Menú
Cómo eliminar el moco del oído

MOCO EN LOS OÍDOS

Cómo eliminar el moco del oído

Si tienes mocos en los oídos y comienza a ser un problema para tu salud, esto es lo que debes hacer...

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

En muchas ocasiones, cuando una persona tiene infección de oído puede ser como resultado de las acumulación de moco en el oído. Este problema de salud causa inflamación y dolor. La acumulación de moco en los oídos ocurre con mayor frecuencia durante una infección viral o bacteriana. 

El drenaje del moco es importante para prevenir complicaciones de salud, como problemas de audición y retraso del habla, esto último sobre todo en niños más pequeños. También puedes minimizar el dolor y la incomodidad experimentados con la acumulación de moco y la infección del oído si tienes en cuenta algunos de los consejos que te vamos a dar a continuación.

El drenaje del moco es importante para prevenir complicaciones de saludEl drenaje del moco es importante para prevenir complicaciones de salud

Ve al médico

El primer paso que debes seguir es acudir al médico para que pueda evaluar cómo tienes los oídos y cuánta es la cantidad de moco que tienes almacenada dentro de los mismos. Un médico de cabecera o un especialista en oídos, nariz y garganta podrán examinar tus oídos para esto. El médico será el encargado de recomendarte el tratamiento de drenaje en función de la situación.

Drenar tus oídos

Si tienes mucha acumulación persistente de moco en tus oídos, es posible que el médico necesite drenar el líquido colocando un pequeño tubo en la obertura del oído. El tubo puede permanecer en ese lugar hasta seis meses para drenar completamente el líquido que tienes. Estos tubos son temporales y se caen por sí solos, además no deberías sentir mucha molestia cuando están puesto.

Drenaje permanente del oído

En algunos casos es necesario someterse a un drenaje permanente del oído. Si el moco continúa acumulándose después de que el médico te haya drenado los oídos, puede recomendar una solución más permanente. Puede instalar tubos permanentes para los oídos que se implantan quirúrgicamente en el tímpano y eliminar continuamente el moco de los oídos.

Tratar la infección

Es necesario tratar la infección causada por la acumulación de moco. Tu médico puede recetarte antibióticos junto con el drenaje del oído para niños de 2 años o menos; para alguien con dolor de oído y fiebre alta; y para cualquier persona con dolor de oído moderado a intenso. La persona deberá seguir las indicaciones del médico y no suspender el tratamiento indicado.

Citas de seguimiento

Programa citas de seguimiento con el médico porque es el responsable de controlar la acumulación de moco de tus oídos. También podría recomendarte que te hagas exámenes de audición y lenguaje regulares en niños para asegurarse de que la acumulación de moco no interfiera con sus funciones de desarrollo.

Qué hace si te duele

Si experimentas dolor con la acumulación de líquido, puedes colocar un paño tibio en el área afectada para minimizar el malestar. Los analgésicos de venta libre, como el paracetamol y el ibuprofeno, también pueden reducir las molestias.

Es importante que NUNCA intentes drenar el moco de tus oídos por tu cuenta... Esto podría aumentar el riesgo de complicaciones auditivas. Si tú o tus hijos tenéis acumulación de moco en los oídos, solo un médico será el encargado de poder drenarlo y que puedas tener una audición normal y menos riesgos de infecciones a causa del moco.

El moco en el oído también se conoce como tapón de mocoEl moco en el oído también se conoce como tapón de moco

Cómo saber que tienes moco en el oído

El moco en el oído también se conoce como tapón de moco. Los síntomas que puedes experimentar son:

  • Mareos
  • Vértigos
  • Náuseas
  • Pérdida de audición
  • Sensación de plenitud en el oído
  • Acúfenos (oír zumbidos o pitidos)
  • Dolor en el oído
  • Superación a través de las orejas
  • Inestabilidad
  • Picores

No uses los bastoncillos

No introduzcas nada en el conducto porque podría dañar la piel y el conducto del tímpano. Por eso, evita el uso de los bastoncillos de algodón. No son recomendables tampoco las soluciones salinas si no te lo deriva el médico porque podrán ocasionar ciertas patologías e incluso, causas otitis o infecciones. Lo ideal es seguir las instrucciones de tu médico.

Artículos recomendados