Menú
Cuándo debes seguir una dieta blanda

DIETA BLANDA

Cuándo debes seguir una dieta blanda

Una dieta blanda es necesario seguirla en algunos momentos, descubre cuándo y por qué es importante conocer este tipo de alimentación.

Ana María Longo Silva

Para proteger los órganos internos, por enfermedades del aparato digestivo, como tras operaciones quirúrgicas, con el consumo de alimentos adecuados y de fácil digestión, se prescribe la dieta blanda al paciente. Veamos qué es y para qué sirve.

¿Qué es una dieta blanda?

El organismo del ser humano necesita entre 3 y 6 horas para hacer la digestión, dependiendo obviamente de lo que haya ingerido. Por lo tanto pacientes que no se encuentren en buen estado físico y tengan problemas digestivos, no asimilarán tan fácilmente la comida y necesitarán una dieta que reúna los nutrientes necesarios. Los alimentos que se utilizan en esta dieta suelen ser fáciles de digerir.

La dieta blanda es un tipo de régimen alimenticio donde los compuestos utilizados no incluyen sustancias que afecten al aparato digestivo. El consumo de líquidos, frutas y verduras es primordial, a la vez que un bajo contenido en fibra, grasas y azúcares en alimentos. Cada dieta es específica para un paciente y dependerá de la afección que padezca o de la problemática por la que haya sido intervenido quirúrgicamente. La dieta blanda por lo general se utiliza en casos de:

-Colitis.

-Problemas dentales.

-Gastritis.

-Úlcera.

-Alteraciones hepáticas o renales.

-Pruebas médicas.

-Cáncer.

-Operaciones quirúrgicas.

-Enfermedades de tipo neurodegenerativo.

-Urolitiasis.

-Alimentación por vena.

-Alimentación por sonda.

La dieta blanda se prescribe para que el aparato digestivo no trabaje muchoLa dieta blanda se prescribe para que el aparato digestivo no trabaje mucho

Se entiende también por dieta blanda o dieta de protección gástrica, aquella que adjudica a pacientes que tiene dificultades para masticar. Se modifica por lo tanto la textura de los alimentos a ingerir. Estos pacientes pueden presentar problemas en la boca o de tipo neurológico. Existen varios tipos de dietas blandas:

-La dieta más popular es la denominada astringente, en la cual debido a problemas diarreicos se recomienda tomar arroz blanco, pollo, pescado cocido o patatas hervidas. Deben evitarse los alimentos integrales o ricos en fibra. Las dietas blandas no astringentes, por el contrario, incluyen purés o caldos.

-A pacientes sometidos a intervención quirúrgica o que sufren de reflujo, se les prohíbe consumir cítricos, salsas, picante, cafeína o alimentos con gas.

-Dieta blanda para vegetarianos.

-Dieta blanda para enfermedades gástricas.

-Para pacientes ingresados en el hospital a causa de otros motivos, también existe dieta blanda.

Hay alimentos en la dieta blanda con los que hay que tener especial cuidado. Pueden ingerirse carnes y pescados blancos, frutas y verduras en compota o cocidas, huevos en tortilla francesa o pasados por agua, productos lácteos que sean desnatados y yogures naturales, pocas legumbres y sin piel, y de bebidas, agua e infusiones, evitando el té.

¿Para qué sirve una dieta blanda?

La dieta blanda se prescribe para que el aparato digestivo no trabaje mucho y puedan protegerse los órganos, probablemente afectados por la diarrea o gastritis. También se le pone a pacientes antes o después de una cirugía. La dieta blanda suele realizarse durante aproximadamente 3 días y progresivamente comienzan a incorporarse otros alimentos a lo largo de 7 días. Deben seguirse las siguientes recomendaciones:

-Ingerir poca cantidad de comida y hacerlo varias veces a lo largo del día.

-Beber líquidos durante y fuera de las comidas.

-Comer tranquilamente y masticando bien cada bocado.

-Durante el tiempo que dure el plan no practicar ejercicio físico extenuante. Mejor entrenar tras notar mejoría en la salud.

-Descansar tras la comida.

-Ingerir la comida en una temperatura intermedia.

-Usar poca sal.

-Evitar picantes y condimentos.

-Eliminar la fibra.

-Eliminar alimentos que causen gases.

-Suprimir algunos embutidos.

-Limitar el consumo de grasas.

En el caso de que el paciente deba tomar medicación junto con la dieta ha de seguir los consejos del médico y consultar sus dudas. Para la persona convaleciente es alentador comer por sí mismo, por lo tanto los objetivos para este tipo de pacientes también se dirigen en ese sentido.

La dieta blanda suele realizarse durante aproximadamente 3 días La dieta blanda suele realizarse durante aproximadamente 3 días

El sujeto no debe sufrir comiendo, sino progresivamente incorporar diferentes texturas de la comida a su dieta, dependiendo de su respuesta al tratamiento. Con los días, alrededor de una semana, y tras la enfermedad o cirugía, el organismo volverá a alimentarse de un modo normal. Si el organismo rechaza ese tipo de dieta es necesario consultar al médico.

La dieta blanda es un método de alimentación bastante completo y equilibrado para un tiempo determinado y ajustado a las características del paciente. Necesita el control médico y no es contraproducente para la salud pero sí limitada en el porcentaje en nutrientes y vitaminas. Aporta al paciente beneficios, sin tener que hacer un gran esfuerzo digestivo ni provocar la secreción gástrica. Al no ser un menú muy variado, generalmente se vuelve poco apetitoso, y quienes han de consumirlo, pueden comer pequeñas cantidades.

Hábitos de salud necesarios

Para cuidarse y mantenerse en unos índices adecuados de salud, lo recomendable es comer cinco veces al día y beber mucha agua. Con la dieta blanda seguramente se baje de peso, se eliminen toxinas, aunque no es un plan de adelgazamiento y sobre todo asegura una mejor calidad de vida. La dieta blanda es idónea para adultos, pero también para niños.

Es importante entender que esta dieta mantiene al paciente durante ese periodo de tiempo con nutrientes y energía suficiente pero no es una dieta que se pueda utilizar a la ligera y a diario. No logra el aporte propicio de vitaminas. No hay que olvidar que la dieta blanda se usa para ayudar en los síntomas pero no logra la curación de la persona.

Artículos recomendados