Menú
Cómo hacer frente a una crisis por estrés o trauma

ESTRÉS

Cómo hacer frente a una crisis por estrés o trauma

Si estás pasando por una crisis por estrés o trauma por algún evento doloroso, no te pierdas estos consejos para hacer frente a estas circunstancias adversas.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Cualquier cambio en la vida de una persona puede acarrear estrés y no todo el mundo sabe llevar esto bien. Es cierto que en ocasiones existen eventos en la vida que son lo suficientemente traumáticos como para propiciar una crisis y los niveles de estrés que se sufren son casi imposibles de controlar.

Estas crisis incluyen ser diagnosticado con una condición de salud grave, lidiar con las consecuencias de un desastre natural o verse afectado personalmente por una tragedia humana, aunque los eventos de menor gravedad también pueden provocar una crisis. ¿Cuáles son algunas formas saludables de hacer frente a una crisis y superarlo? Aquí hay algunas pautas que puedes tener en cuenta.

Claves que te ayudarán

Céntrate en lo que realmente importa

Cuando se trata de consecuencias ante una crisis es necesario que te centres en los recursos. Quizá para ti acabar el día bien ya es todo un logro, por lo que reducir tus responsabilidades para hacer las cosas mejor, puede ser clave para ti. Deja de lado los compromisos que sean innecesarios y céntrate únicamente en lo que necesitas para tener una mejor salud física y emocional.

Si otras personas conocen lo que te ocurra, es posible que se ofrezcan para ayudarteSi otras personas conocen lo que te ocurra, es posible que se ofrezcan para ayudarte

Encuentra apoyo

Si otras personas conocen lo que te ocurra, es posible que se ofrezcan para ayudarte. Deja que las personas que te quieren aligeren tu carga emocional y te ayuden en lo que puedan hacerlo. Puedes devolver este favor más adelante en la vida cuando estés en condiciones de hacerlo y la otra persona también te necesite. Te sentirás mejor si recibes apoyo y otros se sentirán mejor a tu lado si saben que están haciendo algo bueno por ti. Los amigos están para estas cosas.

Reduce tu respuesta al estrés

Cuando estés experimentando una crisis la respuesta de tu cuerpo al estrés puede mantenerse actividad dejándote en un estado de estrés constante y agotador. Puede ser complicado que te relajes en estas circunstancias pero puedes practicar técnicas de respiración o meditación rápida para reducir la intensidad de tus niveles de estrés y revertir la respuesta emocional. Cuando lo hagas te sentirás más resistente en estas situaciones y menos vulnerable.

Entiende tus sentimientos

Aunque sea escribir en tu diario, hablar con tu amigo o un terapeuta, es necesario que pongas palabras a los sentimientos que estás padeciendo. A medida que avanzas en una crisis puedes sentirte tentado de ignorar tus sentimientos para 'sufrir menos', pero en realidad esto solo hará que sufras más. Es necesario procesar tus sentimientos para avanzar en tu estado emocional y sentir mejor.

Para evitar que tus problemas aumenten, tendrás que llevar una dieta saludablePara evitar que tus problemas aumenten, tendrás que llevar una dieta saludable

Tienes que cuidarte

Para evitar que tus problemas aumenten, tendrás que llevar una dieta saludable, dormir bien, hacer ejercicio con regularidad y otras cosas para mejorar tu salud y que tanto tu mente como tu cuerpo estén funcionando al 100%. También es importante que dediques tiempo para realizar actividades que te gustan y que te hacen sentir bien como ver una película, leer o disfrutar del jardín.

Ten paciencia contigo mismo

Si estás pasando por una crisis o trauma no te culpes por sentirte mal. Tus reacciones negativas o tus lágrimas no son una señal de debilidad ni mucho menos. No hay una forma mejor o peor de hacer las cosas, simplemente tendrás que encontrar la manera de manejar las cosas de la forma que mejor vaya contigo. Si bien hay formas más y menos saludables de manejar situaciones problemáticas, debes ser paciente con tus sentimientos y reacciones ante las diversas situaciones. Debes aceptarte a ti mismo y a tus sentimientos para poder avanzar y encontrar las formas de estar mejor.

Si es necesario, busca ayuda

No tienes por qué pasar por esto sin ayuda si realmente la necesitas. Si experimentas pensamientos o sentimientos intrusivos, tienes pesadillas o notas que tu vida no es lo que debería ser durante varias semanas, tendrás que hablar con un profesional que te ayude a equilibrar tus sentimientos.

Artículos recomendados