Menú
Cómo elegir un buen horario de comidas

COMER BIEN

Cómo elegir un buen horario de comidas

Elegir un buen horario de comidas es imprescindible para tener una buena salud y cuidar la línea.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Para tener buena salud es importante elegir un buen horario de comidas. Tan importante es lo que se come como cuándo se come. Para seguir esto, tienes que asegurarte de obtener suficientes calorías y la cantidad correcta de nutrientes para mantener una buena salud. 

Las deficiencias de nutrientes por no comer lo suficiente, o comer solo alimentos específicos, pueden provocar fatiga, dificultad para respirar, mareos, piel pálida, latidos cardíacos irregulares , debilidad muscular y más. Además, es crucial asegurarte de no consumir demasiadas calorías, especialmente las de alimentos poco saludables. Parte de la efectividad del ayuno intermitente puede ser el énfasis en consumir alimentos saludables y enteros durante las comidas.

Mientras sigas una dieta saludable, el tiempo de espera entre comidas puede ser más una preferencia personal y una decisión basada en cómo te sientes cuando pasas demasiado tiempo sin comer. Algunas personas son más sensibles a saltear comidas que otras; para esas personas, comer comidas regulares, y potencialmente comidas más frecuentes y más pequeñas, puede ser la mejor opción.

Para tener buena salud es importante elegir un buen horario de comidasPara tener buena salud es importante elegir un buen horario de comidas

Cuando el objetivo es perder peso

Si tu objetivo es perder peso, la mejor dieta es que sea sostenible a largo plazo, es decir, tendrás que estar bastante tiempo haciéndola. Si bien el ayuno intermitente puede funcionar por un tiempo, puede ser un régimen difícil de mantener cuando las demandas del trabajo, la vida familiar y personal se interponen en el camino. El ayuno intermitente es similar a muchas dietas de moda que son muy restrictivas en la ingesta calórica o el consumo de ciertos alimentos, y lo aconsejable es mantenerse alejado de esas dietas.

Sin embargo, hay muchos defensores que creen en el ayuno intermitente, y eso podría ser suficiente para convencerte de que te subas al carro, al menos para ver si es para ti. No hay ninguna razón por la que no debas intentarlo, siempre y cuando tengas en cuenta algunas cosas:

  • Si tiene una afección médica , tendrás que asegurarte de obtener el visto bueno de tu médico antes de elegir dicho plan de alimentación. Hay personas que deben tener precaución al considerar el ayuno intermitente, incluidas las mujeres embarazadas, las personas con antecedentes de trastornos alimentarios, las mujeres sin un ciclo menstrual o problemas de regulación hormonal, las personas en riesgo de hipoglucemia y las personas muy activas en su trabajo o actividades de ejercicio.
  • Comienza lentamente, tal vez restringiendo la ingesta de calorías entre las horas razonables de 7 pm a 7 am. Si eso no parece ser un problema para ti, puedes aumentar la ventana sin comer gradualmente con el tiempo.
  • Concéntrate en alimentos saludables, como carne y pescado magro, granos integrales, frutas y verduras, cantidades moderadas de lácteos, aceites saludables, nueces y semillas.

  • Planifica tus comidas cuidadosamente para asegurarte de obtener los macronutrientes adecuados: proteínas, carbohidratos y grasas. Planificar con anticipación también asegura que no se caiga del tren y busque refrigerios procesados y deficientes en nutrientes que lo harán sentir hambre, o hambre , nuevamente después de comer.

El desayuno puede ser la comida más copiosaEl desayuno puede ser la comida más copiosa

Un horario regular

En caso de que no quieras seguir un ayuno intermitente y que lo que prefieras es un horario regular de comidas diarias para poder tener energía todo el tiempo, tendrás que pensar en tu horario para tu alimentación.

En este sentido tendrías que hacer cinco comidas, repartiendo las calorías durante el día. Por ejemplo, el desayuno puede ser la comida más copiosa, a mitad de mañana puedes tomar un tentempié como una fruta, después a la hora de la comida puedes comer las calorías necesarias parra mantener tu energía correctamente. A mitad de tarde puedes tomar una merienda como una pieza de fruta y por la noche, lo ideal es tomar proteínas para poder tener al estómago funcionando y que la energía no te falte en el cuerpo.

Artículos recomendados