• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Audiencias Antena 3, favorita en el seguimiento del incendio de Valencia
RELACIONES SEXUALES

Relaciones sexuales y prostatitis, ¿son compatibles?

Relaciones sexuales y prostatitis, ¿son compatibles?
Antonia Torres Gutiérrez
Última actualización: 25 Agosto 2018
¡Comenta!
Si te han diagnosticado prostatitis y tienes dudas en cuanto a la posibilidad de mantener relaciones sexuales, no te pierdas la siguiente información.

La prostatitis es una enfermedad muy común, que afecta a un alto porcentaje de la población masculina. Consiste en una inflamación con diferentes tipos de gravedad, de toda la zona de la próstata y que causa molestias a los hombres que la padecen a la hora de orinar, además de un dolor bastante importante. Pero, ¿puede afectar a las relaciones sexuales?

La prostatitis puedes estar causada por diferentes motivos y dependiendo de la razón, será considerada de una gravedad u otra. En cualquier caso, esto siempre lo debe determinar un especialista que te realizará las pruebas pertinentes para diagnosticar tu estado.

Una duda generalizada que suele preocupar a los hombres que padecen de prostatitis, es si podrán mantener relaciones sexuales con normalidad. Pues bien, si es tu caso, a continuación intentaremos resolver todas tus dudas al respecto. No obstante, no dejes de consultarle a tu especialista para eliminar cualquier duda o cualquier riesgo que pueda existir.

¿Puedo mantener relaciones sexuales si tengo prostatitis?

En principio, no es necesario que dejes de mantener relaciones sexuales si padeces de prostatitis, ya que generalmente el sexo no empeora el estado de la enfermedad. Aunque es posible que sientas algunos dolores al eyacular, algo que si les ocurre a muchos hombres que tienen prostatitis. Esta circunstancia puede hacer que no disfrutes del todo de las relaciones sexuales, pero procura hacerlo con calma y disfrutando del momento. No lo evites por temor a sufrir alguna molestia, ya que a todos los hombres no les ocurre esto.

La prostatitis suele estar causada por infección bacteriana La prostatitis suele estar causada por infección bacteriana

En muchas ocasiones, la prostatitis suele estar causada por infección bacteriana y en estos casos no debes tener miedo por si tu pareja puede contagiarse, ya que en principio no existe ningún riesgo. Eso si, para evitar cualquier riesgo, es fundamental que primero acudas a tu médico y te examine, una vez que se determine de forma clara el motivo de tu prostatitis. Esto es de vital importancia porque existen ciertos casos donde la prostatitis está causada por enfermedades de transmisión sexual, de ser este tu caso, tu pareja sexual puede contagiarse y causarle un grave problema. Asegúrate siempre para evitar cualquier tipo de riesgo.

Algo que si puede hacer que tengas dificultad a la hora de mantener relaciones sexuales, es que a causa de la enfermedad desarrolles una disfunción eréctil. Esto es algo que le sucede a prácticamente la mitad de los hombres que padecen prostatitis crónica prolongada. Para evitar este tipo de problemas, es fundamental que trates tu enfermedad con la ayuda de tu médico especialista, al que debes de hacer caso en cada una de sus recomendaciones.

La disfunción eréctil aparece como causa de una enfermedad grave y prolongada, no aparece de un día para otro. Solo en el caso de que se formen cicatrices en la glándula prostática.

Muchos hombres terminan rechazando el sexo por inseguridad, por miedo a sufrir una ausencia de erección o que esta se rompa sin poder terminar el acto. Es algo totalmente lógico y no debes tener vergüenza a la hora de comentarlo con tu médico, puesto que puede ayudarte a solucionar este problema.

El sexo es beneficioso

Siempre que no ocurra ninguna de las circunstancias mencionadas más arriba, es decir, si tu prostatitis es crónica y no existe riesgo para tu pareja, mantener relaciones sexuales puede ser muy beneficioso para el tratamiento de tu prostatitis. Esto se explica porque durante la relación sexual, los músculos de la zona se van disminuyendo. La próstata recibe un masaje inmejorable, que ayuda a mejorar la circulación de la sangre de toda la zona pélvica.

Así que no dudes en mantener una vida sexual activa, ya que esto ayudará en tu recuperación. Aun así, no dejes de consultar con el especialista que esté llevando tu caso, nadie mejor que él podrá aconsejarte ya que el médico es el único que conoce el estado de tu patología.

Sexo sí, pero sin cambiar de pareja

Mientras dure el tratamiento para tu prostatitis, no es recomendable que cambies de pareja sexual con mucha frecuencia. Esto es así porque el sistema inmunitario del hombre se ve afectado como causa de esta enfermedad y el cuerpo está más vulnerable frente a otro tipo de infecciones. Las mujeres tienen una flora vaginal con la mayor concentración de bacterias existente en el cuerpo humano, a excepción del colon.

Estas bacterias viven de forma natural en el cuerpo de la mujer sin causarle ningún daño, pero el hombre que tiene prostatitis puede verse afectado por el cambio constante de pareja, ya que cada mujer tiene su propia flora vaginal. Enfrentar a tu cuerpo a constantes cambios de microorganismos, puede complicar tu enfermedad e infectarte con otras bacterias.

Por lo tanto, si en el momento en el que padeces la prostatitis no tienes una pareja sexual estable, es preferible que limites tus relaciones temporalmente. Es una cuestión de salud, por lo que es necesario que le des la importancia que tiene para que te recuperes lo antes posible.

Utilizar algún método anticonceptivo es necesario siempreUtilizar algún método anticonceptivo es necesario siempre

Así que si mientras que tengas la prostatitis no tienes la posibilidad de mantener relaciones sexuales con la misma pareja, es preferible que recurras a la masturbación. De esta forma, también estarás ayudando a mejorar la circulación de la sangre en esa zona y reducir progresivamente la inflamación.

Para que la eyaculación sea beneficiosa en el tratamiento de la prostatitis, se recomienda que la frecuencia de las relaciones sean de entre 2 y 3 veces por semana, no más. Independientemente de si recurres a la masturbación o a las relaciones sexuales con una misma pareja.

Protección anticonceptiva

Utilizar algún método anticonceptivo es necesario siempre, pero en el caso de padecer prostatitis esto es más necesario aún y además debes elegir un método adecuado para esta circunstancia. Es decir, aunque tengas pareja estable, es importante que utilices preservativo en cada relación. La prostatitis cambia la composición de los espermatozoides y si durante este proceso tu pareja se queda embarazada, existe el riesgo de que el feto sufriese anomalías patológicas.

Por lo tanto, no arriesgues con tu salud, ni la de un posible bebé que podría tener graves problemas en su desarrollo.

Artículos recomendados