Menú
Cómo retrasar el envejecimiento cerebral

SALUD CEREBRAL

Cómo retrasar el envejecimiento cerebral

El envejecimiento cerebral es inevitable con el paso de los años, pero, ¡puedes retrasarlo con estos consejos!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El envejecimiento cerebral es natural en las personas, pero si no trabajas tu cognición es posible que tu cerebro envejezca más rápido que si pones de tu parte para que haga "ejercicio" diario y que se mantenga más "joven" a pesar de los años que pasen. El cerebro es como un músculo y cuanto más se trabaja mejor se conserva.

A continuación vamos a darte algunos consejos para que evites un envejecimiento cerebral antes de tiempo, porque aunque es algo natural y que no se puede evitar completamente si puedes retrasarlo.

Mantener la presión arterial favorable y los niveles de colesterol

El deterioro del flujo sanguíneo puede causar daños en el tejido cerebral. Las pequeñas arterias en el cerebro son sensibles a las elevaciones de la presión arterial y la hipertensión a largo plazo puede provocar lesiones. Existe conexión entre la presión arterial y la salud cerebral. Por eso, la presión arterial más alta se correlaciona con un rendimiento cognitiva más pobre y daño en el tejido cerebral.

Por otra parte, el colesterol tiene un papel importante en la formación de placa beta amiloides que se cree que es un daño característico en la enfermedad del Alzheimer y los niveles elevados de colesterol pueden aumentar la producción de estas placas.

El envejecimiento cerebral es natural en las personasEl envejecimiento cerebral es natural en las personas

Revisa tu nivel de vitamina D

Los bajos niveles de vitamina D están relacionados con el deterioro cognitivo. La vitamina D interviene en la formación de la memoria. Se asocia la deficiencia de esta vitamina con un mayor riesgo de deterioro cogntiivo o demencia en adultos mayores.

 Además, la vitamina participa en la regulación del transporte de glucosa y calcio hacia y dentro del cerebro, y también puede proteger la cognición al reducir la inflamación y aumentar la disponibilidad de ciertos neurotransmisores. Necesitas controlar el nivel de vitamina D con un análisis de sangre. El nivel óptimo está entre 30 y 45 ng/ml. ¿lo tienes así?

Suplementos para el cerebro Omega-3 y vitamina B12

Mantener niveles suficientes de ácido graso omega-3 en el cerebro es una medida importante para prevenir enfermedades neurodegenerativas en el futuro. Una mayor ingesta y una mayor circulación de omega-3 se asocian con un mayor volumen cerebral y un menor riesgo de enfermedad de Alzheimer.

El riesgo de deficiencia de vitamina B12 aumenta con la edad. Las deficiencias de La vitamina B12 provoca problemas en el cerebro, como por ejemplo depresión, confusión, a mala memoria, etcétera. La deficiencia de esta vitamina está asociada a la enfermedad del Alzheimer. Las personas a medida que envejecemos perdemos la capacidad de absorberla correctamente. Como no siempre se encuentra en los alimentos en ocasiones el médico puede valorar que una persona tomes suplementos de la vitamina B12.

Consumir demasiada azúcar puede perjudicar tu capacidad mentalConsumir demasiada azúcar puede perjudicar tu capacidad mental

Evita el consumo de alimentos que provienen de los animales

El cobre y el hierro son minerales esenciales presentes en grandes cantidades en la carne roja; estos minerales se acumulan en el cuerpo con el tiempo y en exceso, pueden dañar el cerebro. En su lugar, pueden obtenerse en cantidades no peligrosas a través de opciones más saludables como semillas de sésamo y calabaza, o en las legumbres. Tanto el exceso de cobre como el exceso de hierro contribuyen al estrés oxidativo en el cerebro y están relacionados en la formación de placa beta amiloide en el cerebro.

Evita la sal en la dieta

Si consumes demasiada sal en tu dieta, debe saber que endurece las arterias y aumenta la presión sanguínea, esto daña a los vasos sanguíneos en el cerebro y afecta el flujo sanguíneo de tejido cerebral aumentando el deterioro cognitivo.

Huye de los azúcares añadidos

Consumir demasiada azúcar puede perjudicar tu capacidad mental y aumenta la presión arterial. Las altas cantidades de azúcar causan elevaciones peligrosas en la glucosa en la sangre que pueden provocar daños en los vasos sanguíneos, y existe evidencia de que este daño contribuye a una disminución progresiva de la función cerebral

¡Y recuerda a mantener una vida activa y evitar el sedentarismo!

Artículos recomendados