Menú
Qué es la bilastina y para qué se utiliza

MEDICAMENTOS

Qué es la bilastina y para qué se utiliza

Aproximadamente un 30% de la población española padece algún tipo de alergia. Si padeces alergia, no te pierdas esta información sobre la bilastina.

Antonia Torres Gutiérrez

Aproximadamente un 30% de la población española padece algún tipo de alergia. El tratamiento principal es base de antihistamínicos pero dentro de estos, hay diferencias importantes entre sus efectos secundarios. Si padeces alergia, no te pierdas esta información sobre la bilastina.

Qué es la bilastina

La bilastina es un antihistamínico de segunda generación. Está indicado para tratar los síntomas de las alergias de tipo respiratoria, ya sea ocasional por estación o habitual independientemente de la estación. Además también es eficaz en el tratamiento de urticarias alérgicas. Una de las grandes ventajas de este medicamento frente a otros antihistamínicos, es que no produce somnolencia.

Si te encuentras dentro de ese 30% de alérgicos en España, o incluso si alguna vez has tenido que tomar antihistamínicos por alguna alergia esporádica, conocerás de sobra el efecto sedante que provoca este tipo de tratamientos. Es algo que causa mucha incomodidad al paciente, ya que es necesario aliviar los síntomas de la alergia, pero además el paciente debe continuar con su vida habitual.

La bilastina además es de rápida absorciónLa bilastina además es de rápida absorción

La bilastina además es de rápida absorción, actúa con mayor velocidad que otros tratamientos con antihistamínicos. Para las personas que padecen alergia, que el tratamiento actúe pronto es básico para poder continuar de forma inmediata con las obligaciones diarias.

Antihistamínicos y somnolencia

Prácticamente todos los tratamientos para las alergias a base de antihistamínicos producen somnolencia en el paciente, lo que complica de forma considerable el ritmo de vida natural. Un antihistamínico puede alterar la vida de una forma importante, imposibilitando la conducción por mermar la capacidad de reacción a causa del sueño, por ejemplo.

En el caso de la bilastina, se ha demostrado que no produce estos efectos de somnolencia y cansancio en el paciente. De esta forma si debes seguir un tratamiento continuado para los síntomas de la alergia, la bilastina puede ser una gran ayuda en tu caso.

Tratamientos con bilastina

La bilastina es un antihistamínico único porque no es eficaz únicamente para el tratamiento de un síntoma alérgico. Además de tratar la alergia de tipo respiratoria, los estornudos, la secreción nasal o el picor en la nariz, la bilastina es eficaz en los tratamientos contra las urticarias y las alergias de tipo cutánea.

No es raro que la persona que padece alergia de tipo respiratoria, sufra también de sequedad cutánea, eccemas o habones en la piel. Para tratar la piel es importante mantenerla hidratada, pero no será suficiente si no se trata directamente con fármacos antihistamínicos.

Dosis recomendada y utilización

Por lo general, en pacientes mayores de 12 años la dosis es de un comprimido al día. En caso de que los síntomas no remitan y necesites aumentar el tratamiento, debes hacerlo siempre bajo supervisión médica.

Aunque los tratamientos para las enfermedades de tipo alérgicas pueden comprarse libremente sin receta en la farmacia, es importante no auto medicarse.

Cuanto tiempo dura el tratamiento

Los tratamientos antialérgicos son de tipo sintomáticos, por lo que el tratamiento se tendrá que prolongar mientras que no remitan los síntomas. Deberás tomar la dosis diaria hasta que se resuelva de forma completa el cuadro alérgico. Si persiste mucho en el tiempo, puede que esté resultando ineficaz, por lo que debes consultar con tu especialista por si fuese necesario cambiar de fármaco.

Bilastina y aumento del apetito

Por lo general los medicamentos que se utilizan para el tratamiento de las alergias, producen aumento del apetito, ya que la histamina es la encargada de producir la sensación de saciedad en el cuerpo. Los antihistamínicos inhiben la histamina, por lo que es posible que aparezca mayor sensación de hambre.

En el caso de la bilastina ocurre exactamente lo mismo, aunque tiene menos contraindicaciones que otros fármacos del grupo de los antihistamínicos. Puede que tengas mayor sensación de hambre mientras estás tomando este medicamento, por lo que si sigues un plan especifico de adelgazamiento, deberás consultarlo con tu alergólogo para que valore si es lo más recomendado para tu caso en concreto, ya que existen otros antihistamínicos que no engordan.

Recomendaciones de uso

Los medicamentos para tratar la alergia son de uso sintomáticos, es decir, se toman una vez que aparecen los síntomas. Esto complica la planificación de las tomas, deberás llevar siempre las pastillas encima por si aparece la alergia. Pero hay algunas recomendaciones importantes que debes tener en cuenta.

No debes tomar la bilastina con comida o con zumos de frutas, porque estos pueden causar que no se absorba de forma correcta el inhibidor de la histamina. De forma que el fármaco no estaría cumpliendo su función de forma correcta. Incluso dentro de las posibilidades, intenta tomar la bilastina una hora antes de cualquier comida, para que se absorba por completo el fármaco y sea completamente eficaz.

Lo recomendable es tomar la bilastina en ayunas, preferiblemente por la mañana. Los efectos de este fármaco tienen una durabilidad de algo menos de 24 horas, por lo que si tus síntomas son peores en la mañana, podrías tomarlo por la noche para que así al levantarte, estuvieras protegido.

Cada persona asimila los medicamentos de una formaCada persona asimila los medicamentos de una forma

Contraindicaciones de la bilastina

Aunque en menor medida que otros antihistamínicos, la bilastina tiene ciertas contraindicaciones importantes que debes tener en cuenta.

-No está recomendado para pacientes menores de 12 años

-Si el paciente sufre insuficiencia renal

-Si estás embarazada o planeas estarlo en un corto plazo

-Durante la lactancia materna

-Si estás tomando otro medicamento de forma habitual

Aunque no todas las personas sufren los efectos secundarios, es importante consultar con el médico. El especialista valorará tus necesidades y te recomendará el fármaco que mejor se adapte a tus síntomas. Cada persona asimila los medicamentos de una forma, no infravalores cualquier síntoma que detectes poco habitual en ti y coméntalo de forma inmediata a tu médico. Además, ante cualquier síntoma extraño o si notas que te está pasando algo fuera de lo normal por tomar ese medicamento, tendrás que comunicárselo rápidamente a tu facultativo médico.

Artículos recomendados