Menú
Por qué hoy es un buen día para sonreír

SONREÍR

Por qué hoy es un buen día para sonreír

¿Cuántas veces has sonreído hoy? Hacerlo es muy importante para tu salud física y emocional... te contamos los beneficios de hacerlo.

Antonia Torres Gutiérrez

Un gesto tan sencillo como es una sonrisa, puede hacer que cambie por completo el rumbo de tu día, incluso de tu vida. ¿Quieres saber por qué hoy es un día perfecto para sonreír?

Muchas veces pasamos por la vida como una exhalación, sin mirar más allá de nuestros propios pies, pensando en cómo la vida nos trata o cómo no tenemos todo aquello que deseamos. Vamos por la vida como un rebaño de ovejas, sin levantar la cabeza y sin tener en cuenta que, a nuestro lado, detrás de nosotros, delante de nuestro camino, hay personas que pueden estar pasando un día peor que el tuyo.

¿Crees que esto no tiene nada que ver contigo?

Es posible que pienses que tú no eres responsable de los problemas de los demás, y que, por lo tanto, tampoco tienes porque pensar en esas personas que ni siquiera conoces. Tú ya tienes tus propios problemas y para ti, son los más importantes del mundo. Quizá pienses que no tienes motivos para sonreír, que la vida no te sonríe a ti y que por qué tienes que devolverle tú esa sonrisa a la vida.

Sin embargo, ese sencillo gesto puede hacer que tu día cambie radicalmente. Te sorprenderá conocer todos los beneficios de las sonrisas, a continuación, los verás detallados y quizá después, encuentres motivos para cambiar la expresión de tu cara.

Sonreír pone en marcha todos los mecanismos que producen la sensación de felicidadSonreír pone en marcha todos los mecanismos que producen la sensación de felicidad

Beneficios de la sonrisa

Seguro que conoces a alguna persona que siempre lleva una sonrisa en la cara, quizá te hayas cruzado con personas así, sin apenas darte cuenta. Ese tipo de personas que parece que siempre son felices, porque su expresión facial es risueña y, por consiguiente, más relajada. Esas personas también tienen problemas, sin embargo, que sepan sonreír les aporta tantos beneficios que incluso desde fuera, parece que su vida fuese un camino de rosas.

  • Reduce los niveles de estrés: Sonreír pone en marcha todos los mecanismos que producen la sensación de felicidad. Es decir, sonreír produce un efecto inmediato en el cerebro, se liberan endorfinas y otras sustancias que permiten que la serotonina, la hormona de la felicidad, se sintetice con mayor facilidad. Todo esto permite que se reduzcan los niveles de estrés, puesto que el cuerpo puede alcanzar un estado de relajación y con ello, reducir la presión arterial. No en vano, según estudios se ha llegado a la conclusión de que, las personas que sonríen más, tienen menor probabilidad de sufrir un accidente cardiovascular. Lo que nos lleva al siguiente beneficio que aporta una sonrisa.
  • Mayor esperanza de vida: A esta conclusión, se llegó tras un estudio realizado hace 10 años en la universidad de Michigan (Estados Unidos). Teniendo en cuenta que el infarto y otro tipo de accidentes cardiovasculares son una de las mayores causas de muerte en este país, no es de extrañar.
  • Te ayuda a sentir felicidad: Para muchas personas, sentir felicidad o placer es algo fuera de su alcance. Son los trastornos llamados querofobia y anhedonia, asociados a trastornos emocionales y que están ligados directamente con el miedo a ser feliz. Ser una persona sonriente, te ayudará a sentir esa sensación de felicidad tan importante.
  • Más carismático: Todo el mundo se siente atraído por esas personas que siempre muestran una sonrisa en la cara. Parecen más jóvenes, más atractivos, saludables y automáticamente te hacen sentir que a su lado, te sentirás mucho mejor.
  • Te otorga naturalidad y accesibilidad: Es mucho más fácil relacionarse con personas sonrientes, puesto que muestran una actitud más relajada y se les ve como más accesibles. Por el contrario, las personas que por lo general muestran un semblante serio, crean una especie de muro entre ellos y el resto de personas, aún sin desearlo.
  • Contagias a otras personas: La sonrisa, la risa, son contagiosas, las personas que están a tu alrededor y con ello consigues crear un ambiente más relajado y feliz.

    Puedes cambiar la vida de otra persona: Nunca se sabe lo que se puede conseguir con una sonrisa, a esa persona que te cruzas en la calle, a la persona que te atiende en el supermercado o en una cafetería. Ser amable y responder con una sonrisa, puede hacer que la otra persona se beneficie de todo lo que hemos mencionado. Por lo tanto, tu sonrisa puede hacer que una persona se sienta mejor, puedes conseguir que se sienta motivado, que aumente su autoestima y que se sienta capaz de cambiar aquellas cosas que le hacen infeliz. Por lo tanto, puedes influir positivamente en la vida de las personas, con una simple sonrisa.

Existen miles de razones en el mundo para sonreírExisten miles de razones en el mundo para sonreír

Todos los días, son un buen día para sonreír

Sonreír no solucionará tus problemas, ni hará que desaparezcan milagrosamente. Pero con tu sonrisa podrás sentirte mejor, activar en tu cerebro los mecanismos necesarios para sentirte feliz y con ello, mejorar tu autoestima y tu actitud ante la vida. Por lo tanto, hoy es un buen día para sonreír, y mañana, y pasado también. Porque la vida es maravillosa, aún con todas sus dificultades, porque estás vivo para ver la luz del sol, para disfrutar de la sensación de la lluvia en tu piel, el aroma de las plantas y el color de las flores.

Existen miles de razones en el mundo para sonreír, porque la vida es dura para todas las personas, pero incluso puede ser mucho peor. Por lo tanto, como nunca se sabe lo que está por venir, lo mejor es afrontar lo que venga con una sonrisa, con una actitud positiva y con toda la energía que seas capaz de afrontar.

Y, quién sabe, quizá esa persona a la que sonrías sin tener un motivo puede ser la que te cambie la vida. En cualquier momento puedes conocer a alguien que haga tu vida mejor, tú puedes ser esa persona que mejore la vida de otros. Con una simple sonrisa puedes conquistar a quién incluso consideras inalcanzable, con tu sonrisa ante la vida, puedes conseguir todo aquello que te propongas porque eres capaz.

Por lo tanto, cada día recuerda que hoy es un buen día para sonreír, sal a la calle y cambia la vida de otras personas.

Artículos recomendados