Menú
Qué es la hipocondría

TRASTORNOS MENTALES

Qué es la hipocondría

La hipocondría es una afección caracterizada por una gran sensibilidad del sistema nervioso con tristeza y preocupación constante por la salud. Es un trastorno mental que hace que las personas se obsesionen con su estado de salud.

Ángela Ruiz Martínez

Tal y como defiende la Real Academia Española la hipocondría es una afección caracterizada por una gran sensibilidad del sistema nervioso con tristeza habitual y preocupación constante y angustiosa por la salud. O lo que es lo mismo, es un trastorno mental que consiste en preocuparse constantemente y de manera obsesiva por la propia salud por lo que se tiende a exagerar los sufrimientos, pudiendo estos llegar a ser hasta imaginarios.

Las personas que sufren esta enfermedad se convencen a si misma de que sufren las mayores y más graves enfermedades. Se inventan síntomas pero llegando a creer que son reales. A veces tienen algunas evidencias, como un pequeño lunar o alguna que otra tos, aun así magnifican esos síntomas para buscar entre diferentes enfermedades y terminan convencidos de que sufren una de ellas.

Si sufres hipocondría creerás que padeces las máss graves enfermedadesSi sufres hipocondría creerás que padeces las máss graves enfermedades

Para un hipocondriaco en la gran mayoría de las ocasiones los diagnósticos médicos no le sirven de mucho. A pesar de que un especialista o un estudio determinado le diga que no tiene ninguna afección muchas veces no creen en los resultados y siguen obsesionándose con estas dolencias. Ocurre también que en un principio creen lo que el médico les dice, pero tras volver estos síntomas, en la mayoría de la ocasiones imaginarios, se vuelven a autoconvencer de que tienen estas enfermedades.

¿Como nace la hipocondría?

En la mayoría de los casos esta enfermedad comienza cuando una persona está preocupada por otros aspectos de su vida. Puede ser por su situación económica, familiar o laboral. Al tener, durante un tiempo prolongado, problemas en alguno de estos aspectos o en otros de la propia vida, la conciencia de estas personas hace que lleguen a olvidar estas preocupaciones. Sin embargo, las dolencias físicas de estas emociones negativas siguen existiendo y se van manifestando poco a poco. Así cada vez más la persona que las padece se va obsesionando con ellas.

Esta enfermedad puede darse en diferentes tipos de personas pero lo más normal es que ocurra en aquellas en las que están acostumbradas a acudir al médico cada cierto tiempo, de forma habitual. Suelen acudir a consultas por cada pequeños problema que les surge y adjudican a los médicos un papel de notable importancia.

Asimismo suele ser una enfermedad que pasa de generación en generación. No mediante los genes biológicos, sino por cuestiones sociales. Si alguien en tu familia posee hipocondría es normal que se contagie esta sensación de preocupación por las enfermedades sobre todo a los más pequeños de la familia que son los más vulnerables. Por ello suele ser una enfermedad familiar, es decir, que se observa en diferentes miembros de una misma familia.

El tratamiento de la hipocondría es psicológicoEl tratamiento de la hipocondría es psicológico

¿Como se trata la hipocondría?

En primer lugar, para determinar que una persona tiene esta enfermedad lo primero que hay que confirmar es que de verdad no posee la enfermedad que teme. Una vez realizadas las pruebas necesarias para descartar este trastorno se pasa a confirmar que el paciente esta realmente obsesionado con la enfermedad y que pasa gran parte de su día a día prestándole atención.

El tratamiento de la hipocondría es psicológico. Aun así como en muchas ocasiones esta enfermedad está ligada con la depresión o con la ansiedad se suele combinar con algunos medicamentos. El paciente debe admitir que posee esta enfermedad ya que será necesaria su ayuda para intentar terminar con el problema.

En primer lugar se le prohibe visitar médicos, sin el permiso del especialista que le este tratando la hipocondría, también se prohibe al paciente que hable de enfermedades y dolencias. Lo primordial de este tratamiento es que el paciente pierda el miedo a la enfermedad. El pensar que se está enfermo termina causando un miedo a la enfermedad. A su vez se entra en un bucle ya que se tiene miedo a la angustia que se tiene por la dolencia.

Para ello lo que se realiza es tomar los supuestos síntomas que sufre el paciente y convertirlos en reales, así podrá entender que se puede vivir con ellos y que puede continuar con su vida diaria sin apenas problemas. Así se pierde la mayor parte del miedo a la enfermedad. De igual manera el paciente debe enfrentarse y perder el miedo a la misma enfermedad y a la muerte. Se pone al paciente ante situaciones que ha evitado toda su vida debido a este miedo para que deje de temerlas.

Una vez que el paciente reconoce lo que es un síntoma y lo que no, al igual que ocurre con las enfermedades, deja de sentir esa angustia que le hacía estar doblemente enfermo. Asimismo es conveniente reforzar el autoestima del sujeto y los problemas que, como hemos comentado, ya tenía en su día a día para que no vuelva a aparecer la hipocondría.

Una vez que ocurren estos hechos con casi total seguridad el paciente habrá recuperado al normalidad en su vida y dejará de sufrir de hipocondría. A pesar de ser una enfermedad psicológica los tratamientos suelen tener buenos resultados y pocas recaídas. Sin embargo la mejor manera de evitar futuros hipocondriacos es poner atención a lo que decimos sobre nuestro estado de salud delante de otros.

Artículos recomendados