Menú
Qué es el síndrome de abstinencia y por qué ocurre

DROGAS

Qué es el síndrome de abstinencia y por qué ocurre

El consumo de drogas puede llegar a provocar en la persona el conocido como síndrome de abstinencia.

Cristina Pardo Torres

El síndrome de abstinencia se puede definir como un conjunto síntomas o de respuestas que genera el cuerpo humano cuando tras haber consumido una sustancia adictiva durante largos periodos de tiempo, se deja de tomar súbitamente.

Durante el periodo de su consumo el cuerpo se hace dependiente de dicha sustancia, ya sea de física como psicológicamente, por lo que ante la retirada de esta o la disminución de su consumo se genera un síndrome de abstinencia. Coloquialmente a este fenómeno se le denomina ''tener mono'' y por norma general, se caracteriza por un estado de nerviosismo, ansiedad, temblores, inquietud e incluso ataques de ira.

¿Cuáles son los síntomas que genera el síndrome de abstinencia en una persona?

Como bien hemos dicho antes, cuando se ha estado consumiendo una sustancia adictiva, como por ejemplo el tabaco, la heroína, el cannabis, etc; por largos periodos, el cuerpo genera una dependencia física o mental sobre ella, haciendo que la persona sea adicta.

Por lo que, cuando se suprime el consumo de esta, el cuerpo tiene la sensación de necesitarla para funcionar correctamente, provocando un síndrome de abstinencia, el cual se caracteriza por altos niveles de malestar.

Los síntomas que puede presentar una persona con un síndrome de abstinencia varían en función a la sustancia consumida, la cantidad a la que este acostumbrado, la frecuencia de dicho consumo, etc. No obstante en la mayoría de los casos se perciben los siguientes:

Los síntomas que puede presentar una persona con un síndrome de abstinencia varían en función a la sustancia consumidaLos síntomas que puede presentar una persona con un síndrome de abstinencia varían en función a la sustancia consumida

  • Un deseo intenso de consumir la sustancia de la que se es adicto, teniendo el pensamiento de que la sensación de malestar disminuirá tras su consumo.
  • Sensación de que el consumo de dicha sustancia es necesario para poder encontrarse bien y que su vida siga con normalidad.
  • Altos niveles de nerviosismo y agitación cuando no dispone del consumo de la sustancia a la que se ha vuelto adicto. También puede desembocar en ansiedad, inquietud, frustración, ira, agresividad, etc.
  • Dolencias físicas como pueden ser: intensos dolores de cabeza, dolores musculares, etc.
  • Problemas digestivos e intestinales como pueden ser: náuseas y vómitos, estreñimiento o descomposición, etc.
  • Sensación de mareo.
  • Temblores corporales, incluso espasmos.
  • Disminución del nivel de concentración, de aprendizaje y memorización o retención de la información.
  • Perdida o aumento del apetito.
  • Alucinaciones y pérdidas del contacto con la realidad, depresión, etc.
  • Mayor irritabilidad.
  • Problemas en los hábitos del sueño, tales como el insomnio.

¿Qué sustancias puede generar un síndrome de abstinencia si se consumen de manera frecuente y reiterada?

Actualmente existen varias sustancias que se consideran adictivas, las cuales puedes llegar a crear adicción a un ser humano si las consume de manera repetitiva y frecuentemente. Entre ellas podemos encontrar:

El síndrome de abstinencia por consumo de opiáceos es uno de los más peligrososEl síndrome de abstinencia por consumo de opiáceos es uno de los más peligrosos

