Menú
Colelitiasis en el embarazo

EMBARAZO

Colelitiasis en el embarazo

En la mayoría de las mujeres embarazadas, los cálculos biliares tienden a disolverse después de dar a luz.

Maria del Carmen Roldán Prieto

La colelitiasis es la presencia de piedras sólidas en la vesícula biliar. Los cálculos biliares se forman en la vesícula biliar pero pueden salir a los conductos biliares, lo que se conoce como coledocolitiasis. Los síntomas se producen si un cálculo obstruye el conducto quístico, biliar o pancreático. La mayoría de los cálculos biliares en los países desarrollados son consecuencia del colesterol. La formación de cálculos biliares de colesterol comienza con la secreción de bilis sobresaturada con colesterol del hígado.

Los cálculos biliares son altamente prevalentes, pero la mayoría son asintomáticos. Los factores de riesgo comunes con la edad avanzada, ser mujer y embarazada, la obesidad, medicamentos o antecedentes familiares.

Los cálculos biliares son la enfermedad gastrointestinal más común que requiere hospitalización en los países desarrollados. La ecografía abdominal proporciona imágenes de diagnóstico efectivas, siendo la colecistectomía laparoscópica el tratamiento definitivo para los pacientes sintomáticos.

Colelitiasis en mujeres embarazadas

Los estudios han subrayado que la prevalencia de cálculos biliares es el doble en mujeres que en hombres. Los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo ponen a las mujeres en mayor riesgo de padecerlos.

La tasa de incidencia de lodo biliar y cálculos biliares es superior durante el embarazo y el posparto. El aumento de los niveles de estrógenos durante el embarazo induce cambios metabólicos significativos en el sistema hepatobiliar de las mujeres, incluida la formación de bilis sobresaturada de colesterol y la motilidad lenta de la vesícula biliar, dos factores que aumentan la colelitologénesis.

En la mayoría de las mujeres embarazadas, el lodo biliar y los cálculos biliares tienden a disolverse espontáneamente después de dar a luz. Sin embargo, en algunas circunstancias persisten.

Cuando es necesario, los procedimientos invasivos como la colecistectomía laparoscópica son relativamente bien tolerados, preferiblemente durante el segundo trimestre del embarazo o después del parto.

La tasa de incidencia de lodo biliar y cálculos biliares es superior durante el embarazo y el pospartoLa tasa de incidencia de lodo biliar y cálculos biliares es superior durante el embarazo y el posparto

¿Cómo funciona la vesícula biliar?

La vesícula biliar es un órgano pequeño que tiene una forma parecida a la de una pera y está situado justo debajo del hígado. Se trata de un órgano que almacena la bilis extra que produce el hígado para ayudar a digerir las grasas. Cuando una persona come un plato rico en grasas, la vesícula biliar libera bilis al intestino delgado.

Pero, las bilis está acompañada de otras sustancias que pueden formar piedras en la vesícula biliar impidiendo que la bilis salga de ésta con facilidad, lo que puede causar problemas.

La presencia de un cálculo biliar en la vesícula no solo evita que la bilis se mueva fácilmente, sino que también puede causar inflamación. Esto es lo que se conoce como colecistitis. Si esta inflamación causa un dolor severo, se puede considerar una emergencia médica.

¿El embarazo afecta al funcionamiento de la vesícula biliar?

Las mujeres embarazadas tienen un riesgo especialmente alto de tener cálculos biliares porque sus cuerpos producen más estrógenos.

El estrógeno añadido en el cuerpo puede conducir a una mayor cantidad de colesterol en la bilis, a la vez que reduce las contracciones de la vesícula biliar. Los médicos llaman colestasis a la disminución de estas contracciones de la vesícula biliar durante el embarazo. Esto significa que la bilis no sale de la vesícula como debería.

