Menú
Nistagmo: qué es y por qué ocurre

OJOS

Nistagmo: qué es y por qué ocurre

El nistagmo son movimientos oculares involuntarios que hacen imposible que una persona mantenga sus ojos fijos.

Maria del Carmen Roldán Prieto

Nistagmo es el término empleado para describir los movimientos oculares repetitivos e involuntarios que hacen imposible que una persona mantenga sus ojos fijos en un objeto dado.

Hay dos tipos básicos de nistagmo:

  • Nistagmo espasmódico. Los ojos hacen un movimiento muy rápido en una dirección, seguido de un movimiento más lento en la dirección opuesta. Esta afección es más propia de las personas que sufren de problemas en el oído.
  • Nistagmo pendular. los movimientos del ojo son de la misma velocidad en cada dirección.

El nistagmo comienza fundamentalmente en edad infantil. Los niños lo tienen desde una edad muy temprana, normalmente alrededor de los 2 o 3 meses de edad. Los ojos tienden a moverse en forma de balanceo horizontal y se asocia con otras afecciones como el albinismo, la ausencia congénita del iris, tener unos nervios ópticos poco desarrollados o catarata congénita.

Los niños que muestran esta afección entre los 6 meses y los 3 años de edad suelen asentir e inclinar la cabeza mientras que sus ojos se mueven en cualquier dirección. No obstante, este tipo de trastorno tiende a mejorar por sí solo entre los 2 y los 8 años de edad, sin necesidad de un tratamiento.

El nistagmo comienza fundamentalmente en edad infantilEl nistagmo comienza fundamentalmente en edad infantil

Clasificaciones de nistagmo

Existen diferentes tipos de nistagmo:

  • Nistagmo congénito. El nistagmo congénito está presente al nacer. Con esta condición los ojos se mueven de manera pendular al mismo tiempo, aunque esta característica de que los ojos se muevan juntos no es imprescindible.
  • Nistagmo manifiesto. El nistagmo manifiesto es el que está siempre presente.
  • Nistagmo latente. El nistagmo latente tiene lugar solo cuando un ojo está cubierto.
  • Nistagmo manifiesto-latente. El nistagmo manifiesto-latente está presente todo el tiempo, pero empeora cuando se cubre alguno de los ojos.
  • Nistagmo adquirido. El nistagmo adquirido puede ser causado por una enfermedad como la esclerosis múltiple, un tumor cerebral o una neuropatía diabética; un accidente que provoque por ejemplo una lesión en la cabeza; o un problema neurológico como cuando se sufre el efecto secundario de un medicamento, por ejemplo. En casos raros, se sabe que la hiperventilación, una luz intermitente delante de un ojo, la nicotina e incluso las vibraciones causan nistagmo. Algunos tipos de nistagmo adquirido pueden tratarse con medicamentos o cirugías.

Causas del nistagmo

Gran parte de las personas que padecen nistagmo nacen con la enfermedad o la desarrollan durante la primera infancia. Casi siempre es causado por problemas neurológicos, a menos que sea inducido por un accidente o una enfermedad.

Otras causas pueden ser:

  • Un control inadecuado del movimiento ocular debido a una deficiencia en el desarrollo
  • Albinismo
  • Un error refractivo importante, como por ejemplo, la miopía o el astigmatismo
  • Cataratas congénitas
  • Inflamación del oído interno. Las personas con problemas en el oído interno, como las personas afectadas por la enfermedad de Ménière, y que además sufren nistagmo adquirido pueden experimentar vértigos y nauseas.
  • Los medicamentos para tratar la epilepsia también pueden causar nistagmo
  • Enfermedades del sistema nervioso central

Estos movimientos oculares son involuntarios, por tanto, las personas con nistagmo no pueden controlar sus ojos, y estos movimientos empeoran con el cansancio y el estrés.

Esta afección puede ocasionar graves problemas de visión a las personas que lo padecen porque sus ojos no paran de moverse, pudiendo considerarse incluso legalmente ciegas en los casos más extremos.

Las personas que lo padecen también pueden parecer extrañas a simple vista, no sólo para sí mismas sino para las personas a su alrededor porque para enfocar mejor tenderán a ladear la cabeza hacia una posición en que sus ojos no se muevan tanto y puedan enfocar mejor hacia un objeto o persona. Todas estas consecuencias pueden afectar a la autoestima de la persona afectada.

El nistagmo se puede diagnosticar por medio de un examen ocular completoEl nistagmo se puede diagnosticar por medio de un examen ocular completo

Diagnóstico del nistagmo

El nistagmo se puede diagnosticar por medio de un examen ocular completo. Las pruebas de nistagmo ponen especial énfasis en cómo se mueven los ojos. Estas pueden ser:

  • Examinar el historial del paciente para determinar cualquier síntoma que esté experimentando y la presencia de cualquier problema de salud general, medicamentos que tome o factores ambientales que puedan estar contribuyendo a los síntomas.
  • Mediciones de la agudeza visual para evaluar hasta qué punto puede verse afectada la visión.
  • Una refracción ocular para determinar la potencia adecuada de la lente necesaria para compensar cualquier error (miopía, hipermetropía o astigmatismo).
  • Probar la forma en la que los ojos enfocan, se mueven y trabajan juntos. Para obtener una imagen clara de lo que se está viendo los ojos deben cambiar efectivamente el enfoque, moverse y trabajar al unísono. Esta prueba buscará problemas que afecten el control de los movimientos oculares o si existe alguna dificultad en el uso de ambos ojos juntos.

Debido a que el nistagmo es frecuentemente el resultado de otros problemas de salud subyacentes, el optometrista puede remitirte a tu médico de cabecera u otro especialista para que te realice más pruebas.

Utilizando la información obtenida de las pruebas, tu optometrista puede determinar si tiene nistagmo y aconsejarte sobre las opciones de tratamiento.

Tratamiento para el nistagmo

A pesar de que las gafas y las lentes de contacto no corrigen el nistagmo en sí mismo, sí que pueden mejorar la visión. El uso de libros con letras grandes, dispositivos de aumento y mayor iluminación también puede ser útiles.

Como hemos visto, algunos tipos de nistagmo mejoran durante la infancia sin necesidad de un tratamiento. En raras ocasiones, la cirugía se realiza para cambiar la posición de los músculos que mueven los ojos. Si bien esta cirugía no cura el nistagmo, puede hacer que el paciente evite girar la cabeza para tener una mejor visión.

Si otro problema de salud está causando el nistagmo, tu optometrista trabajará con su médico de cabecera u otros especialistas médicos para tratar esa causa subyacente.

Artículos recomendados