  • Síndrome de abstinencia por consumo de nicótica, como por ejemplo en el tabaco: Actualmente el consumo de tabaco está legalizado en la mayoría de los países, por lo que el síndrome de abstinencia ocasionado tras el consumo de esta sustancia es uno de los más frecuentes y conocidos a nivel social. A pesar de no ser altamente peligroso, es muy molesto, ya que provoca alto niveles de ansiedad, pudiendo desembocar en depresión, malestar físico, trastornos tanto a nivel alimenticio como en los hábitos del sueño, etc.
  • Síndrome de abstinencia por consumo de cannabis: El consumo de esta sustancia está muy generalizado, sobre todo entre los jóvenes, de un rango de edad de 16 y 30 años. Esta sustancia no es considerada de las más adictivas, no obstante se sabe que si es consumida a diario puede provocar nerviosismo, ansiedad, insomnio, fiebre, espasmos, dolores de cabeza, sudoración, movimiento involuntario de los ojos, etc; cuando se deja de tomar de manera súbita.
  • Síndrome de abstinencia por consumo de opiáceos: Este es uno de los más peligrosos, ya que si la adicción es muy intensa puede provocar la muerte de la persona. Normalmente este tipo se caracteriza por: Descomposición fecal, fiebre, dolores de cabeza, insomnio y estado de disforia, es decir, sensación de tristeza, irritabilidad, ansiedad, etc.
  • Síndrome de abstinencia por sustancias tranquilizantes: Entre ellas podemos encontrar los ansiolíticos, los calmantes, los sedantes o lo hipnóticos. Es estos casos dicho síndrome presenta: temblores corporales, taquicardia e hiperactividad, vómitos, alucinaciones, nerviosismo, etc.
  • Síndrome de abstinencia por sustancias estimulantes, como por ejemplo: la cocaína, o las anfetaminas. Cuando estas sustancias se deja de consumir de manera súbita, la persona presenta: aumento del apetito, dificultades para conciliar el sueño, ansiedad, nerviosismo, decaimiento, desgana, irritabilidad, etc.
  • Síndrome de abstinencia por consumo de cafeína: Aunque mucha gente no lo sepa, la cafeína también se considera una sustancia adictiva, y en altas dosis de manera reiterada, puede provocar abstinencia. La forma más común de esta sustancia es mediante el café o la Cocacola. Su sintomatología se caracteriza por: ansiedad e incluso estados depresivos, dificultades a la hora de concentrarse, inquietud, cansancio, etc.
  • Síndrome de abstinencia por consumo de alcohol: El alcohol es una sustancia legal en la mayoría de países cuando la persona cumple la mayoría de edad. No obstante, hay que consumirlo diariamente para que el cuerpo se vuelva adicto, por lo tanto no se considera un síndrome de abstinencia intenso. Sin embargo presenta la siguiente sintomatología: taquicardia, nerviosismo, ansiedad, sensación de que tiemblan las manos, insomnio, alucinaciones e incluso convulsiones.

¿Qué se tiene que dar para que el síndrome de abstinencia sea diagnosticado?

Para muchos especialistas diagnosticar un síndrome de abstinencia no es tan sencillo, para ello se orientan de los criterios establecidos. Según el DSM V, se tienen que dar las siguientes situaciones:

  • Presencia de dichos síntomas ante la interrupción o la disminución del consumo prolongado y en grandes cantidades de una sustancia.
  • Malestar clínicamente significativo o afección en el trascurso de una vida normalizada, ya sea en actividades laborales, sociales, u otras áreas de importancia para la vida de la persona.
  • Los síntomas no han de deberse a una enfermedad médica, ni como consecuencia de otro trastorno mental.

¿Qué hacer si cree que puede estar padeciendo un síndrome de abstinencia?

Si crees que puedes estar sufriendo un síndrome de abstinencia o que algún conocido tuyo lo puede estar padeciendo, es recomendable que acudas a un especialista, el valorara el caso detenidamente, determinado la gravedad, la intensidad y el grado de la abstinencia. Por lo que podrá establecer un plan de tratamiento específico para el caso, recetando medicamentos con los que contrarrestar los síntomas, valorando el dejarlo de manera progresiva y realizando terapia psicológica, así como las ayudas que sean necesarias.

Artículos recomendados