Menú
Abuso infantil y dolor de cabeza en la vida adulta, ¿hay relación?

ABUSO

Abuso infantil y dolor de cabeza en la vida adulta, ¿hay relación?

Aunque no tiene que ser así al 100% puede estar relacionado el abuso infantil con el dolor de cabeza en la edad adulta.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

¿Sabías que el abuso infantil impulsa la patogénesis de muchas afecciones médicas relacionadas con el dolor? Esta es la razón por la cual el médico de una persona puede preguntar sobre la infancia, especialmente si esa persona presenta síntomas de dolor crónico, como  dolores de cabeza crónicos o migrañas.

Existe cierto vínculo potencial entre los dolores de cabeza y el abuso infantil. Además, es importante comprender que solo porque tengas migrañas o un trastorno de dolor de cabeza NO significa que hayas sido maltratado de niño y viceversa: el abuso infantil NO significa que vas a desarrollar un trastorno de dolor de cabeza. Este es un concepto importante para entender. Un enlace simplemente significa una asociación o una conexión, no significa que una condición cause otra.

El vínculo entre los dolores de cabeza y el abuso

Puede existir una conexión entre los dolores de cabeza y el abuso infantil, especialmente por el abuso emocional. Existe una relación de dosis-respuesta entre la cantidad de experiencias adversas en la infancia y las cefaleas frecuentes, lo que significa que a mayor cantidad de experiencias adversas que experimentan los niños, mayor es la probabilidad de cefaleas frecuentes como adultos. 

La exposición a la violencia doméstica en la infancia también se ha relacionado con dolores de cabeza.

La exposición a la violencia doméstica en la infancia también se ha relacionado con dolores de cabezaLa exposición a la violencia doméstica en la infancia también se ha relacionado con dolores de cabeza

El vínculo entre las migrañas y el abuso

Tanto hombres como mujeres que experimentan tres o más experiencias infantiles adversas que incluyeron violencia doméstica de los padres, abuso físico y abuso secular forzado tenían el doble de probabilidades de tener migrañas que las personas que no experimentaron ninguna situación adversa.

También puede haber una relación de dosis-respuesta, lo que significa que la probabilidad de tener migrañas aumenta a medida que aumenta el número de experiencias clínicas adversas.

El estrés también parece afectar la forma en que sentimos el dolorEl estrés también parece afectar la forma en que sentimos el dolor

El abuso infantil... ¿predice el dolor de cabeza?

La ciencia detrás del vínculo entre el abuso infantil y los dolores de cabeza aún no está clara. Pero cada vez se realizan más investigaciones sobre los efectos perjudiciales del estrés crónico y temprano en el cerebro, tanto en términos de la anatomía del cerebro como de cómo funciona. 

El estrés también parece afectar la forma en que sentimos el dolor. Esto puede llevar a la hiperalgesia, que es cuando una persona tiene una mayor sensibilidad al dolor. Esto puede contribuir a la formación de trastornos crónicos de dolor de cabeza. Finalmente, el estrés en la vida temprana puede alterar nuestra composición genética, especialmente los genes que controlan la expresión de las hormonas relacionadas con el estado de ánimo y la respuesta al estrés de una persona.

Comprender el vínculo

El propósito de comprender el vínculo entre el dolor de cabeza y la migraña es mejorar la prevención y el tratamiento de los trastornos del dolor de cabeza. En este caso, sin embargo, el punto principal es nuestra necesidad como sociedad de encontrar más formas de proteger a los niños del abuso. Las múltiples ramificaciones y daños negativos que se derivan de tales abusos son demasiado grandes y, por lo tanto, innecesarios.

Si piensas que las malas experiencias infantiles han afectado la salud de tu dolor de cabeza y tu salud y bienestar en general, acude a tu médico para saber cómo hacer frente a tus problemas de dolor de cabeza, tendrás que ser fuerte y buscar ayuda para que puedas mejorar tu calidad de vida en todos los aspectos. No tienes por qué aguantar los dolores de cabeza, porque un dolor de cabeza o una migraña que no se trata, el dolor solo irá a más y no se disminuirá. No tienes por qué aguantar dolor ni físico ni emocional, por este motivo si lo ves necesario y el dolor comienza a entorpecer tu vida diaria, lo mejor es que acudas a tu médico y busques ayuda lo antes posible.

Artículos recomendados