Menú
Señales de que el parto se acerca

PARTO

Señales de que el parto se acerca

Descubre cuáles son las señales más importantes que te avisan de que el parto está cerca.

Mª José Roldán Prieto

Si estás embarazada es probable que te preocupe el reconocer si estás en el momento de comienzo de parto o no. Es algo que a muchas mujeres les preocupa pero la realidad es que la naturaleza es sabia y te sabrá transmitir cuándo estás realmente de parto y cuándo se trata únicamente de una falsa alarma.

Hay mujeres que experimentan síntomas muy claros de parto, pero otras mujeres no lo tienen tan claro o se pueden llegar a confundir. Por todo esto es necesario aprender a distinguir cuáles son las señales que te indican que el parto se acerca y que es momento de preparar todo para la llegada de tu bebé, ¡y salir al hospital! En caso de que tengas pensado parir en el hospital.

Si estás embarazada es probable que te preocupe el reconocer si estás en el momento de comienzo de parto o noSi estás embarazada es probable que te preocupe el reconocer si estás en el momento de comienzo de parto o no

Señales de que el parto está cerca

Estos síntomas no tienen un orden en particular, algunas de estas señales pueden ocurrir en el mismo día, en días de diferencia y en el orden que tu cuerpo o la naturaleza quieren que tengan.

El bebé se coloca y baja de posición

Te dará la sensación de que el bebé está bastante más bajo de lo habitual y experimentarás una sensación de pesadez en la pelvis y gran presión en la vejiga, por lo que es probable que tengas la necesidad de orinar aún con más frecuencia. Esto puede ocurrir incluso semanas antes de que empiece el parto o también unas pocas horas antes del parto.

Flujo con sangre

Es probable que de repente empieces a tener un poco de flujo teñido de sangre. Es el tapón mucoso que se acumula en el cuello del útero durante el embarazo. Cuando el cuello del útero comienza a adelgazarse y a relajarse, este tapón es expulsado y lo libera en forma de secreción transparente, de color rosado o con un poco de sangre. Todo esto sale a través de la vagina.

La liberación del tapón mucoso puede ocurrir minutos, horas o incluso días antes de que empiece el parto.

Sientes más energía

Aunque el parto esté cerca es posible que sientas que tienes un incremento de energía casi de repente. Te sentirás de hacer más cosas, de limpiar la casa, de moverte, de pasear, de bailar... Aunque tengas la pesadez de los últimos días de embarazo, eso no te impedirá tener una energía extra.

Has roto aguas

Puedes sentir como un pequeño chorro de agua que sale de tu vagina, notar algo mojado, gotear lentamente o un buen chorro de agua que sale de tu vagina. Solo una de cada diez mujeres experimenta que el romper aguas es demasiado dramático. Cuando se rompen aguas, es un líquido transparente y acuoso que puede estar mezclado con mucosidad y sangre, aunque puede ser también ligeramente rosado.

Cuando esto sucede puedes experimentar un flujo constante de agua (sobre todo si te estás moviendo, estás de pie o te estás esforzando haciendo algo).

Las contracciones regulares son las señales inequívocas de que el parto está cada vez más cercaLas contracciones regulares son las señales inequívocas de que el parto está cada vez más cerca

Tienes contracciones regulares

Las contracciones regulares son las señales inequívocas de que el parto está cada vez más cerca. Las contracciones comienzan como un dolor de espalda o calambres pélvicos, un poco más fuertes que cuando se tiene la menstruación. Poco a poco estos dolores se volverán más fuertes, más regulares y estarán las contracciones más juntas en el tiempo y serán cada vez más prolongadas. Las contracciones pueden durar segundos o incluso minutos.

Las contracciones de parto que te indican que el nacimiento está cerca no se detendrán cuando cambies de posición o te relajes, a diferencia de las contracciones de Braxton Hicks, que si cesan y entonces son contracciones que te indican una falsa alarma. Cuando notes que las contracciones son regulares y están cada vez más cerca unas de otras, entonces ha llegado el momento de salir hacia el hospital.

Artículos recomendados