Menú
¿Tienes que saltarte el gimnasio hoy también?

EJERCICIO

¿Tienes que saltarte el gimnasio hoy también?

Si te tienes que saltar el gimnasio por diversas razones, ¡no te sientas mal! Puedes cuidar tu salud de otro modo.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Es posible que te apuntases al gimnasio con intención de ir todos los días. Lo más probable es que al principio con mucha motivación, anteponías el ir al gimnasio a otras actividades. Aunque con la vida ajetreada que llevamos la mayoría de personas y todas las responsabilidades a las que debemos hacer frente, es más que probable que haya muchos días en los que no acudes al gimnasio. El sentimiento de culpa te puede, pero no siempre puedes acudir.

Esto le ocurre a muchas personas e incluso, con gran desilusión, muchas de ellas acaban desapuntándose porque sienten que están tirando el dinero por una cloaca. Si eres una persona constante en el gimnasio y debes saltarte tu entrenamiento uno o varios días, ¿cómo podría afectar esto a tu salud? ¿Puede que todos los esfuerzos que has hecho hasta ahora los estés tirando por la borda?

Saltarte el gimnasio

A veces puede suceder que no puedas ir al gimnasio, deja de sentirte culpable por eso. Tal vez tengas un problema con el coche, hayas terminado el trabajo tarde o simplemente necesites un cambio del entorno del gimnasio. Cualquiera que sea la razón, no te estreses. Si no puedes ir al gimnasio puedes hacer otras opciones para que tus esfuerzos por perder peso, cuidar tu salud o simplemente mantenerte en forma no los tires por la borda.

A veces puede suceder que no puedas ir al gimnasio, deja de sentirte culpable por esoA veces puede suceder que no puedas ir al gimnasio, deja de sentirte culpable por eso

Hacer ejercicio en casa

Hay un sinfín de rutinas de ejercicios que puedes realizar en casa para quemar esas calorías. No necesariamente necesitas un equipo de ejercicio grande, elegante y costoso para hacer un buen ejercicio. De hecho, es posible que ni siquiera necesites ningún equipo. En la actualidad y gracias a internet tienes muchas sesiones online del ejercicio aeróbico que quieras realizar para seguir desde casa.

Algunos de estos ejercicios pueden incluir abdominales, flexiones de brazos, saltos, sentadillas, rodillas y zancadas. El número de repeticiones y series que completes depende de tu nivel de condición física y de lo que quieras alcanzar.

Aunque entrenes en casa, no se te debe olvidar calentar lo suficiente para evitar lesiones en tus músculosAunque entrenes en casa, no se te debe olvidar calentar lo suficiente para evitar lesiones en tus músculos

Que no se te olvide calentar

Aunque entrenes en casa, no se te debe olvidar calentar lo suficiente para evitar lesiones en tus músculos. Deberás calentar antes y después de las rutinas de ejercicios. Te prepararás de buena forma para ele ejercicio que realices en casa y cuando acabes de hacerlo, también te sentirás más relajado.

No hace falta que sea en casa

Si no tienes posibilidades de hacer ejercicio en casa, también puedes hacerlo en plena naturaleza. No es necesario que estés entre cuatro paredes para conseguir buenos resultados. Incluso puedes hacer un tipo diferente de deporte al que estás acostumbrado, y, ¿quién sabe? ¡Quizá te guste más y prefieras realizar a partir de ahora este tipo de ejercicio!?

Puedes salir a correr, ir en bicicleta por caminos nuevos, salir a caminar de forma rápida y constante, puedes entrenar en parques habilitados para ello... tienes muchas opciones y solo tendrás que escoger la que mejor encaje contigo y con lo que quieres conseguir.

¿Te sientes incómodo?

Si comienzas a sentir dolor o incomodidad al realizar el ejercicio, tendrás que parar cuanto antes de realizar ese ejercicio en concreto que te causa el dolor y hacer otro diferente. Si el dolor continúa, tendrás que acudir a tu médico por si te has hecho algún tipo de lesión.

Poco a poco, a medida que te sientas más en forma, esas molestias irán desapareciendo por arte de magia. Comenzarás a sentirte mejor en entrenamientos más duros que al principio puede que te sintieran demasiado incómodo/a.

Recuerda siempre consultar con tu médico antes de comenzar un nuevo régimen de ejercicios o realizar cambios intensos en los que realizas actualmente... especialmente si padeces alguna afección médica y, por algún motivo, no debes colocar tu cuerpo ni a tu mismo bajo ningún tipo de estrés o tensión.

Artículos recomendados