Menú
¿Cómo afectan los niveles altos de potasio al corazón?

POTASIO

¿Cómo afectan los niveles altos de potasio al corazón?

El potasio cuando está demasiado alto en el organismo puede afectar a la salud del corazón.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El potasio es un mineral que desempeña un papel importante en el cuerpo, que regula cuidadosamente los niveles de potasio debido a la importancia de este mineral para la función de todas las células, incluidas las células musculares del corazón. Tener demasiado potasio en la sangre puede alterar la capacidad del corazón para bombear adecuadamente.

A continuación vamos a comentarte cómo afectan los niveles altos de potasio al corazón y por ende, a tu salud en general. De esta manera serás consciente de cómo el potasio forma parte de tu organismo de manera imprescindible y es más, lo necesitas para tener una buena salud, pero tener niveles demasiado altos, podría perjudicar a tu corazón e incluso, a tu vida.

El potasio es un mineral que desempeña un papel importante en el cuerpoEl potasio es un mineral que desempeña un papel importante en el cuerpo

Potasio como electrolito

Una de las razones por las cuales el potasio es tan importante es porque tiene una carga positiva cuando se disuelve en sustancias a base de agua, como la sangre. Las células dentro del cuerpo usan pequeñas cargas eléctricas para funcionar normalmente. Al modular sus niveles de potasio, las células pueden cambiar sus cargas eléctricas. La mayor parte del potasio dentro del cuerpo se mantiene en las células, pero las alteraciones en los niveles de potasio en la sangre pueden tener un efecto significativo en el cuerpo.

Potasio y función cardíaca

La contracción del corazón implica corrientes eléctricas. La contracción de las fibras musculares cardíacas requiere calcio. La liberación de calcio de las reservas internas se controla mediante cambios en la carga eléctrica dentro de la célula. 

Debido a que el potasio desempeña un papel fundamental en el mantenimiento de esta carga eléctrica, las fluctuaciones en los niveles de potasio pueden interrumpir la liberación de calcio dentro del corazón, interrumpiendo el ritmo y el ritmo de las contracciones del músculo cardíaco necesarias para que el corazón bombee sangre de manera eficiente en todo el cuerpo.

Hipercalemia y problemas cardíacos

La hipercalemia es una condición en la cual los niveles de potasio en la sangre aumentan demasiado. Si tiene hipercalemia, una prueba que podría realizarse se llama electrocardiograma. Esta prueba mide la actividad eléctrica del corazón y puede usarse para detectar arritmias cardíacas. 

La hipercalemia puede provocar un electrocardiograma anormal, lo que significa que el momento de las contracciones en las diferentes partes del corazón se interrumpe. Las arritmias cardíacas pueden causar presión arterial baja y pueden hacer que el corazón deje de bombear por completo.

La hipercalemia generalmente no es causada por consumir demasiado potasio en tu dietaLa hipercalemia generalmente no es causada por consumir demasiado potasio en tu dieta

Causas

La hipercalemia generalmente no es causada por consumir demasiado potasio en tu dieta. Tu cuerpo excreta el exceso de potasio en tu orina. En consecuencia, la mayoría de los casos de hipercalemia son causados por problemas con el sistema renal. La hipercalemia también puede ser causada por un desequilibrio de una hormona conocida como aldosterona. El tratamiento para la hipercalemia generalmente se centra en mantener el ritmo normal del corazón mientras se trabaja para que los niveles de potasio vuelvan a la normalidad.

Si crees que tienes demasiado potasio en tu organismo o sientes que algo no marcha bien, entonces acude a tu médico. Nunca te quedes con la duda de si puede que te pase algo en tu salud. Es mejor que te hagan las pruebas pertinentes para salir de dudas, y en caso de que efectivamente tengas los niveles de potasio elevados en tu organismo, será pertinente que te proporcionen el tratamiento adecuado para que de esta manera, los niveles en tu organismo vuelvan a la normalidad sin tener que pasas por otras consecuencias.

El tratamiento puede ser a base de fármacos, cambios en la dieta o de tu estilo de vida. El médico será el que valore cuál es la mejor opción para tu caso en concreto.

Artículos recomendados