Menú
Cómo evitar el estrés en Navidad

NAVIDAD

Cómo evitar el estrés en Navidad

Durante las fiestas navideñas, el estrés y la ansiedad pueden hacer acto de presencia con demasiada facilidad.

Antonia Torres Gutiérrez

Para los niños, la Navidad es sinónimo de vacaciones, fiestas en familia y regalos, y realmente los pequeños son quienes hacen de estas fechas algo especial. Sin embargo, para la mayoría de los adultos, la Navidad supone un periodo de estrés a costa de los gastos, de los malabares para la conciliación familiar y demás.

La temporada navideña está cargada de compromisos sociales entre otras cuestiones, que son clave para que los niveles de estrés en las personas adultas, aumenten peligrosamente. Por ello, es importante tomarse un tiempo para la planificación.

De esta forma, podrás manejar de un modo más efectivo todas estas situaciones eventuales y disfrutar de la Navidad, de una forma saludable y sin estrés.

Cuáles son las causas del estrés en Navidad

Existen muchos factores por los cuales aumentan los episodios de estrés. El motivo principal, es el problema para la conciliación familiar durante las vacaciones de Navidad. Pero además, esta temporada está cargada de situaciones que pueden elevar los niveles de estrés fácilmente:

La temporada navideña está cargada de compromisos sociales La temporada navideña está cargada de compromisos sociales

  • El gasto extra: Durante las navidades, el gasto medio de las familias supera con creces el presupuesto diario. La falta de planificación, es la causante de que en muchos casos se gaste de más en regalos y en productos que realmente no son necesarios
  • .

  • Los eventos sociales: Las cenas familiares en Navidad, aumentan el riesgo de padecer de estrés y ansiedad. Ya sea porque recibas invitados en casa y tengas que encargarte de la preparación de la cena, o porque tengas que ponerte de acuerdo con el resto de la familia para pasar las fiestas juntos. Además de las posibles tensiones que naturalmente, existen en muchas familias.
  • Las compras: Además del gasto extra, la búsqueda de los regalos de Navidad supone una inversión de tiempo que en muchos casos, produce un estado de estrés importante. Los centros comerciales y comercios están repletos de gente durante esta época, algo que complica mucho la búsqueda del regalo ideal y que en muchas situaciones, te lleva a comprar cosas que no quieres solo por terminar con ello y volver a casa.

Síntomas que produce el estrés en Navidad

Los estados de estrés pueden afectar de muchas maneras a la salud en general, algunos de los síntomas más comunes son:

  • Problemas para dormir
  • Dolor de cabeza frecuente
  • Trastornos estomacales
  • Dolor muscular y fatiga
  • Irritabilidad, impaciencia y falta de objetividad
  • Pensamientos negativos que llevan al aislamiento
  • Ansiedad

El estrés y todos los síntomas asociados a este estado, suponen un factor de riesgo muy alto de sufrir accidentes cardiovasculares. Evitar este estado, es fundamental para no poner en riesgo tu salud.

Cómo evitar el estrés durante la temporada de Navidad

Una de los factores que causan mayor estado de ansiedad, es la falta de organización. Dejar para última hora las compras o la elección del regalo deseado, causan el nerviosismo previo al estado de estrés. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para que disfrutes de unas felices navidades:

Planifica y organiza las compras navideñas desde YA

Prepara diferentes listas, en las que puedas anotar las cosas que tienes que hacer. Por una parte, crea una lista con los nombres de las personas a quienes vas a hacer regalos por Navidad. Ve anotando al lado las ideas que vayan surgiendo, inspiración o los posibles detalles perfectos para cada persona.

Demasiados eventos pueden causar un efecto negativo en tu economíaDemasiados eventos pueden causar un efecto negativo en tu economía

Esta lista debe estar preparada lo antes posible, así tendrás tiempo de salir a comprar los regalos con tiempo y no sufrirás el estrés de las compras de última hora.

Si organizas alguna de las cenas o comidas señaladas en casa esta Navidad, planifica el menú con antelación. Busca inspiración para preparar platos especiales pero saludables, la Navidad no tiene por qué ser sinónimo de exceso. Una vez listo el menú, compra todos aquellos productos que se puedan conservar en el congelador o que no necesites frescos. Además de evitar las largas colas, evitarás el aumento de precio de última hora.

Prioriza y aprende a decir que NO

Además de las cenas y comidas en los días señalados, es posible que recibas muchas invitaciones para acudir a otros eventos sociales. Este es otro motivo de estrés importante, para evitarlo, debes priorizar y aprender a declinar algunas invitaciones.

Demasiados eventos pueden causar un efecto negativo en tu economía, en tu estado de ansiedad y por lo tanto, en tu salud.

Reduce las expectativas

Las altas expectativas llevan en muchos casos a la decepción, si no puedes llegar a todo o no puedes cumplir con todos los compromisos. Por ello, es recomendable que te enfrentes a estas fechas de una forma positiva y abierta a los posibles cambios.

No abandones los hábitos saludables

Durante estas fechas, las reuniones y eventos sociales giran en torno a una mesa. Por lo que es muy común comer de más, tomar dulces y productos que no se toman habitualmente y todo ello regado con bebidas alcohólicas. Es fundamental que mantengas el control, para no sufrir después las consecuencias.

Además, no debes olvidar realizar ejercicio físico para reducir el impacto de los posibles excesos. Aunque cuentes con menos tiempo durante estas fechas, procura salir a caminar al menos 1 hora cada día o siempre que sea posible. También puedes realizar ejercicio en casa, con unas sencillas tablas de ejercicios adecuadas para cada caso, puedes dedicar cada día unos minutos a cuidar de tu salud.

Crea un presupuesto ajustado a tus posibilidades

Estas fechas están llenas de altas expectativas en cuanto a eventos, regalos, compras, celebraciones etc. Todo ello supone un gasto económico importante, algo que en muchos casos cuesta superar. Para evitarlo, prepara un presupuesto y divídelo de un modo justo.

De esta forma evitarás hacer gastos extra y gastar más dinero del que puedas asumir. La Navidad no debe ser sinónimo de exceso, de consumismo y descontrol, estas son fechas para compartir en familia independientemente de lo que se sirva en la mesa.

Si a pesar de todos estos consejos no consigues reducir el estrés, procura minimizar los efectos realizando ejercicios de respiración o practicando la meditación. De esta forma, podrás mejorar tu estado de ansiedad sin poner en grave riesgo tu salud. Guarda tiempo para ti, para salir a pasear sin más y disfrutar de la belleza de la Navidad en las calles de tu ciudad.

Artículos recomendados