Menú
Qué máquinas de gimnasio puedes usar durante el embarazo

EMBARAZO

Qué máquinas de gimnasio puedes usar durante el embarazo

Descubre qué máquinas puedes usar durante el embarazo de manera segura, ¡podrás entrenar sin preocupaciones!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Todo el mundo sabe que cuando una mujer está embarazada debe cuidar más su cuerpo y su mente, porque está albergando vida en su interior. Tiene que cuidar su salud al máximo para que la vida que se está gestando en su interior se desarrolle saludablemente. Si estás embarazada pero tienes una mente deportista, es posible que no quieras renunciar a tu entrenamiento semanal para que de esta manera, puedas seguir manteniéndote en forma.

A menudo existe la idea errónea de que hacer ejercicio durante el embarazo puede dañarte a ti y a tu bebé. Esto generalmente es bueno para ti y para tu bebé, porque hacer ejercicio durante el embarazo de manera moderada y con control médico puede ser beneficioso, pero teniendo en cuenta algunas cosas. Normalmente, las mujeres que hacen ejercicio durante su embarazo pueden reducir el riesgo de nacimientos prematuros en un 40% y tienen menos complicaciones de nacimiento. Aunque antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios, es necesario que hables con tu médico para que te dé el visto bueno.

A continuación vamos a comentarte algunas máquinas de gimnasio que puedes usar, con moderación y después de que tu médico te dé el visto bueno, durante tu embarazo.

Una bicicleta estática reclinada puede ser una buena opción durante el embarazoUna bicicleta estática reclinada puede ser una buena opción durante el embarazo

Bicicleta estática reclinada

Una bicicleta estática reclinada puede ser una buena opción durante el embarazo debido a su respaldo y asientos. Una bicicleta reclinada tiene pedales hacia la parte delantera y un asiento con respaldo hacia la parte trasera; cuando haces ejercicio, tus piernas están estiradas y tu espalda está apoyada. Aún obtienes los beneficios del ejercicio, como mover tu cuerpo y aumentar tu tasa metabólica.

Máquina elíptica

La máquina elíptica es otra opción porque es una máquina de bajo impacto, para que no golpees tu cuerpo contra una superficie dura. En cambio, te mueves en un movimiento fluido, lo que reduce el riesgo de dolor y lesiones en las articulaciones. El elíptico también es un entrenamiento de cuerpo completo si tiene pasamanos ajustables que permiten que sus brazos se muevan mientras sus pies están en los pedales.

Cinta de andar

Las mujeres embarazadas deben usar una cinta de correr con precaución. Intenta caminar cuesta arriba para un entrenamiento que no solo acelere tu metabolismo, sino que también desarrolle fuerza. Es importante utilizar los pasamanos como apoyo, ya que puede ser difícil mantener el equilibrio mientras la cinta está en movimiento.

Escaladora

Las mujeres embarazadas también deben usar el escalador con precaución. Una forma de garantizar tu seguridad es utilizar la máquina en una configuración lenta y utilizar el soporte de los pasamanos. Aún obtendrás un entrenamiento completo que desarrolla músculo en la parte inferior del cuerpo.

Las mujeres embarazadas deben usar una cinta de correr con precauciónLas mujeres embarazadas deben usar una cinta de correr con precaución

Evitar ejercicios de alto impacto

Ya sea que esté corriendo en una cinta de correr o golpeando el pavimento, no se recomiendan ejercicios de alto impacto durante el embarazo. El salto y el rebote, el uso de oxígeno adicional y el aumento de las temperaturas centrales involucradas en los ejercicios de alto impacto pueden afectar al bebé en desarrollo. Además, tu centro de gravedad cambia a medida que tu bebé crece y puedes perder el equilibrio y caerse durante las rutinas aeróbicas vigorosas.

Como ves, con precaución, moderación y bajo la supervisión de tu médico podrás utilizar las máquinas del gimnasio para poder mantener una buena condición física. Aunque debes recordar que si sientes dolor de cualquier tipo, entonces tendrás que parar de hacer ejercicio inmediatamente y acudir a tu médico para saber qué es lo que está pasando. Del mismo modo, si mientras estás haciendo ejercicio notas que sangras un poco a través de la vagina, esto también será una señal de advertencia de que debes parar de ejercitarte y acudir a tu médico lo antes posible.

Artículos recomendados