Menú
No procrastines tu descanso

DESCANSO

No procrastines tu descanso

Si eres de las personas que procrastina el descanso tanto de día como de noche, ¡podría ser malo para tu salud! Por eso, ¡aprende a descansar cuando lo necesitas!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Necesitas descansar y más cuando trabajas duro cada día. Al final del día intenta no realizar actividades que sean demasiado complicadas para ti porque el tiempo de descanso se debe priorizar ante cualquier otra cosa. Planea trabajar duro y luego tomar un descanso. Programe descansos en esfuerzos grandes, y luego permítete disfrutar esos descansos.

Te puede doler la espalda

¿Por qué es esto importante para el dolor de espalda baja? El dolor de espalda es a menudo el resultado de los músculos con exceso de trabajo. Si has tenido una lesión en el pasado o si estás tratando de recuperarte y evitar el dolor crónico de espalda, tendrás que dejar que tus músculos tomen un descanso.

Si tu mente está preparada para terminar una tarea pero encuentras que tu cuerpo no está dispuesto, los tiempos de descanso planificados pueden ayudarte a sentirte como si todavía estuvieras en la tarea... Pero tus músculos agradecerán que les des un respiro.

Lo ideal es dividir proyectos más grandes en días separados para no hacerlo todo de golpe. Consigue la ayuda de un familiar o un vecino que te permita obtener una ayuda extra en lo que necesites. De esta manera evitarás llegar a la noche con demasiado dolor y poder descansar aún mejor en tus horas nocturnas.

Es necesario que seas consciente de cómo evitar el dolor en tu cuerpo antes de que ocurra, porque de esta manera podrás tener un mejor descanso por la noche. La mejor manera de evitar un dolor excesivo en tu espalda o en cualquier otra parte de tu cuerpo es, realizando descansos continuados en momentos de esfuerzo físico.

Necesitas descansar y más cuando trabajas duro cada díaNecesitas descansar y más cuando trabajas duro cada día

Equilibrio entre tu cuerpo y mente para un mejor descanso

Reconoce el trabajo que hace tu cuerpo o tu espalda para equilibrar el esfuerzo que realizas con el resto de tus músculos. Trata de quitar estrés a tu espalda baja o a la zona que sobrecargas tratando a tu. Cuerpo como una entidad completa. Esto no significa que solo tengas que hacer pesas o ejercicio físico, simplemente que te centres en tu cuerpo y en su curación para potenciar así el buen descanso.

Simplemente, tu cuerpo se curará a sí mismo más eficientemente si se le permite funcionar como una unidad. Cuando descansas, es hora de permitir que tu cuerpo se relaje y se rejuvenezca desde el interior, hasta las extremidades. Sí, con el tiempo, trabajar en los músculos centrales puede ayudar con el dolor de espalda baja. Pensar en los procedimientos de entrenamiento intenso mientras siente dolor puede no ser tan deseable... ni tampoco tan saludable.

Cuando descansas, es hora de permitir que tu cuerpo se relajeCuando descansas, es hora de permitir que tu cuerpo se relaje

En lugar de esto, escoge algunos estiramientos o posturas de yoga que puedan ayudar a tu cuerpo a relajarse y funcionar de manera más eficiente. Elige posiciones que te traigan alegría y que no te causen dolor. Es posible que te sientas un poco incómodo si no has probado las técnicas de estiramiento para el dolor de espalda baja o para el control de alguna zona específica., ¡pero las recompensas son increíbles una vez que lo dominas!

Además, fijarte en el dolor que te molesta no te ayudará a descansar ni a curarte. Encuentra actividades que te ayuden a separar el dolor que experimentaste durante el día en tu rutina de sueño. Por la noche, es mejor que descanses la mente y disfrutes de un buen libro, también puedes salir a caminar bajo la luz de la luz o aprovechar la tarde para jugar con tus hijos.

También es importante que encuentres cosas que te hagan sentirte bien y que te hagan reír. De esta manera tu mente se sentirá más aliviada y por tanto podrás descansar de una forma mucho más rápida cuando te vayas a dormir por la noche. Despeja tu mente de cualquier cosa que pueda quitarte la felicidad de tu corazón... así, no procrastinarás demasiado tu descanso.

Artículos recomendados