Menú
Si te duermes demasiado rápido... ¿es señal de que tienes un trastorno del sueño?

DORMIR

Si te duermes demasiado rápido... ¿es señal de que tienes un trastorno del sueño?

Descubre si el poder dormirte muy fácil es algo positivo o podría indicar que padeces un trastorno del sueño.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Quizá te duermas rápidamente y profundamente, que seas capaz de dormirte en cualquier momento y lugar... ¡crees que eres el durmiente perfecto! Pero, aunque pueda parecer extraño, el hecho de poder dormir tan fácil y rápido, puede ser un síntoma de un trastorno del sueño.

La somnolencia

Es necesario entender cómo te adormeces antes de nada. Cuando se tiene somnolencia ocurre porque se acumula una sustancia química en el cerebro que se conoce como adenosina. Cuanto más tiempo estés despierto más se acumula esta sustancia y más sueño tienes. Cuando duermes este químico se elimina del cerebro a través del sistema linfático por lo que, cuando te levantas por la mañana apenas tienes niveles de adenosina y no tienes sueño... ¡te sientes totalmente renovado!

Pero a medida que te mantienes despierto tus niveles de adenosina van aumentando y se crea un impulso homeostático del sueño, lo que se conoce como carga o deuda del sueño. Si por ejemplo llevas despierto 25 horas, al final te dará sueño y te dormirás muy rápido y de forma profunda e incluso, más de lo normal. Al tener los niveles de adenosina muy elevados querrás dormir y te sentirás obligado a hacerlo. Pero, ¿se pueden tener los niveles siempre demasiado altos?

El tiempo que tardas en dormirte puede depender de varios factoresEl tiempo que tardas en dormirte puede depender de varios factores

Dormirse demasiado rápido

El tiempo que tardas en dormirte puede depender de varios factores. Una de las características más complicadas es que tu memoria no puede conservar el tiempo que pasas dormitando. Esto quiere decir que quizá creas que te duermes más rápido de lo que en realidad lo haces porque no recuerdas cuándo te dormiste... porque esos minutos se pierden para siempre en tu mente.

En realidad no se puede saber cuánto tardas en dormirte a no ser que se haga a través de un electroencefalograma como parte de un estudio del sueño llamado, polisomnograma donde se colocan electrodos en el cuero cabelludo para medir las ondas cerebrales.

Cuando aparece el sueño se produce una pérdida del tono muscular y se disminuyen las ondas eléctricas del cerebro, esto se conoce como ondas theta. Estas ondas se producen a una velocidad de 4 a 8 veces por segundo (hercios). Un cerebro despierto tiene unas ondas que van más rápido y en las ondas theta la persona no responderá a los estímulos.

Una persona normal suele dormirse en unos 15 minutos, si se tarda más de 30 puede ser insomnio, si se produce en menos de 5 minutos, puede ser somnolencia y puede afectar a la calidad del sueño.

La causa más común de la somnolencia es la falta de sueñoLa causa más común de la somnolencia es la falta de sueño

Las causas de la somnolencia excesiva

La causa más común de la somnolencia es la falta de sueño. Si no duermes lo suficiente como para estar descasado y no eliminas toda la adenosina acumulada, te dormirás más rápido. Una persona promedio necesita entre 6 y 8 horas de sueño peor hay quienes tienen necesidad de dormir más o de dormir menos para estar bien.

Si te duermes muy rápido o necesitas dormir demasiado quizá es que duermes poco diariamente y deberías dormir más. Quizá solo tengas que organizar tu vida para dormir un poco más cada día y así solventar la carga o deuda del sueño.

Si duermes mal o tu sueño es de mala calidad, esto también puede hacer que duermas rápidamente... la causa más común de dormir mal es la apnea del sueño que causa despertarte por la noche. Si tienes una mala calidad del sueño deberás descubrir por qué te ocurre y buscar el tratamiento adecuado, ya que son muchos los factores que pueden contribuir a una mala calidad del sueño (síndrome de piernas inquietas, insomnio, narcolepsia, hipersomnia, etc). Tener un buen descanso es primordial.

Recuerda que tu descanso es necesario para poder tener una buena calidad de vida y disfrutar de tu salud en plenas facultades.

Artículos recomendados