando duermas bien por la noche y te levantes descansado, no sentirás la somnolencia cuando estés en el trabajo.

Artículos recomendados