Menú
¿Es buena opción el parto en el agua?
NACIMIENTO

¿Es buena opción el parto en el agua?

El parto en el agua es una opción cada vez más elegida por muchas mujeres por sus beneficios, pero también puede tener desventajas.

María Isabel Baena González

Cuando una mujer embarazada se va acercando poco a poco al momento del parto, lo más habitual es que comiencen a plantearse diferentes opciones a la hora de dar a luz. Normalmente, se suele optar por un parto en el hospital, rodeadas de todos los médicos posibles y acompañadas de todas las comodidades; en una camilla, con epidural, y con los instrumentos necesarios para que los médicos atajen cualquier tipo de problema. No obstante, hay quien le da muchas más vueltas al tema del parto, y prefiere optar por un parto de otro estilo. Uno de los más conocidos es el parto en el agua, que, según muchas mujeres que lo han probado, es casi como si se diera a luz con una epidural totalmente natural.

Si tú te encuentras justo en ese momento de indecisión, en el que no sabes cómo quieres que sea tu parto, aquí te vamos a hablar sobre el parto en el agua. Te vamos a comentar, a continuación, tanto las ventajas como las desventajas, para que seas tú misma la que tome todas las decisiones pertinentes. Sería aconsejable que hablaras con un especialista antes de decidirte, ya sea una matrona o un ginecólogo, para que analicen detenidamente tu caso en particular. Y es que, como verás a continuación, no todas las mujeres pueden vivir un parto en el agua con la misma comodidad.

El parto en el agua sólo se puede realizar en el hogar porque no se oferta en los hospitalesEl parto en el agua sólo se puede realizar en el hogar porque no se oferta en los hospitales

Todas las ventajas

Comencemos, pues, hablando de todas las ventajashttp://www.bekiapadres.com/articulos/hidroterapia-bebes-que-es-para-que-sirve/ que el parto en el agua puede tener, tanto para la mujer como para el bebé que ya viene en camino. Pero antes, debes saber que el parto en el agua no se suele facilitar en los hospitales, con lo cual probablemente tendrás que dar a luz en tu casa. Es por esto que tendrás que llamar a una matrona, una persona especializada en partos, para que te asista en tu casa. Es totalmente necesario, pese a que puedas pensar que no; si hay algún tipo de inconveniente, esta persona será la que podrá ayudarte, la que sabrá por dónde hay que ir más o menos, la especialista.

La primera ventaja que notarás es que, exceptuando la persona que tú contrates para que te asista, tu parto será totalmente íntimo. No tendrás a veinte médicos, enfermeros y demás personal hospitalario allí, dando vueltas alrededor tuya. Te evitará encontrarte incómoda, y hará que todo fluya con mucha más naturalidad.

Hay quien ha señalado, además, que el dar a luz en el agua hace que disminuyan todos los dolores, que la mujer padezca mucho menos sufrimiento. No solo la mujer notará menos el trauma, sino que el bebé también se encontrará con un hábitat mucho más parecido al suyo original. Se ha pasado nueve meses en líquido y, al salir y no encontrar esto, es lógico que se muestre extrañado; no obstante, si sale y se encuentra de nuevo dentro del agua, probablemente su reacción sea mucho más tranquila.

Pero aparte de todo esto, el hecho de traer a un niño al mundo de este modo es como una especie de conexión con nuestros instintos más naturales. Se prescinde de tanta tecnología, de tanto avance, y se hace tal y como siempre se ha hecho. Esto es muy romántico, muy bonito, pero debemos recordar siempre que ante todo debe priorizar la salud tanto de la madre como del niño.

Debemos tener siempre profesionales con nosotros en el parto en el agua por si tuviéramos alguna complicaciónDebemos tener siempre profesionales con nosotros en el parto en el agua por si tuviéramos alguna complicación

Pero también las desventajas

Las desventajas de un parto de este tipo son bastante obvias, por otro lado. Y es que estamos hablando de un parto donde no hay suficiente personal médico preparado, donde el material que hay es bastante escaso, y cualquier posible problema puede acabar siendo mortal. Es fundamental que antes de optar por un parto de este tipo, te asegures de que tu salud y la de tu bebé podrán resistirlo fácilmente. Si un especialista te dice que tu parto podría ser de riesgo, o que tu salud no es lo suficientemente estable como para sostener un parto sin que haya algún problema, lo mejor que puedes hacer es pedir que se te haga un parto en el agua en el hospital. Poco a poco están ofreciendo esto como una opción, y puede que tengas suerte.

Pero si no lo ofrecieran como opción, si no fuera posible, recuerda: lo primero es tu salud. Cualquier complicación que en el hospital pudiera resolverse rápidamente, en tu casa podría costarte bastante caro. Y no es eso lo que quieres, sin lugar a dudas.

Algunos estudios han demostrado hace poco que el parto en el agua, lo que es el momento de dar a luz en sí, podría ser perjudicial para los bebés. Pese a que estos no respiran, como son mamíferos y tienen el reflejo de inmersión (no siempre lo tienen) podrían aspirar o jadear y, por desgracia, ahogarse. Han sido muy pocos los casos en los que eso ha sucedido, pero han sido tan graves que lo mejor sería evitarlos. Lo recomendable sería, pues, que cada caso se analizara de forma especial, y que la dilatación se realizara en el agua pero el explosivo pueda realizarse fuera.

Artículos recomendados

Comentarios