Menú
Qué es la acalasia

DOLOR

Qué es la acalasia

La acalasia es una enfermedad por la que la persona que la padece tiene cierta imposibilidad a la hora de comer

Sergio Gallego Uvero

¿Te imaginas no poder comer correctamente y no poder disfrutar de la comida como lo hacen la gran mayoría de la gente? Esto es lo que ocurre a las personas que padecen acalasia. Se trata de una enfermedad muy poco habitual y bastante rara entre la población y que como ya te he comentado se caracteriza por la incapacidad del esófago para poder contraerse y como consecuencia de ello el no poder empujar la comida hacia el estómago. A día de hoy no se conocen las causas por las que puede aparecer y la puede sufrir tanto hombres como mujeres.

Síntomas de la acalasia

La sintomatología es clave a la hora de realizar un diagnóstico bastante certero de dicha enfermedad:

  • La disfagia es uno de los síntomas más claros de la acalasia ya que la persona tiene serios problemas a la hora de ingerir tanto alimentos sólidos como líquidos.
  • Un fuerte dolor en la zona del tórax también suele ser uno de los síntomas de este tipo de enfermedad
  • .

  • Una persona que padece acalasia puede llegar a regurgitar los alimentos debido a que los mismos no son capaces de pasar a través del esófago.
  • Como consecuencia de no alimentarse como se debiera, la persona con acalasia suele sufrir una pérdida de peso bastante importante.

Ante tales síntomas es muy importante el acudir al médico para someterse a un examen que ayude a certificar o no que la persona sufre acalasia.

La disfagia es uno de los síntomas más claros de la acalasiaLa disfagia es uno de los síntomas más claros de la acalasia

Diagnóstico de la acalasia

Hay una serie de pruebas que van a permitir obtener un diagnóstico bastante fiable de dicha enfermedad:

  • La manometría es realiza a través de una sonda que se introduce a través de la nariz y que llega al esófago y al estómago. Para realizar tal prueba se aplica anestesia local al paciente y con ello se intenta saber el grado de contracción del esófago.
  • Otra prueba que se utiliza para realizar un diagnóstico de la acalasia es el esofagograma baritado. Se trata de una prueba bastante sencilla por la que la persona debe beber un líquido de bario. Una vez que beba el médico observa dicho líquido a través de los rayos X.

A la hora de tratar la acalasia hay que tener en cuenta la gravedad de dicha enfermedadA la hora de tratar la acalasia hay que tener en cuenta la gravedad de dicha enfermedad

Cómo tratar la acalasia

A la hora de tratar la acalasia hay que tener en cuenta la gravedad de dicha enfermedad junto a aspectos propios del paciente tales como la edad o si tiene ciertos problemas digestivos o respiratorios:

  • En la mayoría de los casos se suele introducir un balón en el esófago para que mantenga abierto dicha zona y de esta manera los alimentos puedan llegar al estómago sin problema alguno. Se trata de un tratamiento que no es para siempre y que requiere repetirse cada cierto tiempo.
  • El bótox es otro de los tratamientos que se sigue en la acalasia. Se suele usar en personas de avanza edad que no pueden someterse a una operación quirúrgica. El bótox se inyecta a través de un endoscopio en la zona del esófago.
  • Los relajantes musculares ayudan a la persona tragar. Dichos relajantes se compran en la farmacia y se toman antes de cada comida. El problema de los mismos son los efectos secundarios que tiene para el organismo.
  • La mejor manera de tratar la acalasia es sin lugar a dudas a través de la cirugía. Si la persona es joven se suele someter a dicha intervención y acabar de esta manera con los problemas a la hora de comer.

La acalasia es una enfermedad que debe tratarse cuanto antes ya que de lo contrario la persona no se nutre ni se alimenta como debiera. Gracias a un tratamiento adecuado la persona puede empezar a ingerir sólidos y líquidos sin apenas problemas.

Artículos recomendados