Menú
La almohada afecta a tu calidad del sueño

DESCANSO

La almohada afecta a tu calidad del sueño

Para tener una buena calidad de sueño es importante que tengas en cuenta cómo es la almohada con la que duermes.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Pasas nada menos que un tercio de tu vida durmiendo por lo que el lugar donde duermes y sus complementos son muy importantes. La gente no tiene problemas en gastar dinero en coches o electrodomésticos, pero se olvidan que el lugar donde duermen es mucho más importante. La cama y las almohadas deben tener un papel primordial en tu vida.

Quizá sea adecuado tener menos presupuesto para unas cosas de tu vida como la decoración de tu dormitorio e invertir en un buen colchón y en una almohada que realmente merezca la pena. Igual que el colchón es indispensable para dormir bien, la almohada también es fundamental para un buen descanso.

Una almohada te da comodidad, pero también es importante para el apoyo de tu cuello y de tu columna vertebralUna almohada te da comodidad, pero también es importante para el apoyo de tu cuello y de tu columna vertebral

¿Cómo afecta la almohada la calidad del sueño?

Una almohada te da comodidad, pero también es importante para el apoyo de tu cuello y de tu columna vertebral. Si tienes una almohada incomoda o que está en malas condiciones, puede que tu postura no sea correcta y que te levantes con dolores e incluso mareos por la mañana.

Si tienes tu almohada demasiado tiempo es más que probable que haya perdido el apoyo que necesita tu cuello. Esto hará que tu cuello y tu columna vertebral se resientan y que se agrave el dolor. Que ocurra esto puede perjudicar incluso a tu respiración y que empieces a pasar noches realmente malas.

La almohada que escojas tiene que ver con tu forma de dormir

Para saber qué almohada te va bien a ti, primero tendrás que reflexionar cómo duermes. Hay personas que duermen de lado, otros de espaldas, otros bocabajo, incluso, en posición fetal bien acurrucado. A continuación te vamos a decir qué tipo de almohada necesitas según cual sea tu forma de dormir:

-Dormir de lado. Si duermes de lado necesitarás una almohada que sea más firme de que hay una mayor distancia entre la cabeza y el hombro, esto puede causarte problemas en el cuello si tu almohada no es la correcta.

-Dormir boca abajo. Si eres de las personas que duermen bocabajo necesitarás una almohada que sean más fina para que tu cabeza esté en equilibrio con tu columna vertebral.

-Dormir de espaldas. Si eres de las personas que duermen de espaldas necesitarás una almohada que sea delgada para que tu cabeza no se eche demasiado si adelante. Las almohadas deberán ser un poco más grande que el tercio inferior de la almohada normal para que tengas un mejor soporte de cuello y la columna vertebral.

-Dormiré posición fetal. Si sueles dormir acurrucada posición fetal, necesitarás una almohada que se adapte bien la postura que tengas. Esta almohada no tendrá que ser ni muy gorda ni muy fina, tendrás que encontrar el grosor que sea adecuado para ti y que tu cabeza estoy bien apoyada.

Las almohadas de plumas son las almohadas clásicas y en realidad son las que más tiempo duranLas almohadas de plumas son las almohadas clásicas y en realidad son las que más tiempo duran

Que la almohada sea de buena calidad

Las almohadas de plumas son las almohadas clásicas y en realidad son las que más tiempo duran, con un buen mantenimiento se pueden tener hasta ocho años. En la actualidad también podemos encontrar almohadas que tienen rellenos, pero la calidad es menor y sólo se deberán utilizar entre seis meses a dos años.

Los expertos en el sueño aconsejan que es necesario cambiar la almohada entre los 12 y los 14 meses. Incluso una buena almohada de plumas tendría que cambiarse más pronto si se pierde la forma o el soporte ya no es lo que era.

Una prueba que puedes hacer para saber si tu almohada aún es adecuada para el apoyo de tu cabeza, es colocarla sobre una superficie dura y doblarla por la mitad, entonces tendrás que sacar todo el aire que hay en su interior. Si la almohada vuelve a su forma original después de que la hayas soltado eso significa que aún tiene un buen apoyo. Una almohada que está utilizada en exceso y que necesita ser cambiada permanecerá doblada y no volverá su posición inicial.

Artículos recomendados