La colelitiasis en el embarazo se asocia con un mayor riesgo de complicaciones en el mismo, especialmente para el bebé. Estas complicaciones pueden ser:

  • Pasar meconio antes del nacimiento, lo que puede afectar a la respiración del bebé
  • Provocar un nacimiento prematuro
  • Causar el nacimiento de un niño muerto

Síntomas de problemas en la vesícula biliar durante el embarazo

La colelitiasis en el embarazo puede causar síntomas muy específicos, como los siguientes:

  • Picazón intensa
  • Ictericia, esto quiere decir que la piel y los ojos de la paciente adquieren un color amarillento porque hay exceso de bilirrubina en la sangre
  • Orina más oscura de lo habitual

La colelitiasis en el embarazo puede ser difícil de reconocer para una mujer embarazada porque el crecimiento de su barriga puede causar picazón en la piel a medida que ésta se estira. Pero el motivo de la picazón intensa ocasionada en la vesícula biliar se produce por los ácidos biliares que se acumulan en la sangre.

Los cálculos biliares pueden causar los siguientes síntomas:

  • Aparente ictericia
  • Náuseas
  • Dolor en la parte superior derecha o media del estómago, donde está la vesicular biliar (pueden ser calambres o dolor)

Si el dolor no remite en pocas horas, podría significar que se tiene un problema grave en la vesícula biliar.

Síntomas y diagnóstico de la colelitiasis en el embarazo

Algunas mujeres embarazadas pueden desarrollar este problema sin saberlo, son los conocidos como cálculos biliares silenciosos y estos no afectan las funciones de la vesícula biliar. Pero los cálculos biliares que obstruyen pueden causar molestias que se conocen como ataque de vesícula biliar. A menudo, los síntomas desaparecen al cabo de una o dos horas, pero si persisten hay que acudir a urgencias.

Estos síntomas son:

  • Escalofríos y/ o fiebre
  • Orina de color oscuro
  • Ictericia
  • Heces de color claro
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor estomacal que dura más de cinco horas

Estos son síntomas de que un cálculo biliar ha provocado inflamación e infección de la vesícula.

Si has experimentado estos síntomas pero han desaparecido, es igualmente conveniente pedir cita con tu médico de cabecera para conocer la razón y para saber si el bebé está bien.

Algunas mujeres embarazadas pueden desarrollar este problema sin saberloAlgunas mujeres embarazadas pueden desarrollar este problema sin saberlo

¿Cómo se trata la colelitiasis en el embarazo?

Al observar los síntomas y los resultados de las pruebas, tu médico puede aconsejarte que te sometas a una cirugía para extirpar las piedras vesiculares o esperar a dar a luz. Algunos médicos prefieren operar porque existe un gran riesgo de recaída, lo que puede ser peor para el desarrollo del embarazo. Si decides esperar, puedes intentar cambiar tu dieta reduciendo el consumo de alimentos fritos y excesivamente grasos.

Veamos los tratamientos en el embarazo:

Tratamiento en el primer trimestre

La cirugía generalmente no se recomienda durante este período, a no ser que sea un caso extremo. Esto se debe a que el riesgo de sufrir un aborto espontáneo es mayor. También existe un mayor riesgo de que el bebé nazca con defectos congénitos al exponerlo a los medicamentos necesarios para realizar la operación.

Si es posible, la cirugía se retrasará hasta que haya pasado el segundo trimestre o hasta después de dar a luz.

Tratamiento en el segundo trimestre

La cirugía es más segura durante el segundo trimestre. También es el momento más adecuado para realizar una laparoscopia en lugar de una incisión abierta, mucho más invasiva y que requiere un tiempo de curación mucho mayor.

Tratamiento en el tercer trimestre

Es posible que si estás en el tercer trimestre, tu médico te recomiende esperar a dar a luz en vez de someterte a una cirugía, porque el útero en crecimiento dificulta una operación mediante la técnica laparoscópica. También es probable que tengas un parto prematuro.

Tu médico también puede recomendarte la extracción de la vesícula biliar durante el posparto.

Artículos recomendados