Menú
Trastornos pulmonares: atelectasia

TRASTORNOS

Trastornos pulmonares: atelectasia

El término atelectasia se emplea para denominar al colapso de una o más áreas de un pulmón... Pero, ¿qué más debes saber sobre esta afección?

Maria del Carmen Roldán Prieto

La atelectasia es una afección que consiste en que los sacos pulmonares no se hinchan correctamente, por lo que existe la posibilidad de que la sangre no pueda ser capaz de suministrar oxígeno a todos los órganos y tejidos del cuerpo. Esta afección y otras relacionadas también se pueden llamar pulmón colapsado.

La atelectasia es una afección que consiste en que los sacos pulmonares no se hinchan correctamenteLa atelectasia es una afección que consiste en que los sacos pulmonares no se hinchan correctamente

¿Qué es la atelectasia?

Los pulmones son un par de órganos que se encuentran en el pecho, protegidos por las costillas. Estos toman aire con la finalidad de llevar oxígeno por todo el cuerpo. El término atelectasia se emplea para denominar al colapso de una o más áreas de un pulmón.

Cuando respiramos, los pulmones se llenan de aire y este aire se instala en los alvéolos, desde donde el oxígeno se mueve hacia la sangre. Por su parte, la sangre reparte el oxígeno que recibe a los órganos y tejidos de todo el cuerpo.

La atelectasia sucede cuando los alvéolos no se inflan correctamente o no pueden abastecerse con suficiente aire y oxígeno. Si el área pulmonar afectada es amplia, aparecerán problemas de salud relacionados con la falta de oxígeno en sangre.

No se trata de una afección mortal pero en algunos casos puede necesitar un tratamiento urgente. La atelectasia aparece frecuentemente tras un cirugía.

Causas de la atelectasia

Las causas de la atelectasia son muy diversas porque cualquier afección que dificulte la respiración o la tos pueden provocar un colapso en un pulmón. Un neumotórax puede ser causa de esta afección. El neumotórax es la presencia de aire entre el pulmón y la pared torácica, esto puede provocar también un colapso del pulmón.

Veamos las causas más comunes de atelectasia:

  • Cirugía. La cirugía es la causa más común por la que las personas padecen atelectasia. La anestesia y otros medicamentos sedantes pueden afectar a la capacidad para respirar con normalidad o para toser. El dolor después de una operación quirúrgica puede hacer que respirar profundamente sea complicado, lo que lleva a realizar una respiración superficial que puede ocasionar que los pulmones no funcionen correctamente.
  • Presión en el pecho. La presión del exterior de los pulmones puede dificultar la respiración profunda. Este tipo de presión puede provenir de un tumor o un hueso deformado, entre otros motivos. Si la casa de esa presión no está clara, el primer objetivo del médico será determinar la causa exacta de esa presión.
  • Bloqueo en la vía respiratoria. El bloqueo de la vía respiratoria también puede causar atelectasia. La parte afectada del pulmón podría colapsarse si el aire no supera el bloqueo, que podría estar causado por moco o algún otro objeto inhalado.
  • Otras afecciones pulmonares. Los trastornos que pueden asociarse con la atelectasia son el cáncer de pulmón, la neumonía, derrames pleurales o presencia de líquido alrededor de los pulmones, y el síndrome de dificultad respiratoria.

Síntomas de la atelectasia

No aparecen síntomas cuando el área de pulmón afectada es pequeña. Pero si el área afectada por la atelectasia es grande, pueden aparecer los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar o falta de aliento
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Tos
  • Dolor en el pecho
  • La piel y los labios adquieren una tonalidad azulada como consecuencia de la falta de oxígeno

Si tienes alguno de estos síntomas, lo mejor es acudir a tu médico de confianza para que realice un diagnóstico fiable porque otras afecciones como el asma y el enfisema pulmonar también pueden causar dolor en el pecho y dificultad para respirar, por ejemplo.

El diagnóstico de la atelectasia

El primer paso que da un médico para hacer un diagnóstico de atelectasia es la radiografía, una técnica que proporciona imágenes del interior del techo. Una tomografía computarizada ofrece imágenes más detalladas, en caso de duda.

En los casos más graves, el médico puede hacer uso de un procedimiento llamado broncoscopia, por el cual podrá observar el interior de las vías respiratorias. Con esta prueba, el médico pasa un pequeño tubo llamado broncoscopio por la garganta del paciente para detectar si existe un bloqueo u otro problema. Si se encuentra una obstrucción o bloqueo, el médico puede eliminarla durante el proceso. Esta prueba es bastante indolora para el paciente, por este motivo se la considera una prueba sencilla y sin consecuencias negativas para el paciente.

¿Hay tratamiento para la atelectasia?

Gran parte de los casos de atelectasia mejoran sin necesidad de un tratamiento. El paciente estará bajo supervisión médica, y será el médico quien aconseje si necesita guardar reposo o realizar otros cambios hasta que el pulmón recupere la normalidad.

En los casos más graves, el tratamiento dependerá de la causa y del alcance del colapso. Las causas más comunes de atelectasia y sus tratamientos son:

  • Cirugía. Las enfermeras o terapeutas guiarán al paciente en los ejercicios de respiración y para sentarse o ponerse de pie tan pronto como sea posible después de la operación.
  • Presión en el pecho. Los médicos pueden eliminar la fuente de la presión mediante cirugía o con medicamentos.
  • Bloqueo en las vías respiratorias. Durante una broncoscopia, los médicos eliminarán la obstrucción para que el paciente vuelva a respirar sin dificultad.
  • Otras afecciones pulmonares. Los médicos pueden tratar la afección con medicamentos u otros procedimientos para aliviar la presión sobre el pulmón. La elección de tratamiento dependerá de la naturaleza de la afección pulmonar que se padezca.

¿Se puede prevenir la atelectasia?

Los ejercicios de respiración profunda y la tos después de una cirugía pueden reducir el riesgo de desarrollar esta afección.

En el caso de que el paciente sea fumador, dejar este hábito puede reducir el riesgo de desarrollar atelectasia antes de someterse a cualquier operación.

En los hospitales se les proporciona a muchos pacientes un dispositivo llamado espirómetro incentivador que los estimula a respirar profundamente para prevenir y tratar la atelectasia.

Los médicos pueden tratar la afección con medicamentos Los médicos pueden tratar la afección con medicamentos

¿Qué perspectiva de futuro tienen las personas con atelectasia?

Una vez tratada la causa de esta afección, la mayoría de las personas se recuperan rápida y completamente, sin padecer síntomas posteriores derivados de la atelectasia.

Las personas que padecen una afección de larga duración o crónica que causa la atelectasia pueden necesitar un tratamiento adicional si se ha padecido esta afección pero regresa en el futuro.

No obstante, la perspectiva de futuro es favorable en cualquier caso ya que no se trata de una afección que atañe excesiva gravedad y que se cura con cierta facilidad. En cualquier caso, respirar correctamente con respiraciones lentas y profundas es la mejor forma de prevenir, además de hacer que los pulmones trabajen correctamente.

Artículos recomendados