Menú
Tratamientos naturales para la depresión

DEPRESIÓN

Tratamientos naturales para la depresión

Descubre algunos tratamientos naturales para la depresión y así poder encontrarme mucho mejor anímicamente.

Mª José Roldán Prieto

Todos tenemos derecho a estar tristes de vez en cuando, incluso a tener esos días en los que no tienes ni ganas de salir de la cama. Lo importante es ser consciente de que pasará y de es necesario buscar soluciones para encontrar de nuevo el bienestar emocional y un buen equilibrio. Pero a veces, esta tristeza puede tener otro nombre, otra cara y otro tratamiento: la depresión.

Todos tenemos derecho a estar tristes de vez en cuandoTodos tenemos derecho a estar tristes de vez en cuando
Cuando llevas varios días o varias semanas sin tener ganas de nada y continuamente triste es posible que tengas depresión. Si es tu caso, debes saber que no eres la única persona en el mundo, son millones de mujeres y hombres que pasan por esto. Una solución puede ser tomar un medicamento recetado por un médico especialista, pero en ocasiones, puede resultar adictivo e incluso, tener efectos secundarios como: insomnio, náuseas, dolores estomacales, etc.

Pero la realidad es que existen otros tratamientos naturales para la depresión que te pueden ayudar a estar mucho mejor y darte cuenta de lo bueno que es vivir. Quizá la combinación de algunos de estos tratamientos naturales te ayude a sentirte bien de nuevo.

Tratamientos naturales para la depresión

La hierba de San Juan

La medicina herbaria se ha utilizado durante cientos de años para tratar la depresión y las investigaciones recientes están demostrando que es clínicamente eficaz. La hierba de San Juan, por ejemplo, se ha demostrado que es mejor que un simple placebo y es ampliamente prescrito en Europa para la depresión.

En 2009, una revisión basada en 29 estudios internacionales demostró que la hierba de San Juan ofrece menos efectos secundarios que los medicamentos antidepresivos recetados cuando es tomada por las personas con depresión moderada.

Sin embargo, se recomienda precaución con la hierba de San Juan, ya que puede tener interacciones negativas con los medicamentos antidepresivos y ansiolíticos. Así que si ya estás tomando medicamentos recetados, consulta con tu médico antes de tomar la hierba de San Juan.

Yoga

Si la depresión tiene sus raíces en la ansiedad, el yoga puede ayudarte. El yoga ha demostrado que reduce la hormona del estrés (cortisol) y que aumenta la sensación de paz y bienestar. A través de las posturas de yoga y técnicas de respiración, la conciencia aumenta y tu mente se queda en el momento presente.

Esto puede ayudarte a calmar la mente de preocupaciones o pensamientos negativos y crear una sensación de facilidad con cualquier situación que te esté causando la ansiedad. El yoga también aumenta la conexión entre la mente y el cuerpo, haciendo que te sientas en control pleno de tus pensamientos mediante el control de la respiración.

Ejercicio

El ejercicio no solo ayuda al cuerpo, sino que también mantiene tu mente positiva. Las investigaciones muestran que la actividad física moderada reduce los síntomas de la depresión. Esto puede ser tan simple como salir únicamente 30 a caminar todos los días.

También se ha encontrado que el ejercicio ayuda a prevenir la depresión.

En un estudio comparativo, de activos vs personas inactivas, los que hacían ejercicio Ftenían un 30% menos de posibilidades de sufrir depresión en comparación con las personas que no lo hacían. En otro estudio de la Universidad de Toronto, hubo evidencias de que incluso el ejercicio moderado es eficaz en el fomento del estado de ánimo y la prevención de la depresión, aunque el ejercicio básico también es buena opción.

Una forma de mantener una actitud positiva sin dejar de ser completamente libre de la medicación es ver a un psicoterapeutaUna forma de mantener una actitud positiva sin dejar de ser completamente libre de la medicación es ver a un psicoterapeuta

Psicoterapia

Una forma de mantener una actitud positiva sin dejar de ser completamente libre de la medicación es ver a un psicoterapeuta. Desde tus pensamientos estás dictando tu estado de ánimo y un psicoterapeuta puede apoyarte en tener pensamientos más positivos sobre una base regular.

La terapia cognitiva, en particular, es un tipo de psicoterapia donde el terapeuta identifica patrones de pensamiento negativo, entonces guía las preguntas y desafía estos pensamientos para que los clientes puedan adivinar su pensamiento y tomar un camino diferente. Con el tiempo, este cuestionamiento constante y desafiante pueden alterar los patrones de pensamiento negativo, e incluso alterar la estructura del cerebro, para crear una experiencia más positiva en la mente.

Artículos recomendados