Menú
La meditación puede cambiar tu frecuencia cardiaca

MEDITACIÓN

La meditación puede cambiar tu frecuencia cardiaca

Si realizas meditación podrás cambiar y mejorar tu frecuencia cardiaca, ¡y tu salud se verá beneficiada!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

No es fácil para todo el mundo encontrar la calma y la serenidad que se necesitan para poder avanzar en la vida sin que los nervios te jueguen malas pasadas. También es posible que seas de las personas que piensen que sentarse en tranquilidad y concentrándote es una perdida de tiempo, después de todo, quizá sea mejor quemar calorías, realizar tareas en casa o ganar dinero.

La meditación puede hacer que seas más eficaz para poder realizar todas esas actividades y mejorar tu calidad de vida en general. Deja de lado la idea de que la meditación es solo para yoguis de la nueva era. Una práctica regular de meditación para ayudar a disminuir el estrés y tu riesgo de enfermedad cardiovascular. Notarás que, mientras te sientas en silencio, tu cuerpo se calma y tu ritmo cardíaco disminuye. Una frecuencia cardíaca más baja suele ser una indicación de un estado más relajado y una mejor salud.

No es necesario que estés horas y horas meditandoNo es necesario que estés horas y horas meditando

Solo necesitas 10 minutos

Una sola sesión de 10 minutos todos los días durante tres meses te dará como resultado una presión arterial más baja y una frecuencia cardíaca diaria más acorde para una buena salud. No es necesario que estés horas y horas meditando, ni mucho menos. Solo tienes que encontrar 10 minutos de tu día y un lugar tranquilo.

Si crees que no tienes este tiempo, tampoco debes renunciar al poder de la meditación con solo 10 minutos al día. Puedes meditar cuando caminas por la calle, cuando te tomas una taza de café, cuando estás paseando por el parque o haciendo ejercicio. La meditación no tiene por qué ser únicamente realizada estando sentado en una posición concreta. Hay tantas formas de meditar como personas en la vida... aunque las guías de meditación te puedan ayudar a entender cómo hacerlo mejor.

Beneficios de tener una frecuencia cardíaca más baja

Tener una frecuencia cardíaca es positivo para tu salud porque implicará que te encontrará esmero y que tendrás menos probabilidades de sufrir algunos problemas. La reducción de la frecuencia cardíaca puede ser una señal de reducción del estrés. Cuando tu corazón late más lentamente, bombea más sangre con cada latido, haciéndolo más eficiente. 

Un corazón eficiente experimenta menos tensión y es menos probable que sufra un ataque cardíaco... por lo que merece la pena tener en cuenta esto para mejorar tu salud diariamente... ¡de esta forma tan sencilla y además gratis! Solo necesitarás fuerza de voluntad para conseguirlo.

Por qué funciona la meditación

El por qué la meditación disminuye tu ritmo cardíaco no está completamente claro. Puede deberse a que activa el sistema nervioso parasimpático, que es responsable de una frecuencia cardíaca más baja, un mejor flujo sanguíneo, una mejor digestión y una respiración más lenta, a diferencia del sistema nervioso simpático, que estimula la respuesta de "lucha o huida" en los humanos.

El tipo de meditación que es mejor es la que funcione mejor para tiEl tipo de meditación que es mejor es la que funcione mejor para ti

El sistema nervioso parasimpático también es responsable de la reducción de la presión arterial, otro feliz efecto secundario de la meditación. La meditación también puede afectar la forma en que funciona tu cerebro, que, a su vez, afecta la función del cuerpo, incluida la velocidad a la que late tu corazón.

Qué tipo de meditación es mejor

El tipo de meditación que es mejor es la que funcione mejor para ti. La meditación tiene sus orígenes en las tradiciones religiosas y espirituales orientales, pero puede adaptarse a la mentalidad occidental. Existen muchos tipos de meditación, algunos de los cuales pueden interesarte más que otros. 

Todo lo que necesitas es un lugar tranquilo y la capacidad de centrar tu atención. Tendrás que estar en una posición cómoda para poder centrar tu atención en un sonido, tu respiración, una imagen, un mantra o un objeto. El tipo de meditación que elijas es de poca importancia: relajarte y darle a tu cerebro unas vacaciones de la rutina diaria del trabajo, el hogar y la sociedad es lo que hace que la meditación sea valiosa para reducir tu ritmo cardíaco y mejorar su salud. Comienza con tan solo cinco minutos, dos veces al día y alcanza hasta 30 minutos en dos sesiones si tienes poco tiempo... y comenzarás a ver resultados.

Artículos recomendados