Menú
¿No tienes tiempo para correr? ¡Sigue estos consejos!

EJERCICIO

¿No tienes tiempo para correr? ¡Sigue estos consejos!

Si te gusta correr pero estás dejando esa actividad a un lado por falta de tiempo... ¡sigue estos consejos y vuelve a tus rutinas saludables!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Muchas personas dejan el entrenamiento de salir a correr porque están 'demasiado ocupados'. Se dejan absorber por el estrés diario y por eso mismo, dejan su salud sin que sea prioridad en sus vidas... ¡fatal error! Si eres de las personas que cree que no hay suficientes horas en el día... ¡a partir de ahora se acabó!

Haz que correr sea una prioridad

Ten una agenda y apunta todo lo que tienes que hacer en la semana. Así podrás saber qué horarios tienes más libres y sobre todo, qué momentos son más aptos para salir a correr. Prescinde de aquellas actividades que no sean realmente importantes en tus actividades diarias y prioriza salir a correr.

Las prioridades de cada persona son diferentes, por lo que depende de ti decidir lo que puedes dejar a un lado para poder correr. Si te gusta mantener una casa limpia, pero definitivamente te gusta correr mucho más que limpiar... sacrifica un día de tener la casa limpia para poder correr. O sacrifica el tener la casa limpia y ordenada cada día. Limpiar el suelo... puede esperar.

Planifica tus entrenamientos al principio de la semana

Cuando tienes un horario ocupado y no planificas las cosas a tiempo, simplemente no sucederán. Al comienzo de la semana (el domingo es siempre un buen día para planificarlo), mira tu calendario y busca tiempo para correr. También ayuda si haces planes con un amigo, por lo que ambos seréis responsables de cumplir con vuestro objetivo. Es mucho más difícil dejar de correr a las 6:00 a.m. cuando sabes que tu amigo te está esperando. 

Si mantienes una fecha de ejecución regular para correr, todos en tu vida están más preparados para lidiar con ello y se acostumbrarán a que ese momento es tuyo. Entonces, por ejemplo, los niños saben que correr con tu amigo los miércoles por la noche es solo parte de la rutina.

Cuando tienes un horario ocupado y no planificas las cosas a tiempo, simplemente no sucederánCuando tienes un horario ocupado y no planificas las cosas a tiempo, simplemente no sucederán

Busca tiempo desaprovechado

Fíjate en el tiempo que tienes desaprovechado durante la semana y míralo como oportunidades para evitar perder el tiempo y exprimir tu entrenamiento. Puedes descubrir que quizá tengas varias horas a la semana que estás tumbado/a viendo la televisión... ¡en lugar de tener esa vida sedentaria levanta y empieza a mover el cuerpo!

También puedes tener una cinta de correr en casa si las horas que tienes libres son demasiado pocas. Las cintas de correr en casa te ayudarán a ejercitarte pudiendo vigilar a tus hijos o viendo la serie de televisión que tanto te gusta.

Si pasas mucho tiempo yendo y viniendo llevando a tus hijos a actividades extra escolares, mira si puedes organizar un viaje compartido con otros padres para ahorrar tiempo. También puedes intentar correr en el tiempo que tus hijos están en las actividades.

Un obstáculo de entrenamiento que las personas tienden a pasar por alto es una pareja no solidariaUn obstáculo de entrenamiento que las personas tienden a pasar por alto es una pareja no solidaria

Que tu pareja no te corte las alas

Un obstáculo de entrenamiento que las personas tienden a pasar por alto es una pareja no solidaria. El resentimiento o los celos de tu pareja pueden obstaculizar tus carreras. Habla con su pareja sobre lo importante que es correr para tu salud física y mental. Mantén una conversación abierta y honesta sobre lo que ambos piensan de un equilibrio justo entre el tiempo dedicado al entrenamiento y el tiempo que pasáis juntos. Una buena comunicación ayudará a evitar futuros conflictos.

Deja de lado el pensamiento de 'todo o nada'

Si no tienes tiempo para hacer salir a correr con el tiempo que querías haber empleado, sé flexible pero no por eso abandones a la primera de cambio. Correr un kilómetro es mejor que no correr nada y aunque sea poco para ti, seguirás teniendo algunos beneficios y te sentirás mucho mejor que si no hicieras nada en absoluto.

Recuerda que igual de importante es salir a correr como tener unos hábitos de vida saludables, así como mantener una dieta equilibrada que te aporte todos los nutrientes necesarios.

Artículos recomendados