Menú
Qué es la mucosa eritematosa en el recto o proctitis

PROCTITIS

Qué es la mucosa eritematosa en el recto o proctitis

Descubre qué es la mucosa eritematosa en el recto o proctitis, cómo afecta. ¿Tienes que ir al médico si te ocurre?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La mucosa es una membrana secretora de moco (lubricante) que recubre el tracto digestivo, incluidos el colon y el recto. El recto es la última parada antes de las heces, lo que queda después de la digestión, se excreta. La mucosa eritematosa ocurre cuando la mucosa se vuelve roja debido al aumento del flujo sanguíneo, generalmente como parte de un proceso inflamatorio. 

El tipo más común de mucosa eritematosa del recto, la proctitis, puede ser causada por enfermedades de transmisión sexual, enfermedades inflamatorias del intestino, otras infecciones o radioterapia. A continuación vamos a comentarte qué es, cuáles son las causas, el diagnóstico y el tratamiento de la proctitis.

Una vez leído este artículo, si piensas que tu condición es grave o que debe ser atendida inmediatamente, es necesario que acudas a tu médico o a tu sala de urgencias lo antes posible para que te atiendan. El médico evaluará tu estado de salud y te hará las pruebas pertinentes para saber qué es lo que te ocurre exactamente.

La mucosa es una membrana secretora de moco que recubre el tracto digestivoLa mucosa es una membrana secretora de moco que recubre el tracto digestivo

Señales y síntomas de la proctitis

Los signos y síntomas de la mucosa eritematosa del recto o la proctitis incluyen sensación de plenitud rectal, evacuaciones urgentes y frecuentes, sangrado del recto, diarrea con sangre, incapacidad para defecar, dolor en el recto, dolor en el lado izquierdo de abdomen, excreción de moco a través del recto, dolor al eliminarlo y fiebre que dura más de dos días. Por lo general, los síntomas de proctitis no empeoran con el tiempo.

Causas de la mucosa eritematosa del recto

Las enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea, el herpes genital y la clamidia y las infecciones causadas por comer alimentos contaminados con salmonela, shigella y campylobacter pueden causar proctitis al irritar el revestimiento del recto. La enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa, el síndrome del intestino irritable, la diverticulitis y otras enfermedades inflamatorias del intestino también pueden irritar el colon y el recto. La radioterapia para el cáncer en el área del recto puede provocar proctitis inmediatamente después del tratamiento o incluso años después.

Diagnóstico de la mucosa eritematosa del recto

Las pruebas de diagnóstico iniciales probablemente incluirán un análisis de sangre y heces para buscar signos de infección o inflamación. El médico también probablemente realizará una colonoscopia, donde se inserta un endoscopio iluminado en el colon para inspeccionar el revestimiento del recto y el colon. Durante la colonoscopia, se puede extraer una pequeña muestra de tejido de la mucosa (biopsia) para su posterior análisis. El médico también puede querer una radiografía abdominal o una radiografía de enema de bario del colon.

Los esteroides reducen los síntomas de irritación en el rectoLos esteroides reducen los síntomas de irritación en el recto

Tratamiento

Inicialmente, los esteroides reducen los síntomas de irritación en el recto. Los esteroides no se pueden usar durante largos períodos debido al riesgo de osteoporosis y otros efectos secundarios. El acetaminofeno es útil para el dolor. La aspirina y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos no se pueden tomar porque pueden irritar las membranas ya inflamadas. 

Se pueden recetar medicamentos inmunomoduladores para los síntomas graves. Estos medicamentos disminuyen la respuesta del sistema inmunitario y calman la irritación de la mucosa. Elimina los alimentos que empeoran los síntomas. Para una enfermedad grave que no responde, puede ser necesaria una colostomía o extirpación del colon.

Viviendo con mucosa eritematosa del recto o proctitis

A menudo no hay cura para esta afección. Incluso si la infección es la causa y se trata con éxito, el daño al revestimiento de la mucosa puede ser permanente. Aunque los síntomas tienden a estallar periódicamente en lugar de permanecer constantes, los brotes son impredecibles. Los consejeros y los grupos de apoyo pueden proporcionar habilidades de afrontamiento y refuerzo emocional, aunque siempre acude a tu médico para que te dé los mejores consejos la respecto.

Artículos recomendados