Menú
Remedios naturales para la picadura de avispa

REMEDIOS NATURALES

Remedios naturales para la picadura de avispa

La picadura de uno de estos insectos es de lo más molesta, pues provoca la inflamación de la zona afectada y la sensación de dolor y comezón. El limón o la cebolla pueden ser algunos remedios.

Lucía Mejuto del Villar

No hay nada que moleste más que estar pasando un día en el campo, en la playa o en la piscina y que una avispa te pique. Normalmente, estos insectos tienen sus nidos en zonas soleadas, construyéndolas entre los árboles, en los tejados, en las orillas de los ríos o, incluso, en agujeros en la tierra. Por lo tanto, cuando se opta por pasar un día al aire libre es muy importante comprobar que no hay ningún nido de avispa cerca si se quiere evitar una posible picadura. También hay que saber que, al contrario que ocurre con las abejas, las avispas no mueren después de haber clavado su aguijón y pueden hacerlo varias veces seguidas.

Las razones por las que lo hacen son, principalmente, dos: para protegerse cuando sienten que su nido o ellas mismas están en peligro o como respuesta ante movimientos que las ponen nerviosas como puede ser mover los brazos para espantarlas. En caso de recibir una picadura de avispa hay que actuar de forma rápida si la persona afectada es alérgica y llevarla al hospital más cercano. En caso de no ser así, la picadura se puede curar con algunos métodos caseros.

 En caso de recibir una picadura de avispa hay que actuar de forma rápida En caso de recibir una picadura de avispa hay que actuar de forma rápida

Pasos a seguir tras sufrir una picadura de avispa

Antes de aplicar cualquiera de los remedios naturales que te explicaremos a continuación, hay que seguir una serie de directrices para curar la picadura de forma correcta.

  • 1. Quitar el aguijón: a pesar de que las avispas se diferencian de las abejas por el hecho de que no pierden su aguijón al picar, hay ocasiones que éste se puede quedar en el interior de la persona afectada. Si esto ocurre, antes de curar la zona hay que extraerlo. Presiona suavemente en el área alrededor de la picadura para que el aguijón vaya saliendo y, finalmente, retíralo con unas pinzas.

  • 2. Lavar la zona: una vez hayas extraído el aguijón -y con él parte del veneno-, habrá que limpiar el área de piel con abundante agua y jabón neutro

  • 3. Calmar la piel: cuando se sufre la picadura de una avispa lo normal es que la zona se hinche, enrojezca y comience a doler. Una forma de frenar estos síntomas es frotar un poco de hielo sobre la picadura durante unos 10 minutos. El frío hará que el dolor deje de notarse y también bajará la inflamación.

Curar la picadura con remedios naturales

Una vez se ha limpiado la picadura será el momento de aplicar algún remedio para ayudar a su curación. Para ello se pueden utilizar una serie de ingredientes naturales entre los que se encuentran:

1. Aceite esencial de lavanda

La zona en la que la avispa ha clavado el aguijón se suele inflamar y sufrir dolor y picor. El aceite de lavanda puede ayudar a reducir esos síntomas gracias a sus propiedades antiinflamatorias y calmantes. Para aplicarlo tan solo hay que empapar un algodón o una gasa en el aceite y aplicarlo en la zona afectada.

2. Cebolla cruda, un diente de ajo o una patata cruda

Otra forma de calmar la picadura es cortar una cebolla por la mitad y frotar la parte interior sobre la piel durante varios minutos. Rápidamente se notarán las mejorías en la picadura gracias a sus propiedades bactericidas que ayudan a disminuir la sensación de comezón. Algo similar ocurre con el ajo, entre cuyas propiedades se encuentra el ser un antibiótico natural. Frota un diente de ajo cortado por la mitad durante 10 minutos durante 3 veces al día hasta que la zona de piel afectada se haya restablecido por completo. El mismo procedimiento que con la cebolla o el ajo hay que seguir con la patata, que aliviará rápidamente los síntomas gracias a sus propiedades.

3. Vinagre de manzana o limón

Ambos productos pueden ayudar a calmar la piel tras una picadura de avispa. Por un lado, si se aplican algunas gotas de vinagre directamente sobre la picadura se logrará reducir la inflamación y la sensación de quemazón. Por su parte, el ácido cítrico que se encuentra en el limón también ayuda a neutralizar el veneno de la avispa, teniendo que frotar un algodón empapado durante unos minutos. Lo más probable es que al principio escueza un poco, pero es normal y esa sensación no tardará mucho en apagarse.

4. Barro

Por raro que parezca, el barro puede ser la opción perfecta para curar una picadura de avispa cuando se está fuera de casa. Mezcla un poco de lodo con algo de agua hasta formar una masa y luego aplícala directamente sobre la zona afectada para reducir la hinchazón de la zona y la sensación de comezón. Eso sí, una vez llegues a casa tendrás que lavarte la zona a conciencia con agua y jabón neutro.

5. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato también es uno de los productos que más suele utilizarse para curar las picaduras de avispa y de cualquier insecto en general. Gracias a sus propiedades, puede ayudar a reducir la inflamación de la picadura y sus desagradables síntomas. Para aplicarlo tan solo hay que mezclarlo con unas gotas de agua, removerlo y ponerlo directamente sobre el área dolorida hasta que notes que la picadura ha mejorado.

6. Pasta de dientes y desodorante

Los productos de higiene personal también pueden ser de ayuda en situaciones como estas. Por un lado, la pasta de dientes puede ayudar a aliviar la sensación de picor si se aplica durante 15 minutos y hasta 5 veces al día. Por su parte, el desodorante en barra reducirá el dolor.

No espantar a una avispa que se encuentre cercaNo espantar a una avispa que se encuentre cerca

Algunos consejos para evitar la picadura de avispa

A pesar de que se pueden encontrar muchos remedios para tratar estas molestas picaduras, lo cierto es que nada puede ayudar a eliminar los síntomas por completo y éstos puede llegar durar horas. Por ello, lo mejor es tratar de evitar que el ataque de la avispa siguiendo algunas de estas advertencias:

  • No espantar a una avispa que se encuentre cerca ni hacer movimientos brucos para evitarlas. Lo mejor es quedarse quieto hasta que se vaya y no ponerla nerviosa.

  • Si se hace una excursión al campo, evitar salir con prendas de colores chillones o colonias o productos con un olor muy fuerte.

  • Evitar caminar descalzo en zonas de flores o hierba y los cubos de basura abiertos.

  • Tener precaución cuando se está bebiendo una bebida azucarada.

  • No acercarse a un nido de avispa bajo ninguna precaución y, en caso de hacerlo, llevar la ropa adecuada que proteja ante un posible ataque.

Artículos recomendados