Menú
Cómo saber que estás teniendo problemas con el control de la ira

IRA

Cómo saber que estás teniendo problemas con el control de la ira

Si no controlas bien tus impulsos de ira, podrías acabar teniendo serios problemas de salud mental...

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Tener problemas del control de la ira puede hacer que una persona acabe teniendo problemas de salud mental, pero también problemas de salud física (palpitaciones, estrés, dolores estomacales, dolor de cabeza, etc.) Ya sea que cause conflictos interpersonales, problemas matrimoniales y familiares, arrebatos en el trabajo o actividades criminales y encarcelamientos, la ira es una emoción muy poderosa que puede salirse de control fácilmente. 

Ser capaz de identificar las señales de problemas de manejo de la ira en otra persona puede ayudarte a determinar cuánto le gustaría invertir en una relación con esta persona. Ver esas mismas señales en ti mismo es el primer paso para poder aprender a controlar tu ira.  

La ira desproporcionada es más que el mal humor ocasional o la despreocupación de una personaLa ira desproporcionada es más que el mal humor ocasional o la despreocupación de una persona

Ira desproporcionada

Una señal de problemas de manejo de la ira es cuando las personas reaccionan ante ciertas circunstancias con mucha más ira que la mayoría de las personas en situaciones similares. Por ejemplo, una persona que lanza una rabieta adulta y salvaje después de no poder encontrar su cereal favorito en la tienda puede sufrir problemas de manejo de la ira considerables. 

La ira desproporcionada es más que el mal humor ocasional o la despreocupación de una persona, la ira es un arrebato emocional e intenso que puede causar serios problemas sociales. Es necesario que si tienes ira desproporcionada te des cuenta cuándo comienza, porque solo siendo consciente de ella podrás aprender a controlarla cuando notes que de repente, comienza a descontrolarse casi sin que te des cuenta.

Ira intensa relacionada con la memoria

Enfadarse mucho por las cosas que pasan e incidentes pasados o las personas que ya quedaron en tu pasado puede ser una señal de que tienes dificultades en el manejo de la ira. El hecho de que los eventos del pasado de alguien puedan seguir teniendo un fuerte control sobre él demuestra que a la persona le está resultando extremadamente difícil dejar de lado su ira, lo que puede significar que la persona tiene problemas más profundos de manejo de la ira...

En este sentido, si las cosas del pasado y lo que recuerdas te causa un mal humor que desencadena en ira, entonces lo mejor será que acudas a un profesional para comentarle qué te ocurre y que a través de la terapia, puedas gestionar mejor esos sentimientos que tienes.

Ira sin causa

Si a menudo te sientes enfadado sin tener una razón aparente y la ira sale porque sí, de la nada... también puede ser una señal de que tienes problemas con el manejo de la ira. La ira saludable, después de todo, es una respuesta natural a una situación molesta o irritante que ocurre en tu vida. Pero para que la ira sea saludable, no debes permitir que se apodere de ti o de tus acciones, simplemente debes identificarla, saber por qué aparece y cambiar aquello que te ha hecho sentir de esa manera para sentirte mejor.

La ira saludable es una respuesta natural a una situación molesta o irritante que ocurre en tu vidaLa ira saludable es una respuesta natural a una situación molesta o irritante que ocurre en tu vida

Interacciones vigilantes con los demás

Si observas que las personas a menudo son cautelosas y vigilantes cuando interactúan contigo, esto podría ser una señal de advertencia de que tienes problemas de manejo de la ira... las demás personas son las que te lo hacen ver en el caso de que no te hayas dado cuenta antes.

Otras personas podrían estar tratando de no enfadarte haciendo todos los esfuerzos posibles para no provocarte o confrontarte. Tener personas que intentan evitar o interrumpir el contacto contigo puede ser otra señal de que tienes problemas con el manejo de la ira y hacer que las personas se sientan intimidadas por ti.

Ser confrontado por otros

Si otras personas realmente te han dicho que tienes problemas para manejar bien tu enfado, es una señal de advertencia muy clara de que tienes dificultades para manejar el enfado y que deberías recibir ayuda. En particular, si varias personas te hacen los mismos comentarios, es una buena idea buscar la ayuda de un terapeuta o psicólogo para obtener ayuda con el manejo de la ira.

Artículos recomendados