Menú
El peligro de las grasas trans para la salud

GRASAS

El peligro de las grasas trans para la salud

Las grasas trans se encuentran en multitud de alimentos que se consumen a diario por millones de personas.

Sergio Gallego Uvero

Las grasas trans se encuentran en multitud de alimentos que se consumen a diario por millones de personas en todo el mundo. A pesar de lo que señala la Organización Mundial de la Salud de que este tipo de grasas son realmente dañinas y perjudiciales para la salud, son consumidas por gran parte de la población mundial. Por desgracia a día de hoy una gran parte de la sociedad mundial consume productos ricos en grasas trans. Acto seguido te indicamos el peligro que tienen las grasas trans para el organismo y el por qué es importante evitar su consumo.

La OMS aconseja el dejar definitivamente el consumo de tales grasas transLa OMS aconseja el dejar definitivamente el consumo de tales grasas trans

El peligro de las grasas, ¿qué tienes que saber?

Los datos no mienten y por desgracia indican que dichas grasas ponen en peligro la salud de 5.000 millones de personas en todo el mundo causando medio millón de muertes todo el año. La OMS aconseja el dejar definitivamente el consumo de tales grasas trans y optar por una dieta saludable y equilibrada.

Las grasas trans artificiales se crean a partir de hidrogenar aceites vegetales y están presentes en productos como la bollería industrial, procesados, ultracongelados, precocinados o patatas fritas de bolsa. Como puedes ver se trata de alimentos consumidos a diario por millones de personas y que son bastante perjudiciales para el organismo. Las grasas trans ayudan a mejorar el sabor de los alimentos haciendo que sea muy apetecible su consumo. Aparte de ello las mismas también ayudan a que los productos aguanten mucho más tiempo y no caduquen antes como si ocurre con los alimentos naturales. El problema de ello es que suelen ser bastante dañinas para la salud cardiovascular de la persona poniendo en peligro su vida.

Está demostrado que las grasas trans provocan un considerable aumento de los niveles de colesterol en la sangre con las consecuencias que ello acarrea para la salud. Aparte de ello también suelen provocar el aumento de los niveles de triglicéridos en la sangre favoreciendo problemas de salud tan graves como la diabetes como la arterioesclerosis. La OMS aconseja por tanto el limitar el consumo de dichas grasas a sólo unos dos gramos al día. Todo lo que sea pasarse de tal cifra, dañaría al organismo con las consecuencias que tendría para la salud. Sea como fuere los expertos en nutrición recomiendan el no tomar productos que contengan grasas trans y optar por alimentos mucho más saludables para el organismo.

La OMS aconseja por tanto el limitar el consumo de dichas grasas a sólo unos dos gramos al díaLa OMS aconseja por tanto el limitar el consumo de dichas grasas a sólo unos dos gramos al día

La eliminación de las grasas trans

Ante lo perjudicial que supone para la salud el consumo de grasas trans, la Unión Europea ha decidido el eliminar las grasas trans de la producción para el año 2021 y optar por otro tipo de grasas menos perjudiciales para la salud. Por suerte ello va a provocar que la gente pueda optar por una serie de productos y alimentos que sean mucho más sanos y evitar de esta manera futuros problemas de salud como los comentados más arriba. El problema de dicha eliminación es que sólo los países desarrollados son los que cuentan con recursos suficientes para poder eliminar dichas grasas en la elaboración de ciertos productos. Por el contrario los países menos desarrollados no cuentan con los recursos necesarios para eliminar tales grasas de la cadena alimentaria.

Recuerda por tanto el consumir tales grasas y optar por alimentos mucho más sanos. Sobre todo es importante que tales grasas desaparezcan de la dieta diaria de los niños ya que a la larga son los más perjudicados. Por desgracia a día de hoy son muchos los niños los que se atiborran de tales productos sin que sus padres presten atención a los posibles daños para la salud que pueden acarrear el consumo de tales grasas.

Artículos recomendados