Menú
Alimentos que afectan a tus niveles de cortisol

ALIMENTACIÓN

Alimentos que afectan a tus niveles de cortisol

Si tomas estos alimentos puede afectar a tus niveles de cortisol en el organismo.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El cortisol es la principal hormona del estrés en el cuerpo. El cortisol aumenta la cantidad de azúcar, o glucosa, en el torrente sanguíneo, mejora la capacidad del cerebro para usar glucosa y ayuda en la reparación de los tejidos. El cortisol también afecta los sistemas inmunitario, digestivo y reproductivo y afecta los procesos de crecimiento. Los niveles de cortisol son generalmente más altos en la mañana y más bajos alrededor de la medianoche. Los alimentos no contienen cortisol, pero lo que come puede afectar los niveles de cortisol en tu cuerpo.

Alimentos para aumentar los niveles de cortisol

Los niveles de cortisol responden rápidamente a los alimentos que comemos. El índice glucémico de un alimento afecta los niveles de cortisol del cuerpo durante aproximadamente cinco horas después de haber comido, y el índice glucémico refleja cómo los alimentos afectarán el nivel de azúcar en la sangre del cuerpo.

Los alimentos con un índice glucémico alto provocan un aumento de los niveles de cortisol. Estos alimentos incluyen productos ricos en azúcar y almidones refinados. Saltarse las comidas también puede aumentar los niveles de cortisol. Un nivel alto de cortisol en la noche puede interrumpir el sueño, por lo que podrías tener insomnio sin saber por qué te ocurre.

Los niveles de cortisol responden rápidamente a los alimentos que comemosLos niveles de cortisol responden rápidamente a los alimentos que comemos

Alimentos para bajar los niveles de cortisol

Si tu objetivo es reducir tu nivel de cortisol, busca alimentos con un índice glucémico bajo. Las buenas opciones incluyen huevos, carnes, pollo, pescado y verduras. Si tu día comienza con un nivel normal de cortisol, puedes mantenerlo en una senda descendente al comer alimentos con un índice glucémico bajo aproximadamente cada cinco horas. 

Para evitar una oscilación ascendente en el cortisol, lo recomendable es equilibrar los azúcares y granos en las comidas con proteínas animales. Las verduras tienden a equilibrarse en términos del índice glucémico, pero dice que no son lo suficientemente bajas en el índice para compensar el consumo de granos.

Bloqueadores de cortisol

Los fabricantes de los llamados bloqueadores de cortisol afirman que sus productos lo ayudarán a perder peso al reducir los niveles de cortisol. La teoría es que el cortisol ayuda a tu cuerpo a lidiar con el estrés al aumentar el apetito y añadir grasa abdominal, por lo que reducir los niveles de cortisol te ayudará a reducirlo. 

Hay unos pocos estudios preliminares para respaldar esta conexión entre las hormonas del estrés y el aumento de peso... no hay evidencia científica que muestre que el bloqueo del cortisol puede conducir a la pérdida de peso. Los bloqueadores de cortisol se han comercializado con diferentes nombres y si quieres conocerlos solo tienes que acudir a tu médico para que te indique cuáles son los más apropiado para ti en cada caso.

El nivel de cortisol sube en circunstancias de miedo, amenaza, triste o frustraciónEl nivel de cortisol sube en circunstancias de miedo, amenaza, triste o frustración

Los niveles de cortisol, ¿pueden ser tóxicos?

Entre los síntomas que puede tener el cuerpo con el exceso de cortisol, puede llegar a ser tóxico. Esto dará lugar al estrés crónico ya que reduce la sensibilidad de las células inmunitarias al cortisol. Esto hace que el sistema inmune se debilite y que no podamos defendernos ante los peligros.

El nivel de cortisol sube en circunstancias de miedo, amenaza, triste o frustración. Si tienes demasiado cortisol en tu organismo es posible que te "intoxiques" e inunda la sangre en lugar de la serotonina o la dopamina, que son hormonas que tienen un impacto positivo en el bienestar del cuerpo y la mente. Estos síntomas se pueden producir en tres niveles: físico, psicológico y conducta o de comportamiento.

Cuando existe demasiado cortisol en el organismo pueden aparecer los siguientes problemas; alopecia, temblores, sudores, sequedad en la piel, sensación de nudo en la garganta o en el estómago, opresión en el pecho, sensación de ahogo, taquicardias, parestesias, problemas gastrointestinales, colon irritable, dolores musculares, problemas en la tiroides, migrañas, tics, artritis, fibromialgias, problemas menstruales, etc.

Artículos recomendados