Menú
Enfermedades venéreas más frecuentes

ETS

Enfermedades venéreas más frecuentes

Descubre cuáles son las enfermedades venéreas o de transmisión sexual más frecuentes en la sociedad.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Cuando hablamos de enfermedades venéreas estamos haciendo referencia a las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Son infecciones causadas por diversas bacterias, virus y parásitos que suelen transmitirse a causa de mantener relaciones sexuales sin protección y sin las medidas de seguridad adecuadas.

Las infecciones por enfermedades venéreas pueden provocar enfermedad artrítica, enfermedad inflamatoria pélvica, embarazo ectópico, infertilidad, cáncer cervical y transmisión de infecciones de madre a hijo. Este tipo de enfermedades son mucho más comunes de lo que te puedas imaginar. Lo mejor y peor de todo, es que la gran mayoría de estas enfermedades se podrían prevenir perfectamente teniendo información sobre las ETS y actuando de manera consciente para poder prevenirlas.

A continuación vamos a comentarte cuáles son las enfermedades venéreas o enfermedades de transmisión sexual más frecuentes. De esta manera, si tienes la mala suerte de padecer alguna de estas enfermedades, al saber de qué trata cada una de ellas, podrás identificarla rápidamente y buscar ayuda profesional médica de inmediato.

La infección por el virus del papiloma humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más comúnLa infección por el virus del papiloma humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más común

Virus del papiloma humano

La infección por el virus del papiloma humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más común. La infección causa verrugas genitales, aunque no todos las desarrollan. Algunos tipos de infecciones por VPH están asociadas con un mayor riesgo de cáncer de cuello uterino.

Clamidia

La clamidia también es un tipo común de ETS bacteriana. Aunque la infección generalmente no tiene síntomas, es responsable de varios estados de enfermedad, incluida la enfermedad inflamatoria pélvica en las mujeres y una inflamación cerca de los testículos en los hombres llamada epididimitis.

Herpes

El herpes genital es causado por el virus del herpes simple y puede causar episodios dolorosos de ampollas ulcerantes en el área genital. Las complicaciones de la infección generalmente se limitan a aquellos con poca inmunidad. Si una mujer tiene un caso activo de herpes genital en el momento del parto, se puede transmitir una infección de herpes potencialmente mortal al bebé.

Gonorrea

La gonorrea es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae. Aunque generalmente no causa síntomas, la infección a menudo resulta en infecciones cervicales y uretrales. Es una causa común de enfermedad inflamatoria pélvica en mujeres. Los hombres pueden tener testículos inflamados y dolorosos con una secreción blanca, amarilla o verde del pene.

Sífilis

La sífilis es causada por la bacteria Treponema pallidum. En su etapa más temprana, la sífilis hace que se desarrollen llagas en el área de exposición. Si no se trata, la sífilis puede provocar una infección grave en el cerebro, el sistema nervioso y los ojos.

La sífilis es causada por la bacteria Treponema pallidumLa sífilis es causada por la bacteria Treponema pallidum

Tricomoniasis

Esta ETS es causada por el parásito Trichomonas vaginalis. La infección es más común en mujeres que en hombres. Las mujeres a menudo tienen pocos síntomas, pero pueden desarrollar una gran cantidad de flujo vaginal amarillo, espumoso. Los hombres generalmente no tienen síntomas.

Infección por el VIH

El Virus de Inmunodeficiencia Humana causa SIDA o síndrome de inmunodeficiencia adquirida, según los Centros para el Control de Enfermedades. Una persona con SIDA es susceptible a enfermedades asociadas con un sistema inmunitario dramáticamente debilitado, incluyendo glándulas inflamadas, pérdida de peso, neumonía, trastornos del sistema nervioso y cáncer.

Ahora que ya sabes cuáles son las enfermedades de transmisión sexual o enfermedades venéreas más frecuentes, en caso de que te ocurra podrás identificarla a tiempo para acudir a tu médico y que te haga las pruebas pertinentes y. Saber de esta manera, qué es lo que te está pasando. Dependiendo el tipo de enfermedad venérea que hayas contraído, el tratamiento que el médico podrá recomendarte puede ser muy diferente uno de otro. De cualquier modo, es importante ser consciente de que cuando se mantienen relaciones sexuales, para evitar enfermedades de este tipo hay que protegerse a través de un preservativo u otros métodos de barrera.

Artículos recomendados