Menú
Por qué es importante saber repartir las calorías ingeridas en el día

SALUD

Por qué es importante saber repartir las calorías ingeridas en el día

Un aspecto esencial a la hora de perder peso, es la de saber repartir las calorías de una manera correcta a lo largo del día

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Un aspecto esencial a la hora de perder peso, es la de saber repartir las calorías de una manera correcta a lo largo del día. Si el reparto de las mismas no es el adecuado es normal que se tenga más hambre de la normal o se coja algo de kilos. El reparto de las calorías debe hacerse siempre teniendo en cuenta el ritmo de vida que cada uno lleve y el peso que tenga. En el siguiente artículo te hablamos de la importancia que tiene saber repartir las calorías ingeridas y cómo debe ser dicho reparto.

Las calorías deben dividirse según el gasto de energía que vaya a tener la persona en cuestiónLas calorías deben dividirse según el gasto de energía que vaya a tener la persona en cuestión

Cuánto se debe comer a lo largo del día

Las calorías deben dividirse según el gasto de energía que vaya a tener la persona en cuestión. No es lo mismo por tanto el desayuno que la merienda o la cena. Un buen reparto de calorías va a evitar que una persona pase hambre y coma más de la cuenta cuando no debería. Al principio puede llegar a costar un poco pero con el paso del tiempo, el cuerpo se va habituando y a acostumbrarse a ello.

Desayuno

En la primera comida del día una persona debe consumir de 250 a 360 kilocalorías. Es importante desayunar de una manera completa ya que el organismo necesita de mucha energía para rendir de una manera correcta. No pasa nada por dividir las calorías en dos comidas: una a primera hora de la mañana y otra a media mañana. Un ejemplo de ello sería tomar un poco de copos de avena con algo de fruta y de frutos secos con leche y yogur y a media mañana tomada pan integral con tomate y pavo.

Comida

En la comida la persona debería aportar a su cuerpo de 500 a 600 kilocalorías. Se trata de la parte del día en la que se ingieren más calorías. Ello no quiere decir que una persona debe atiborrarse de comida hasta llenarse por completo. Lo ideal es combinar algo de verduras con un poco de pescado o de carne. Otra opción es la de ingerir pasta integral o legumbres con verduras. No pasa nada por comer algo de fruta o algún yogur desnatado como postre.

Merienda

A media tarde la ingesta de calorías no debe ser superior a las 200 kilocalorías. Mucha gente comete el gran error de no merendar y llegar con mucha hambre a la cena. Es por tanto bastante importante el comer algo a media tarde. Lo mejor es optar por una pieza de fruta, un yogur o una tostada de pan integral con un poco de aguacate. Es mejor comer algo a media tarde y saciar el hambre, que llegar a la cena con mucho apetito e ingerir calorías de más.

Cena

La última comida del día no debe tener más de 400 kilocalorías. El exceso de calorías hace que el cuerpo sea incapaz de quemarlas y se terminen por acumular en el mismo en forma de grasa. Lo ideal es que la cena consista en el consumo de un poco de pescado a la plancha, de marisco o de algún tipo de crema de verduras.

En la comida la persona debería aportar a su cuerpo de 500 a 600 kilocaloríasEn la comida la persona debería aportar a su cuerpo de 500 a 600 kilocalorías

En definitiva, es muy importante el saber repartir las calorías ingeridas a lo largo del día, sobre todo en el caso de que quieras estar en tu peso ideal y no tener unos kilos de más. Recuerda que es importante el hacer unas cinco comidas al día para no llegar a la cena con un exceso de hambre. El saber repartir las calorías es esencial para poder lucir un cuerpo en el que no hayan kilos de más. Aparte de dividir las calorías de una manera adecuada, es importante el hacer ejercicio de una manera habitual y el seguir una dieta que sea lo más saludable posible.

Artículos recomendados