Menú
Remedios naturales para la tos seca

SOLUCIONES CASERAS

Remedios naturales para la tos seca

Si acostumbras a tener la tos seca, no te pierdas algunos remedios naturales para poder tener la garganta menos irritada.

Ainoa Poveda García

El frío invierno ya está casi instalado, así que hay que empezar a cambiar los hábitos horarios, sacar la ropa de abrigo y resguardarse del frío. Aunque, por muchas precauciones que tomemos, es inevitable caer enfermos de una u otra manera.

Temas relacionados

El resfriado común es el que más se repite a lo largo de la geografíaEl resfriado común es el que más se repite a lo largo de la geografía

La tos en el resfriado

El resfriado común es el que más se repite a lo largo de la geografía y, a pesar de que puede resultar sencillo deshacernos de él, una enfermedad de este tipo mal curada puede acarrear duras consecuencias con el paso del tiempo. Por eso hay que empezar a cuidarse cuanto antes.

Uno de los síntomas más habituales es la tos. De esta hay variantes: se encuentra la tos con flemas, que es con la cual se crean mucosidades en las vías respiratorias, y también existe la tos seca. En este artículo te contaremos algunos de los remedios caseros más fáciles de realizar para aliviar este dolor de garganta.

También conocida como tos irritativa, es común entre las personas que fuman habitualmente o que padecen graves alergias. Puede aparecer como uno de los síntomas de enfermedades respiratorias, como el asma, la bronquitis o la laringitis.

Alivio de la tos seca

Gran parte de los remedios caseros que te presentamos para aliviar y conseguir curar la tos seca se toman vía oral. Además, deben ser ingeridos de forma constante durante dos o tres veces al día hasta conseguir mejorar.

Uno de los remedios que más se ha extendido es la fabricación de jarabes caseros. Existen diversas clases, de las cuales destacamos las bebidas hechas a base de ajo y el brebaje de manzanilla. Son recetas muy sencillas para preparar, consumir y mantener en caso de padecer tos seca.

Para empezar, el jarabe de ajo requiere algo más de tiempo. Se pican unos cuantos ajos y se introducen en un recipiente con un buen chorro de aceite de oliva y un par de ramas de tomillo. Se deja reposar durante un día, aproximadamente, para que el aceite absorba las propiedades antibióticas del ajo. A la siguiente jornada podemos colar el líquido dentro de un tarro que podamos tapar y se tomarán varias cucharadas al día, siempre en ayunas.

Siguiendo el mismo modelo, la infusión de manzanilla bien caliente funciona contra la tos seca si le añadimos a la bebida unas gotitas de anís y un poco de especia de clavos. Podemos dejar reposarlo todo durante unos minutos y verter un par de cucharadas de miel y zumo de limón. Así conseguiremos que el jarabe sea más efectivo. Además, podemos guardarlo e ir tomándolo poco a poco.

No solo de jarabes se cura la tos seca, sino que podemos preparar muy fácilmente una serie de bebidas que, tomadas de manera cotidiana, ayudarán a rebajar el dolor y la aparición de esta tos tan molesta. Las dos que te mostramos a continuación son las más practicadas y las que mejor funcionan.

El vapor también puede resultar beneficioso para combatir la tos secaEl vapor también puede resultar beneficioso para combatir la tos seca

A la leche tibia de los desayunos o de antes de acostarnos podemos añadirle uno de los ingredientes que más efectividad tiene en estos casos: unas cucharadas de miel, y mejor si es siempre pura. Este brebaje solo se puede consumir cuando se padece la tos seca, porque en caso de tener flemas el remedio sería peor ya que aumentaría la cantidad de mucosa en las vías respiratorias.

El zumo de limón también es uno de los mejores aliados para combatir. Cortando y exprimiendo un limón entero, calentaremos el zumo que obtengamos y le añadiremos un chorrito de agua tibia mientras se calienta. También podemos añadirle varias cucharadas de miel y una hoja de laurel. Hay quien prefiere cambiar esta última especia por jengibre. Aun así, el resultado será positivo y puede tomarse a diario, ya que tiene un sabor agradable.

Abrir los canales respiratorios

Dejando a un lado las bebidas líquidas, el vapor también puede resultar beneficioso. A los baños de vapor, a base de agua hirviendo, se le pueden añadir unas hojas de laurel, un poco de eucalipto o zumo de limón. Colocándose boca abajo, con el rostro mirando hacia el vapor que emana del agua, nos taparemos la cabeza con una toalla para absorber mejor el vaho que sube y respirarlo.

Con este proceso abriremos las vías respiratorias y desinflamaremos la garganta. Para realizar este proceso, se recomienda hacerlo por la noche, justo antes de acostarse, para que así dure más el efecto y se consiga dormir.

Otros alimentos recomendables

Si nos pasamos a los alimentos que ayudan a mejorar y aplacar la tos seca se encuentra el chocolate. Este, al ser puro, ofrece un antioxidante y mejora considerablemente la sensación de molestia en la garganta. Sobre todo si lo tomamos a conjunto con alguno de los remedios anteriores. El zumo de zanahoria en caliente también es un buen remedio, aunque no el único. Las uvas o las almendras son otro ejemplo de alimentos que funcionan en estos casos.

Las gárgaras de sal también funcionan en estos casos, aunque no es recomendable por su regusto desagradable y la sensación de sequedad de la boca que se queda después. Frente a esto, la ingesta de líquidos durante los días que dure la tos seca es recomendable, eso sí, siempre deben tomarse bebidas que estén a temperatura ambiente.

Artículos recomendados