Menú
Los beneficios de las saunas para tu salud

SAUNAS

Los beneficios de las saunas para tu salud

Si nunca has entrado en una sauna, cuando descubras los beneficios que tiene para tu salud es probable que entres en ella.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El principal beneficio que tiene la sauna para tu salud, es que su uso continuado puede reducir el riesgo de padecer un accidente cardiovascular. Las saunas están en la humanidad desde la historia antigua, por lo que si se utilizaban hace siglos, ¡es seguro que tiene beneficios para la salud!

En la actualidad las saunas son relativamente populares en todo el mundo, y no es para menos. Las saunas fueron muy populares en gran parte de Europa en la Edad Media. Si alguna vez has entrado en una sauna te habrás dado cuenta que te relajas automáticamente... y es que no hay nada mejor como estar sentado en un lugar con luz tenue, húmedo y caliente. Una sauna reducirá tus niveles de estrés al instante.

Los beneficios de las saunas

Si nunca has entrado en una sauna, quizá ahora ha llegado el momento de empezar a entrar en ellas, ya relajarte y beneficiarte de todo lo bueno que tiene para aportarte. Las saunas tiene beneficios psicológicos gracias a que fomenta la relajación, pero hay investigaciones que además también dejan claro que tiene otros beneficios a nivel físico.

Si nunca has entrado en una sauna, quizá ahora ha llegado el momento de empezar a entrar en ellasSi nunca has entrado en una sauna, quizá ahora ha llegado el momento de empezar a entrar en ellas

Existen estudios que dejan claros estos beneficios de las saunas para tu salud:

-Reduce la presión arterial

-Reducen el riesgo de demencia

-Existe un menor riesgo de muerte relacionada con enfermedades cardiovasculares

Las investigaciones lo avalan

Los científicos de la Universidad de Bristol en el Reino Unido observaron el impacto potencial de la sauna en el riesgo de accidente cerebrovascular .

El estudio siguió a 1.628 participantes durante un promedio de 15 años; su edad promedio fue de 63 años, y ninguno de ellos tenía antecedentes de accidente cerebrovascular.

Cada persona rellenó un cuestionario donde se les preguntaba cuántas veces utilizaban saunas. También se les preguntó acerca de otros factores que podrían influir en el riesgo de accidente cerebrovascular, como la ingesta de alcohol, los niveles de colesterol , la actividad física y la presión arterial .

A lo largo de los 15 años, 155 personas tuvieron un derrame cerebral. Las personas que usaban saunas de cuatro a siete veces por semana tenían un 60% menos de probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular que las que solo lo disfrutaban una vez por semana.

Incluso después de que los investigadores ajustaron el análisis para tener en cuenta otros factores de riesgo, como los niveles de tabaquismo y colesterol, los hallazgos se mantuvieron sin cambios.

Estos resultados dejan claro que esta actividad proporciona relajación y placer a las personas por partes iguales y que tienen efectos beneficiosos sobre la salud vascular.

Además, las saunas parecen tener un efecto reductor de la presión arterial, que puede ser la base del efecto beneficioso sobre el riesgo de accidente cerebrovascular.

Si te sientes estresado en tu día a día, ha llegado el momento de que utilices una saunaSi te sientes estresado en tu día a día, ha llegado el momento de que utilices una sauna

Si te sientes estresado, nada mejor que una sauna

Si te sientes estresado en tu día a día, ha llegado el momento de que utilices una sauna. Probablemente no tengas una sauna en casa, pero sí puede haber algún gimnasio cerca o un spa que disponga de una sauna a la que puedas acudir regularmente. Es importante que si te gusta relajarte en la sauna lo puedas hacer todos los días que puedas.

En caso de que entrar en una sauna no te resulte agradable, no te obligues a utilizarla aunque pueda ser beneficioso para la salud. Quizá para ti, la sauna es demasiado cerrada o cargante con todo el vaho que hay en el interior.

Si notas que al entrar en una sauna te falta el aire, te ahogas o incluso te da ansiedad, no entres ni la utilices. Cuando acudas a tu médico infórmale de esto que te ocurre y que te oriente con otras actividades relajantes que puedas hacer uy que tengan beneficios similares a los de una sauna para la salud.

Artículos recomendados