Menú
Niños celíacos y Navidad, ¡ellos también pueden disfrutar!

CELIAQUÍA

Niños celíacos y Navidad, ¡ellos también pueden disfrutar!

Que los niños sean celíacos no debe impedir que ellos también puedan disfrutar la Navidad, ¡la magia es para todos!

Antonia Torres Gutiérrez

Muchos de los dulces que se toman tradicionalmente en Navidad contienen gluten, de la misma forma que la mayoría de los platos que se suelen servir en los eventos especiales de estas fechas. Para todos los celíacos, puede ser difícil sobrellevar esta situación, cuando todo el mundo a tu alrededor toma turrones, canapés y demás.

Pero para un niño, no poder tomar nada de lo que toman el resto de personas, puede hacer que se sienta aún peor por su enfermedad. Algo que quizá durante el resto del año sea más llevadero, pero que cuando llegan estas ocasiones especiales, se hace más duro de comprender.

Afortunadamente, hoy en día es posible encontrar muchos productos para celíacos en muchos supermercados y comercios. Además, la globalización a través de las nuevas tecnologías permiten que personas de todo el mundo, compartan sus experiencias también con sus enfermedades. Y de esta manera, es posible encontrar cientos de recetas deliciosas adecuadas para celíacos.

Sólo tienes que planear un menú diferente y adecuado para todos, así, los pequeños que tengan intolerancia al gluten, podrán disfrutar de todos los placeres culinarios de la Navidad.

Muchos de los dulces que se toman tradicionalmente en Navidad contienen glutenMuchos de los dulces que se toman tradicionalmente en Navidad contienen gluten

Consejos para elaborar un menú de Navidad para celíacos

Si tienes un hijo celíaco, quizá lo más conveniente es que tú te encargues de preparar la comida de Navidad. De esta manera, podrás preparar todos los platos de forma que tu hijo pueda tomar de todo sin miedo. En caso de que la comida se celebre en casa de algún familiar, deberás asegurarte de que la persona encargada de preparar la comida extreme las precauciones.

El problema es que muchos de los entrantes, platos y dulces navideños, llevan gluten entre sus componentes. Por lo tanto, todo lo que adquieras en el supermercado tiene que ser supervisado con atención.

Los entrantes

En muchas casas se suelen servir entrantes y canapés, la mayoría de ellos preparados sobre una base hecha con harina. Además, embutidos como el jamón cocido, el paté o las salchichas pueden llevar aditivos con gluten. Por lo que debes leer bien las etiquetas de los envases para evitarlos.

En lugar de servir canapés en hojaldre, empanados o en pan blanco, innova y prepara otro tipo de entrantes. Siempre puedes hacer tú misma el pan en casa, estará mucho más bueno y podrás hacerlo sin gluten, así será adecuado para los celíacos.

Como alternativa, puedes preparar entrantes a base de marisco como:

  • Brochetas de langostinos y tomates cherry
  • Rollitos de salmón ahumado y huevo hilado
  • Brochetas de jamón ibérico y melón
  • Milhojas de verduras

Los primeros platos

En cuanto a los primeros platos, debes tener cuidado porque en muchos productos se utiliza la harina como espesante, como la mayonesa industrial o la mayoría de las salsas.

Si quieres servir ensaladas o cocktail de marisco, es preferible que prepares tú misma la mayonesa o la salsa casera, es fácil de preparar y estará mucho más rica. En cuanto a los posibles complementos para la ensalada, como tropezones de pan tostado, puedes servirlos por si tus invitados los quieren tomar, pero asegúrate de servirlos en recipientes aparte, así cada uno se podrá poner lo que quiera y el niño celíaco no correrá riesgos.

Los segundos platos

En cuanto a los segundos platos o el plato estrella, el problema puede estar en la preparación de la salsa. La mayoría de las salsas que acompañan los guisos y asados, se espesan con la ayuda de harinas. Si cocinas en casa, puedes utilizar otros espesantes como la patata o la harina de maíz.

La mejor solución, es cocinar en casa todos los dulcesLa mejor solución, es cocinar en casa todos los dulces

Los postres y dulces navideños

El principal problema y muy especialmente cuando se trata de niños celíacos, llega con el postre y los dulces. Muchos de ellos están preparados a base de harina de trigo, incluso, muchos de los turrones y dulces de Navidad, a pesar de ser a base de almendras, pueden llevar trazas de trigo.

Por lo que la mejor solución, es cocinar en casa todos los dulces. Además de innovar en la cocina y disfrutar con la preparación, podrás introducir postres y dulces diferentes. Aunque si quieres servir dulces tradicionales, solo tienes que seguir la receta de forma tradicional y añadir un poco de creatividad.

Una gran solución es, preparar los postres a base de frutas. De esta forma, además de evitar el gluten para el niño celíaco, estarás reduciendo las calorías y de esta forma contrarrestando de alguna manera las grasas de más. Sobre todo, porque lo habitual es que en las comidas de Navidad se coma más de la cuenta.

Y si no quieres pasar demasiado tiempo en la cocina preparando dulces caseros, siempre puedes recurrir a las tiendas especializadas y buscar productos adecuados. Afortunadamente, cada vez más empresas se dedican a fabricar productos adecuados para todos y hoy en día es posible encontrar una gran variedad de turrones y productos aptos para celíacos.

Consejos y precauciones extra

Es muy probable que no puedas organizar todos los eventos en tu propia casa, ya que son varias celebraciones y lo normal es pasar por varias casas. Por lo tanto, si tienes un niño celíaco deberás tener en cuenta algunos consejos:

  • El primero en servirse es el celíaco, de esta forma podrás elegir para él los alimentos adecuados. Prepara un plato individual con aquellos entrantes que estén libres de gluten, así el niño podrá comer con seguridad.
  • Encárgate de avisar al cocinero, para que evite utilizar harina de trigo para espesar las salsas, ya que una vez cocinado es lo más difícil de diferenciar.
  • Cuidado con el pan, seguramente circulará por la mesa pero es muy importante que no caigan migas en el plato del niño celíaco. Para que no exista peligro, encárgate de llevar pan sin gluten para todo el mundo.
  • Encárgate de los postres, prepara en casa un postre ligero y original para todo el mundo. Después de una cena copiosa, no hay nada como un fresco sorbete de frutas. Además, los mayores podréis añadir un toque de cava y tendréis un refresco delicioso y muy festivo.
  • Habla con tu familia sobre la situación, así todos serán conscientes de lo difícil que es para una persona celíaca, controlarse y no tomar la misma comida que comen todos. Seguro que se solidarizarán sin problemas y la mesa será adecuada para que el pequeño pueda disfrutar de los manjares de la Navidad.

Artículos recomendados