Menú
Qué te puede decir el sudor sobre tu salud

SUDOR

Qué te puede decir el sudor sobre tu salud

Tu sudor puede decir mucho sobre tu salud, ¡solo tienes que estar atento para saber qué te dice!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Ya sea que estés nervioso por una gran entrevista de trabajo o hacer ejercicio al aire libre en un día caluroso, sudar demasiado no es agradable para nadie... Pero la transpiración es esencial para regular la temperatura de tu cuerpo; el sudor te mantiene fresco, cómodo y evita el sobrecalentamiento.

Además, esas pequeñas gotas de rocío también pueden revelar un montón sobre lo que está sucediendo en tu cuerpo. Así es: el sudor contiene información importante que puede indicar cualquier cosa, desde un problema de salud subyacente hasta un desequilibrio de nutrientes. ¿Quieres saber qué dice tu sudor sobre ti? Sigue leyendo porque te sorprenderás.

El sudor contiene información importanteEl sudor contiene información importante

Estás estresado

Después de que hayas tenido un día estresante en el trabajo, puedes oler un poco mal. Esto ocurre porque tienes dos tipos de glándulas sudoríparas. Las glándulas ecrinas abarcan muchas partes de tu cuerpo y producen un sudor claro e inodoro. Las glándulas apocrinas, que se encuentran en las axilas y la ingle, generan un líquido lechoso que apesta una vez que encuentra bacterias en la superficie de la piel.

En otras palabras, las glándulas apocrinas son responsables de tu olor más fuerte: la angustia emocional desencadena las glándulas apocrinas. Es por eso que tu sudor huele tan mal cuando estás nervioso... ¿Entonces qué puedes hacer? Prueba técnicas de relajación como la respiración profunda y la meditación para controlar los niveles de estrés. Cuando te bañes, usa un jabón antibacteriano. Esto puede ayudar a reducir el crecimiento de esas criaturas bacterianas apestosas en tu piel...

Tienes hiperhidrosis (o anhidrosis)

¿Sufres de palmas o axilas con sudor crónico sin razón aparente? La transpiración profusa sin una causa clara puede indicar hiperhidrosis, una condición caracterizada por la sudoración excesiva que no está relacionada con el calor o el ejercicio. Un antitranspirante o crema recetado puede ser suficiente, pero puede hablar con tu médico sobre posibles tratamientos.

Por el contrario, si apenas reluces durante un entrenamiento de intervalos de alta intensidad que bombea el corazón o estás completamente seco cuando estás a 40 grados afuera, es posible que tengas anhidrosis. Lo contrario de la hiperhidrosis, la anhidrosis es la incapacidad del cuerpo para transpirar normalmente. Dado que la sudoración evita que tu temperatura central suba a niveles peligrosos o dañinos, este problema puede ser grave. Consulta con un profesional médico si notas que no estás sudando cuando te sientes enrojecido o con demasiado calor.

Tus niveles de azúcar en la sangre son bajos

La sudoración profusa puede ser una señal de que tu nivel de azúcar en la sangre es demasiado baja. Cuando tu azúcar en la sangre cae por debajo de 70 miligramos por decilitro, es probable que produzca cascadas de transpiración. Eso es porque cuando el cuerpo está bajo estrés, libera la hormona adrenalina de lucha o huida, que a su vez te hace sudar.

Los síntomas de niveles bajos de azúcar en la sangre, que incluyen náuseas, dolores de cabeza, temblores, irritabilidad y ritmo cardíaco acelerado, entre otros... pueden indicar un problema de salud subyacente más grave. Para estar seguro, visita a un médico que pueda evaluar y diagnosticar adecuadamente la situación.

Estás en forma

Estás deshidratado

Sudar mucho significa que está perdiendo mucha agua. Si tu camisa está empapada de sudor durante un entrenamiento, es probable que necesites reponer un poco de H20 para evitar deshidratarte. Una manera fácil de evaluar si estás bien hidratado es comprobar el color de tu orina: cuando tu orina es de color amarillo claro. Si es de color amarillo oscuro, dirígete a la fuente de agua más cercana y comienza a beber. Lo recomendable es que bebas de 8 a 12 vasos de agua por día.

Sudar mucho significa que está perdiendo mucha aguaSudar mucho significa que está perdiendo mucha agua

Tus electrolitos son bajos

El agua no es lo único que pierdes cuando transpira. Los electrolitos esenciales, especialmente sodio, cloruro, potasio, magnesio y calcio, también sudan. Si experimentas mareos o calambres musculares, puedes estar secretando demasiado sodio.

Reemplazar el sodio es importante para mantener un equilibrio electrolítico adecuado y una función corporal saludable. Para mantener tus niveles de sodio bajo control, lo recomendable es comer algo salado como un puñado de nueces antes de un entrenamiento y luego tomar una bebida deportiva durante el ejercicio, especialmente cuando dura una hora o más.

Artículos recomendados