Menú
Coronariografía

CORAZÓN

Coronariografía

La coronariografía es una prueba médica que se hacen aquellos pacientes que tienen algún problema en las arterias

Marta Cabrera Benito

Cuando hablamos de coronariografía hablando de la prueba médica que deben hacerse aquellos pacientes que pueden tener algún problema en las arterias que llegan hasta el corazón, es decir las coronarias. Para ello, se obtienen distintas imágenes de ellas a través de los rayos X e inyección de contraste. Gracias a estas técnicas se puede estudiar la anatomía de las vías, además de poder identificar las posibles patologías que sufre el paciente, en caso de que así sea.

Siempre que a un paciente se le realiza una coronariografía es porque se tiene la certeza de que su dolencia tiene que ver con el corazón. Por ejemplo, se realiza esta prueba a aquellas personas que presentan síntomas como dolor en el pecho o fatiga. De esta manera se puede saber si existe algún tipo de obstrucción en las arterias coronarias. Por esta misma razón una persona puede sufrir un infarto de miocardio, así que también esta prueba serviría para esclarecer las causas. Por último, la coronariografía se realiza en aquellos pacientes que van a tener que pasar por el quirófano, normalmente para evitar riesgos.

La coronariografía no requiere que el paciente se encuentre hospitalizadoLa coronariografía no requiere que el paciente se encuentre hospitalizado

Pasos previos a la coronariografía

La coronariografía, aunque sí que precisa de una preparación previa, no requiere que el paciente se encuentre hospitalizado durante mucho tiempo antes de realizarla. Para ello, el paciente deberá acudir a la hora que le ha indicado su médico al centro médico correspondiente. Sí que se obliga que se haga ayuno desde ocho horas antes a la realización de la prueba.

Es importante que el médico esté informado en todo momento de la medicación que toma el paciente para tener en cuenta posibles riesgos. Esto deberá hacerse con tiempo ya que hay medicamentos, como los anticoagulantes que han de suspenderse en los dos o tres días previos a la realización de la prueba. Sobre el resto de la medicación, será el propio médico quién indique cuál es el procedimiento a seguir para que no interfieran en la coronariografía.

Como suele ocurrir en la mayoría de las pruebas, se le dará al paciente un consentimiento para firmar en el que se le informa de todos los riesgos que puede conllevar su realización. Por otro lado, es bueno que la persona que se va a someter a la coronariografía vaya acompañado al centro por lo que pueda pasar después de la prueba ya que existe la posibilidad de que necesite ayuda a la hora de irse para casa.

La coronariografía paso a paso

Una vez que el paciente ya ha firmado el consentimiento, comenzará la prueba. Para ello, en primer lugar, se le canalizará una vía que servirá para poder administrarle tanto líquidos como la medicación correspondiente. Asimismo, para no entorpecer la introducción de los catéteres se rasurará la zona, normalmente la muñeca o las ingles. Además, se le aplicará a la persona que va a pasar por la prueba una anestesia local que puede incluir sedación dependiendo del nerviosismo de ésta. Realizados estos pasos, el paciente ya está listo para comenzar la prueba, realizada en la sala de hemodinámica.

Existen medicamentos que hay que abandonar antes de la coronariografíExisten medicamentos que hay que abandonar antes de la coronariografí

El siguiente paso ya sería introducir los catéteres. Para ello se realizarán distintas punciones por donde se introducirán hasta que estos alcancen las arterias coronarias. Una vez que ya se ha llegado a ellas toca introducir el líquido que, a través del contraste y los rayos X revelará las posibles patologías que sufre el paciente. En su monitor, el médico especialista puede ir viendo el estado de las vías, aunque no es obligatorio que lo vaya revelando en el momento y emplace a la persona afectada a una consulta posterior. Una vez que ya se han tomado las imágenes necesarias, se retirarán todos los catéteres.

Después de la coronariografía

Cuando ya ha finalizado al coronariografía, el paciente deberá esperar un tiempo, bien para que se pase la anestesia o para despertar de la sedación. Aun así, tendrá que pasar unas horas en observación para poder irse a su casa. Normalmente, cuando una persona se hace esta prueba médica puede volver a su casa en el mismo día de su realización, únicamente habrá de quedarse cuando la razón de su realización vaya más allá que una simple comprobación de las arterias coronarias.

Por otro lado, es importante que el paciente siga las instrucciones que le dé el médico a partir de ahora. Y es que, al igual que la prueba requería de una preparación previa, una vez realizada habrá unas pautas que deberá seguir. Por ejemplo, las referidas a la medicación. Existen medicamentos que hay que abandonar antes de la coronariografía, por lo que habrá que volver a tomarlos de la manera que el médico especialista diga. Por otro lado, también hay unas instrucciones para el día a día. Es decir, una persona que acaba de pasar por esta prueba deberá ir volviendo poco a poco a cosas tan comunes como hacer deporte, todo teniendo en cuenta los resultados que el cardiólogo le dé en la consulta.

Artículos recomendados