Menú
Cómo mejorar tu poder cerebral

MEMORIA

Cómo mejorar tu poder cerebral

Es posible que puedas mejorar el poder cerebral, realizando estos ejercicios con tu mente, ¡notarás la diferencia!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La memoria es imprescindible para la salud y su cuidado es necesario para prevenir algunas enfermedades como la demencia. La capacidad mental también dependerá de cómo trabajes tu mente habitualmente. A continuación te vamos a dar algunos consejos para que puedas aumentar tu memoria y tu capacidad mental... tu poder cerebral será mucho mayor si sigues estos consejos de forma habitual.

Masca chicle

Si masticas chicle durante un período de tiempo tendrás mayor puntuación en pruebas de memoria y atención (hasta un 25%). Se especula que esto ocurre porque se aumenta la actividad del hipocampo al mascar chicle, que es un área del cerebro asociada con la memoria y la atención.

También se cree que hay una excitación inducida por la masticación que hace que masticar chicle conduce a una excitación y aumenta el suministro de sangre hacia el cerebro. Esto hace que se tenga un breve impulso cerebral que se traduce en un mejor rendimiento mental.

Si masticas chicle durante un período de tiempo tendrás mayor puntuación en pruebas de memoria y atenciónSi masticas chicle durante un período de tiempo tendrás mayor puntuación en pruebas de memoria y atención

Mover los ojos de lado a lado

En un estudio, los investigadores descubrieron que los participantes que movían sus ojos de un lado a otro por solo 30 segundos cada mañana tenían un 10% de mejor memoria. El estudio también encontró que tales movimientos oculares bilaterales reducían los falsos recuerdos en las tareas de memoria en un 15%. ¿Por qué mover tus ojos lleva a una mejor memoria? Aunque las explicaciones aún son especulativas, los investigadores plantean la hipótesis de que estos movimientos horizontales del ojo ayudan a activar y enlazar los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro.

Entonces, ¿mover los ojos de un lado a otro te ayudará con esos momentos de olvido diario? Si bien los investigadores aún no están seguros, sugieren que si lo haces, no te hará daño, ¡no tienes nada que perder por intentarlo!

Una siesta rápida

Si tienes que hacer frente a un proyecto complicado o a un examen, intenta hacer una mini siesta. En un estudio, los participantes que tomaron una siesta de 45 a 60 minutos antes de una tarea de memoria y vieron una mejora de cinco veces en su rendimiento.

Los expertos saben desde hace mucho tiempo que el sueño juega un papel importante en la memoria. Una de las principales explicaciones de por qué dormimos es que nuestro sueño nocturno es necesario para la consolidación de la memoria y la "limpieza" del cerebro .

Dormir justo después de aprender algo puede jugar un papel importante en la memoria. En experimentos de laboratorio, los ratones que dormían inmediatamente después de una tarea de aprendizaje experimentaron un mayor crecimiento dendrítico en áreas clave del cerebro que los ratones que estaban privados del sueño. Entonces, si necesitas una excusa para una siesta rápida, solo explica que está tratando de mejorar tu memoria.

Los expertos saben desde hace mucho tiempo que el sueño juega un papel importante en la memoriaLos expertos saben desde hace mucho tiempo que el sueño juega un papel importante en la memoria

Aprieta los puños

Un estudio descubrió que (para personas diestras) apretar el puño derecho antes de aprender algo y luego apretar el izquierdo cuando lo recuerdas podría llevarte a una mejor memoria. (Si eres zurdo, haz lo contrario). ¿Por qué esos movimientos corporales llevan a un mejor recuerdo? Las explicaciones están lejos de ser claras, pero el extraño truco podría funcionar porque apretar el puño activa ciertas áreas del cerebro. Para individuos diestros, hacer un puño con la mano derecha activa el lado izquierdo del cerebro que está asociado con la formación de la memoria. Agarrar la mano izquierda activa el lado opuesto, que está vinculado a la recuperación de memoria.

En el estudio, los investigadores hicieron que los participantes agarraran una pequeña bola durante 45 segundos con la mano derecha antes de memorizar una lista de palabras. Luego, los participantes agarraron la pelota con la mano izquierda mientras escribían tantas palabras que podían recordar. Otros grupos de participantes siguieron el procedimiento inverso o solo sostuvieron una pelota sin apretar.

Aquellos que habían comenzado cogiendo con su derecha y luego cambiando a su mano izquierda se desempeñaron mejor en las tareas de memoria que en los otros grupos. Si bien los expertos advierten que se necesita más investigación, sugieren que intentar este simple truco de memoria no hará daño e incluso podría ayudar.

Y por supuesto el viejo truco de escribir las cosas para memorizarlas... ¡nunca falla!

Artículos recomendados